viernes, 13 de enero de 2012

LAS INDUSTRIAS DE LA MUERTE: "EL CLAVO QUE SOBRESALE DEL RESTO ES EL PRIMERO EN SER GOLPEADO"

                 
Hemos desarrollado mentes perezosas para exigir la verdad o buscarla. Lamentablemente la característica de esta generación es que se acepta todo sin pensar demasiado. No se cuestiona ni se objeta. Muchas de las preguntas liberadoras que nos podríamos hacer son: por que lo hacemos de esta manera? Por que creemos en esto o aquello? Quien dice? ¿Para que y con que fin?.
Uno de los derechos más básicos que tenemos las personas es el de poder tomar decisiones individuales sobre nuestra alimentación y salud, pero por sobre todas las cosas; el derecho a gozar de una vida sana y digna.¿Que es lo que hace que no objetemos El SISTEMA?. Un sistema que como vemos no solo no cura sino que envenena y enferma. Un sistema que trabaja con animales realizando horrorosos experimentos con modelos de investigación que no han sido probados sirvan para el hombre. Un sistema que prefiere originar canceres y enfermedades tanto como con alimentos como con otros medios. Que busca nuevas formas de destrozar un tumor con mas veneno que, no mata, pero invierte muy poco en estudiar las llamadas “metástasis”. Un sistema que privilegia investigaciones sobre productos de escasos efectos pero de alto rendimiento económico. Un sistema que defiende grandes ensayos clínicos multicéntricos de enormes costos, soportables solo por grandes corporaciones que son financiadas por el poder mundial y rechaza con argucias legales toda posibilidad de buscar soluciones alternativas. Un sistema que hasta utiliza los jueces  para que validen las teorías oficiales como las únicas realidades aceptables a pesar de sus escasos resultados y PERSIGUE, rastrea, acosa y hasta intenta encarcelar a quienes osan disentir con tales cuestiones.
En esta nueva era de “mercados libres” TODO; la ciencia, el comercio, la agricultura e incluso las semillas, se han convertido en ARMAS en manos de una corporación global. Los organismos Genéticamente Modificados representan el riesgo de agravar el problema de la resistencia bacteriana. Las guerras no dependen ya de armas, todo lo que necesitan estos individuos (por llamarlos de alguna manera) es el control de la producción de alimentos, estas son las armas geopolíticas modernas. Los transgénicos son parte de un experimento a nivel mundial en el cual, todos formamos parte como objetos de experimentación. Ya que este es un problema de responsabilidad social y que  los gobiernos y  políticos cómplices entre si no solucionan estos aspectos, debemos preguntarnos forzosamente quien, sino nosotros mismos tenemos la facultad de decidir sobre nuestros derechos inalienables acerca de LA VIDA.  Henry Kissinger (otro gran hermano)  dijo: “El que controla el PETRÓLEO controla las naciones; quien controla los  ALIMENTOS controla a los pueblos. Si controlas el DINERO, controlas el mundo”. Parece ser que hemos dejado de pensar por nosotros y hemos entregado nuestras mentes para convertirnos en rebaño. Si queremos ser en verdad libres debemos dejar de vivir una mentira.
 Algunos de los elementos del sistema que envenena nuestros cuerpos son por ejemplo, el Glutamato Monosódico (MSG) o E-621 o el Aspartamo (E-951); VENENOS potenciadores de sabor que se encuentran en forma habitual en  sopas de sobre, cubitos “mágicos”, chucherías como gusanitos, papitas especiales, snacks, o productos “diet” o sin azúcar. Estos venenos se incluyen en infinidad de alimentos con la mala intención de envenenarnos lentamente.

¿QUE ES EL GLUTAMATO MONOSÓDICO?

