miércoles, 18 de enero de 2012

MALVINAS: ANIVERSARIO CON ALTA TENSIÓN



               La guerra por el control de las islas se peleó en 1982.


A pocos meses del 30 aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas, inevitablemente habrá más atención a la disputa que sostienen Argentina y el Reino Unido sobre el futuro de las islas ubicadas a menos de 500 kilómetros del Cono Sur.
Sin embargo, en los últimos días y semanas vienen ocurriendo pequeños episodios o desencuentros que hacen asomar la posibilidad de un nuevo deterioro de relaciones entre ambos gobiernos.
Desde que terminó el conflicto bélico en 1982 el tema estructural que sigue sin resolverse es el mismo.
Argentina insiste en que se abran negociaciones bilaterales para tratar la soberanía de las islas, mientras que Gran Bretaña dice que no hay nada de que hablar ya que los isleños no tienen deseo de dejar de ser parte del Reino Unido.
Pero mientras que el gobierno conservador de David Cameron ha mantenido la postura de varios gobiernos laboristas y propios conservadores, sus pares argentinos vienen efectuando en tiempos recientes una ofensiva diplomática en procura de fortalecer su posición.
Argentina ha logrado últimamente el apoyo de los bloques regionales de América Latina y el Caribe (Unasur y CELAC), como también de la Organización de Estados Americanos (OEA), a su requerimiento.
Incluso los países vecinos de Mercosur se clic adhirieron a una moción de no permitir la entrada a sus puertos de barcos que lleven la bandera de las Falklands.
Algo que no fue clic tomado con agrado por Londres que inmediatamente lo tildó de bloqueo.
Ello a su vez generó malestar en círculos diplomáticos argentinos, según pudo constatar BBC Mundo.
Asperezas
Ambos países han señalado en ocasiones anteriores su interés de mantener la paz por sobre todo, y la parte demandante, Argentina, ha señalado reiteradamente que su reclamo es pacífico.
La guerra dejó cientos de muertos en ambos bandos.
Observadores dentro y fuera del Cono Sur coinciden en que la situación geopolítica cambió mucho desde los años 80, cuando ocurrió la guerra. En general hay un consenso sobre la improbabilidad de que se desate un nuevo conflicto armado.
Sin embargo, ha llamado la atención la aspereza reciente del lenguaje utilizado por ambas partes.
El primer ministro británico, David Cameron, reveló que había tratado este martes con su consejo de seguridad la política de su país hacia las Malvinas/Falklands.
"Debo asegurarme que nuestras defensas están en orden" comentó ante parlamentarios.
Por su parte, a principios de esta semana, un clic crucero de turismo que se dirigía hacia la Antártica, cargado con cientos de pasajeros de diferentes nacionalidades, no pudo desembarcar en Malvinas/Falklands por presuntas razones de salud.
El gobierno isleño adujo que varios pasajeros portaban una gastroenterocolitis y que por ende no podían desembarcar. Versiones de prensa reflejaron la sorpresa de la tripulación de la nave ante lo que consideró una medida extremadamente estricta.
Pero el episodio fue abordado por la Cancillería argentina que emitió un comunicado criticando la acción del "gobierno ilegítimo y autodenominado" y señaló que esperaban que no se tratase "del enésimo acto hostil".
"Colonialismo" vs. colonialismo
El más reciente episodio de roces ocurrió este martes.
"Esta gente (los isleños) quiere seguir siendo británica y Argentina pretende lo contrario"
David Cameron, premier británico
Cameron clic calificó la postura argentina de "colonialista". "Esta gente (los isleños) quiere seguir siendo británica y Argentina pretende lo contrario", aseveró.
La clic respuesta argentina no se hizo esperar.
"Llama la atención que Gran Bretaña hable de colonialismo cuando es un país sinónimo de colonialismo", señaló el canciller argentino, Héctor Timerman, desde El Salvador, donde se encuentra de gira.
"Llama la atención también que Gran Bretaña acuse a un país como la Argentina que es víctima de una situación colonial como lo han expresado las Naciones Unidas al definir a Malvinas como una cuestión de soberanía y colonialismo", agregó.
"Llama la atención también que Gran Bretaña acuse a un país como la Argentina que es víctima de una situación colonial como lo han expresado las Naciones Unidas al definir a Malvinas como una cuestión de soberanía y colonialismo"
Héctor Timerman, canciller argentino
El funcionario se refiere a que en 1965 Naciones Unidas emitió una resolución donde describe la postura británica como una forma de colonialismo y desde entonces instó a las partes a negociar una salida.

Pero desde las propias islas parece seguir habiendo amplio apoyo al respaldo de Londres.
"Tenemos el derecho absoluto a la autodeterminación. Nadie nos lo puede quitar", señaló a la BBC Dick Sawle, legislador de las islas ante el Parlamento en la capital británica.
"Tenemos un derecho establecido en el acta de la ONU que Argentina decide seguir ignorando", agregó Sawle.
Interpretaciones
De acuerdo al diario británico Financial Times, "algunos analistas afirman que el interés del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por el tema se debe al interés de desviar la atención del público sobre una agenda de recortes presupuestarios luego de haber incrementado el gasto en la última campaña de reelección".
No obstante, según puede apreciar BBC Mundo en Buenos Aires, hay una suerte de acuerdo político entre las diferentes facciones oficialistas y opositoras sobre el tema Malvinas/Falklands.
De cara a las recientes elecciones presidenciales se le consultó a los principales candidatos sobre su postura sobre las islas del Atlántico Sur y todos señalaron que mantendrían la estrategia que venía implementando Fernández de Kirchner.
Asimismo, las declaraciones de Cameron sobre su reunión con el consejo de seguridad nacional también coinciden con el anuncio de clic podas presupuestarias en las partidas castrenses.
Desde 2010 las relaciones entre Argentina y Gran Bretaña se renovaron de cierta tensión luego de que empresas británicas empezasen la exploración de petróleo en las aguas profundas de Malvinas/Falklands.
Hay varios proyectos de esta índole en curso, pero aún ninguno ha podido comprobar con certeza la existencia de las supuestas reservas de hidrocarburos.
El aniversario de la Guerra de Malvinas es el próximo mes de abril.

Vladimir Hernández
BBC Mundo, Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...