domingo, 15 de enero de 2012

GOBERNADORES,¿VÍCTIMAS O CÓMPLICES?



Cristina Fernández y sus ministros con los gobernadores oficialistas
 Un interesante análisis sobre la "asfixia financiera y económica de las Provincias" que fue "paliado con obsecuencia y alineación".
La Nación concentra hoy el 76 % de los impuestos recibiendo el conjunto de las Provincias y Municipios el 24% restante.
Durante el gobierno de Alfonsín la Nación se apropiaba del 45% de los recursos impositivos. Este porcentaje escaló al 55% en el menemismo y llegó a un impúdico 76% en la actualidad.
Las provincias vieron disminuido el porcentaje en simétrica proporción, pasando de manejar el 55% de los recursos al 24% actual.
Esta concentración unitaria es escandalosa. De cada 10 pesos que un ciudadano abona en concepto de impuestos en Quitilipi, Junín o Sunchales $ 7,6 los recibe y administra el Gobierno Nacional y $ 2,4 quedan para ser repartidos entre todas las Provincias y Municipios.
Lo doloroso de la historia es que lo expresado no ocurrió con la heroica resistencia de Gobernadores, Intendentes y legisladores provinciales, sino con la complacencia de una notable mayoría. Los mismos en general, apoyaron o votaron facultades extraordinarias, aplaudieron superpoderes, prorrogaron leyes de emergencia económica, toleraron retenciones ó, en el mejor de los casos, guardaron una vergonzosa y secuaz mudez sobre la cuestión.
La asfixia financiera y económica de las Provincias cuyos déficits pasaron a ser la disimulada contracara del superávit que festejaba el oficialismo kirchnerista en la Nación, fue paliado con obsecuencia y alineación; lo que permitió –al gobernador sumiso - recibir la bendición oficial mediante partidas extras en una alianza de vasallaje feudal incompatible con una República.
“Aquí también la Nación crece” indican centenares de carteles a lo largo del país, revelando que allí se está premiando a un Gobernador o Intendente dócil que ha elegido el ancho camino de la indignidad, haciendo la vista gorda a la opresión impositiva del gobierno central sobre sus comprovincianos, por una “dádiva”, en lugar de exhibir orgulloso obras provinciales con recursos propios (los mismos que son transferidos diariamente a la Nación en montos que superan largamente lo que vuelve esporádicamente en obras y muchas veces solo en carteles y propaganda oficial).
Estos Gobernadores, Intendentes y Legisladores, partícipes necesarios de la depredación de las riquezas provinciales, renunciaron alegremente al principio pétreo fundamental de nuestra organización federal de gobierno según la cual las Provincias preceden a la Nación y “conservan todo el poder que no hayan delegado” según reza en su artículo 121 de la misma Constitución que juraron cumplir y hacer cumplir.
Prefirieron ser coautores agraciados en el saqueo de sus propios territorios y no heroicos y arriesgados adalides de una causa (la autonomía federal de sus Provincias) cuyos sacrificios se antojan muchos y cuyos premios parecen inciertos.
Hoy agregan a su cobardía una cuota extra de servilismo e indecencia. En vez de reclamar a la Nación lo que les corresponde a sus distritos por legítimo y constitucional derecho, eligen colaborar con el modelo unitario exprimiendo aún más a sus pueblos.
Santa Cruz es sólo una pequeña muestra.
Santa Fe arranca 2012 con un déficit “inédito” tratándose de la única Provincia que enfrentó la crisis del 2002 con superávit y sin emitir patacones. Lo mismo pasa en Buenos Aires y Córdoba. De la Sota anuncia

FUENTE: URGENTE24 
Dr. Gabriel Vénica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...