Es un aditivo utilizado para dar más sabor a los alimentos industrializados, como caldos de pollo en cubitos, salsas, frituras, cubos de tomate y SOPAS INSTANTANEAS. En los años 60´s se popularizó un sazonador de marca AJINOMOTO, que se usaba como sal en todos los alimentos. Fue retirado del mercado al descubrir que era altamente CANCERÍGENO. Era glutamato monosódico puro. Entonces, los industriales lo empezaron a usar combinado con otros aditivos para sazonar los alimentos industrializados. En los restaurantes de comida china o japonesa descubrieron que algunos clientes  empezaron a sufrir diversos trastornos que afectaban la salud y que se conoció como el  síndrome del restaurante chino, que consistía en dolores de cabeza, irritación en los ojos, visión borrosa, TAQUICARDIA, sudoración excesiva, comezón generalizada, diarreas y ASMA, entre otros síntomas.
Los estudios médicos encontraron que el GMS tenía un efecto tóxico en las células nerviosas y que favorecía la OBESIDAD y la ESTERILIDAD y en algunos casos, encontraron que el Glutamato favorecía la aparición de CÉLULAS CANCERÍGENAS.
Es decir, las sopas ensobradas pueden provocar ASMA Y CANCER. Eso, suponiendo que las sopas se calentaran en la hornalla, sacándolas de sus envases plásticos y colocándolas en ollas o sartenes de metal o barro. PERO OTRA COSA PEOR SE DESCUBRIO DESPUES: Al calentar la sopa, como se hace casi siempre, en su envase de polietileno y en horno de microondas, el plástico del envase suelta DIOXINAS, o sea las toxinas que provocan el CANCER. Así, una vez mas, la industria alimenticia descubrió la forma más fácil, rápida y económica para hacerse de un buen cáncer y de paso, llegar a la obesidad. El Ministerio de Salud ha dado el visto bueno a estos productos, por lo tanto parece ser que queda solo en nuestras manos decidir si las compramos y consumimos. Hace un tiempo el canal  Discovery Health hizo un programa especial dedicado a las sopas instantáneas, señalando un peligro más que produce su consumo: la lentísima digestión y su atoramiento en los intestinos por varios días, provocando a varias personas apendicitis.
¿Y las bebidas gaseosas? 

Son en realidad una bomba acida, (ya hemos visto en ediciones anteriores lo que sucede en el organismo con el desbalance acido-alcalino) una porción de 350 ml.de Coca Cola, Pepsi o similares entrega una cantidad de azúcar equivalente a nueve cucharadas de té directamente en la circulación sanguínea, al instante se acidifica la corriente sanguínea al punto que sin una respuesta inmediata de emergencia de parte del cuerpo podría matarnos en cuestión de minutos. Para contrarrestar esta subida del pH, se tendrían que beber al menos 32 vasos de agua alcalina y así neutralizar el pH de la sangre. Para prevenir la muerte por acidosis el cuerpo reacciona rápidamente sacando enormes cantidades de calcio orgánico de los huesos y dientes y lo vierte en la corriente sanguínea, así neutraliza el ácido en exceso y rápidamente restaura el equilibrio alcalino. El calcio es el agente alcalinizante más potente, y este mecanismo de respuesta defensivo es una de las causas principales de osteoporosis. Las gaseosas contienen dióxido de carbono, que es un residuo del  metabolismo humano y un factor primario que contribuye a la acidosis de la sangre. Además, los refrescos contienen ácido fosfórico, que tiene un pH alto de 2.8. Ya que la sangre debe ser mantenida en un pH ligeramente alcalino de 7.35 en todo momento, esto causa un desagüe sobre sus recursos de calcio del cuerpo. Los refrescos pueden comer el inferior de una lata de aluminio. Incluso pueden oxidar el aluminio de la lata a la bebida si ésta permanece mucho tiempo en el estante. El cuerpo esta diseñado para funcionar con un PH ligeramente alcalino. Las gaseosas tienen un pH de aproximadamente 2.5, estos refrescos y productos “de alimentación” depositan la basura ácida en el cuerpo que se acumula por un período del tiempo. La acidez de los refrescos puede quitar el oxido de los coches o de otras superficies de metal. Es fácil entonces imaginar que puede hacer en nuestra zona digestiva y en el resto del cuerpo. También  trabajan como un diurético que quita más agua de la que proporciona al cuerpo. Para que el cuerpo procese los niveles del azúcar en los refrescos se utiliza considerable cantidad de agua mayor de la que se requiere para otras funciones corporales. Para sustituir el agua robada por los refrescos, se necesita beber por lo menos entre ocho y doce vasos de agua para cada vaso de refresco que se consume. Los refrescos dietéticos contienen aspartamo, que se ha ligado a la depresión, al insomnio, a la enfermedad neurológica y a un sinfín de otras enfermedades. El FDA (Administración de Alimentación y drogas) ha recibido más de 10.000 quejas de consumidores de aspartamo; el  80% de todas las quejas son sobre los aditivos alimenticios. Los refrescos contenedores de esta sustancia dejados en el sol o el calor pueden transformar a la bebida en FORMALDEHIDO, este ha sido enumerado como un  agente carcinógeno por EPA (Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.) sus vapores irritan intensamente las membranas mucosas entre muchas otras consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...