martes, 8 de noviembre de 2011

LA PLAYA: EN UN ENIGMA SIN UNA SALIDA INMEDIATA- POR JULIO H. CARABAJAL


La Playa es un tema pendiente de la sociedad geselina que se olvida que nada tiene sentido en la ciudad si ese trozo de arena se degrada por malas decisiones.


La Playa es la caja registradora de la ciudad. Los turistas llegan a Villa Gesell a disfrutar del sol, el bosque y la playa. Estos tres atractivos son fundamentales para atraer visitantes. Si alguno de ellos se degrada hasta el punto de dejar de existir ni el comercio, ni los espectáculos, ni las excursiones, ni los inmuebles, ni la misma gente de Villa Gesell podrá remplazarlos. 
Sin una playa amplia, sana y libre los turistas elegirán otros destinos turísticos y allí ni la hamburguesa, ni las rabas, ni los juegos electrónicos y todo aquello que adorna la ciudad será inútil sin esa pequeña y degradada fracción de arena que resiste el embate de los inversores inmobiliarios y las malas decisiones de la administración Ernetista.
En este mes de noviembre que recién comienza la playa tiene 26 balnearios de madera construidos bajo la gracia de la ordenanza 2050/06, otros 29 deberán construirse a ritmo acelerado, si la justicia lo permite, y comenzar a funcionar en menos de treinta días. Allí se “amontonan” construcciones de hormigón armado, otras de madera y aquellos que combinan ambos materiales. Es una imagen distinta a la que pregonó con firmeza el secretario de Planeamiento, Luis Castellani hace unos años, no muchos, atrás.

Estas concesiones tienen 2,50 metros de alto desde el nivel de la playa hasta la base del balneario y en algunos casos se elevan unos metros más. Este modelo genera polémicas con los propietarios frentistas que observan, con reserva, como se devalúan sus propiedades frente al mar cuando esa hermosa vista desaparece frente a un balneario de hormigón o madera. Asimismo, en algunos sectores la distancia entre dos balnearios es irrisoria ya que deben eliminar los débiles medanos que se formaron en estos últimos años, baños públicos de otros balnearios y delimitar milimétricamente los espacios para armar los patios de carpas.

La justicia

Si bien el oficialismo se encargó todo este año de declamar la transparencia del proceso de licitación de estas concesiones, la justicia paralizó la construcción del Paseo 123 y playa, generó incertidumbre en otros inversores que decidieron paralizar sus obras. La reunión del intendente con concesionarios, realizada, hace unos dos meses en el hotel Intersur, “blanqueo” una situación poco transparente. “Cambien a madera para evitar la justicia” escucharon los noveles concesionarios.
El 13 de julio el ciudadano Héctor Aranda interpuso una demanda de amparo para paralizar la obra del Paseo 123 y Playa que tuvo una respuesta positiva del magistrado en lo Contencioso – Administrativo,  Marcelino Escobar.    
Una semana antes de las elecciones el asesor letrado de la Municipalidad, el abogado Atilio Roncoroni, hizo público que el demandante del balneario del Paseo 123, Héctor Aranda, había desistido de la demanda y la retiraba. Añadió también que el sujeto había cobrado dinero de dos partidos políticos para presentar la demanda. La declaración dejaba abierta una sospecha: si Aranda había cobrado para demandar,  podía cobrar para retirarla. Después de todo es humano y tiene necesidades.
En todo este tiempo el Fiscal de Estado de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo  Szelagowski, quien solicitó intervenir en la causa, que lleva el número 7152, como tercero voluntario. El fiscal adhirió a las presentaciones efectuadas en contra de las construcciones con hormigón en playa, solicitó que se mantengan las medidas cautelares que se dicten respecto a este  tipo de construcciones y agregó un pedido para que se tome especial consideración de las nuevas resoluciones del Autoridad del Agua respecto al “Área de Deslinde”- Resolución 405 de la Autoridad del Agua -.

El juez respondió que Aranda debe hacer su presentación con un letrado ya que el escrito, que solicita levantar la medida cautelar fue presentada por la misma Municipalidad. Esto fue interpretado por el juez como un yerro.  El 1° de Noviembre el magistrado se expidió con una resolución que añade mas incertidumbre al transparente conflicto al suspender el plazo para contestar demanda, hasta el momento en que se resuelva la situación del Sr. Aranda y la presentación efectuada por el Fiscal de Estado de la Provincia de Buenos Aires (arts. 34 y 36 del CPCC).-
Finalmente la Asamblea Ciudadana Villa Gesell “En Defensa del Medano Costero” radicó una demanda de protección ambiental ante el mismo magistrado por la que solicita una medida cautelar para la inmediata suspensión de toda construcción de nuevos balnearios por la inconstitucionalidad de las Ordenanzas 2346/11 y 2347/11 entre otras causas, correspondientes a las nuevas licitaciones de balnearios en la playa de Villa Gesell y la nulidad de todo lo actuado.
El magistrado emitió un dictamen por el cual solicita mayor información a la Municipalidad. La misma se refiere al Estudio de Impacto Ambiental realizado por la empresa Ambiente y Territorio S.A., contratada por la Municipalidad y las correspondientes aprobaciones de obra, dadas a los ganadores de licitaciones de balnearios. También se presento espontáneamente en el expediente iniciado por la asamblea “Girgenti, Orlando y Otros”, como terceros interesados, solicitando la competencia de el juez Federico Arias de la ciudad de la Plata.
De manera tal que la judicialización de la playa,  iniciada en el 2006 por el concejal electo Fernando Acebal, hoy es un método empleado por la comunidad para evitar los atropellos y la insensibilidad ambiental sobre nuestras playas. El conflicto en la playa seguirá más allá del resultado electoral porque la justicia no tiene ideología partidaria, a veces falla a favor o en contra, debería ser imparcial,  pero esto nunca se sabe antes de conocer la resolución del Juez.             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...