martes, 30 de abril de 2013

OBAMA ESPERA ANSIOSO "LA CERTIFICACIÓN" DE QUE AL ASSAD ESTÁ USANDO ARMAS QUÍMICAS PARA INTERVENIR EN SIRIA




Barack Obama está  las puertas de embarcar a EEUU en un nuevo conflicto militar. Después de la información que Chuck Hagel hizo pública durante su gira en Oriente Medio, en la que se explicaba que el gobierno de Al Assad habría utilizado armamento químico contra los rebeldes, el presidente de EEUU se enfrenta a una posible intervención,  empujado por su propio reconocimiento respecto a que la certeza del uso de armas químicas en Siria es la “línea roja” que marcaría la posición norteamericana. Además, se remitió una carta al Congreso por parte de la Casa Blanca en la que se daban los detalles de la investigación sobre el caso,  en las que se especifica que los ataques se habrían efectuado con gas sarín, prohibido en la Convención de Armas Químicas de 1993.

Obama explicó, en un encuentro ante la prensa en la Casa Blanca, que el uso de armas químicas “cambiaría las reglas del juego” respecto al conflicto sirio, que ya se ha cobrado más de 70.000 vidas y ha movilizado hasta 4 millones de personas. “Utilizar armas potenciales de destrucción masiva contra la población civil rebasa otra línea con respecto a las normas internacionales y el derecho internacional. Tenemos que actuar con prudencia, pero no podemos quedarnos quietos y permitir el uso de estas armas”, informó ante los periodistas reunidos en la Casa Blanca. El presidente sabe que la entrada de las tropas de EEUU o de la OTAN acabaría en poco tiempo con el régimen de Al Assad, pero las previsiones no son tan sencillas, ya que se teme que haya armamento químico que pueda pasar a grupos radicales y terroristas de la insurgencia, algo de lo que Washington no quiere oír ni hablar.

Por su parte, la Unión Europea, que ha seguido paralelamente la línea estadounidense en cuanto a la posición en el conflicto, prefería guardar cautela, y argumentó a través de Catherine Ashton, Alta Representante de Asuntos Exteriores de la UE, que se seguía “muy de cerca la situación, pero las pruebas no son del todo definitivas”. Sin embargo, David Cameron, atendiendo a los resultados de los que también dispone la inteligencia británica, especificó estas pruebas como “escasas pero convincentes”.
En este contexto, la ONU salió a escena después de las informaciones publicadas por los servicios de inteligencia norteamericanos, anunciando, a través de su secretario general, Ban Ki-moon, que las Naciones Unidas estaban ya preparadas para que un equipo de investigación determinase si finalmente se habían utilizado armas químicas en la región. En teoría, la ONU ya debería haber entrado en Siria después de los supuestos ataques con armas químicas en la ciudad de Alepo durante el pasado mes de marzo, hecho que Bassar Al Assad achacó a los rebeldes sirios. La situación es ahora mucho más crítica,  más cuando Londres o Washington siguen presionando para cerrar el conflicto de una vez por todas, lo que hace suponer que el veredicto de los informes marcará un nuevo punto de inflexión en la situación siria.
Sin embargo, y siguiendo la oleada de reacciones tras el anuncio de Hagel, en menos de 24 horas, el gobierno sirio se apresuró a desmentir todas las acusaciones, y a través de  su ministro de información, Omran al Zoubi, aseguró que no utilizaría “jamás” este tipo de armamento. Así, y ante la inminente llegada de un equipo de investigación de las Naciones Unidas, el funcionario del gobierno sirio aseguró que “no aceptarían un equipo formado únicamente por británicos y estadounidenses, porque tergiversarían los hechos”, y reclamó la presencia de Rusia en las labores de certificación sobre el armamento utilizado en Siria. 

Fte: Defensa.com

SIRIA: ACUSACIONES DE EEUU Y REINO UNIDO SOBRE ARMAS QUÍMICAS SON UNA "MENTIRA DESCARADA"

DAMASCO -- Las declaraciones de Estados Unidos y Gran Bretaña sobre la presunta utilización de armas químicas en Siria son “una mentira descarada”, afirmó el sábado el ministro sirio de la Información, Omran Ahed al Zuabi.

“Las declaraciones del secretario de Estado norteamericano y del gobierno británico no corresponden a la realidad y son una mentira descarada”, declaró el ministro sirio en esta entrevista publicada en inglés en el sitio web de RT.

“Quiero insistir una vez más que Siria no utilizará jamás (armas químicas), no sólo porque respeta la legislación internacional y las reglas de la guerra, sino debido a cuestiones humanitarias y morales”, agregó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, renovó un llamado a Siria para que permita la entrada de un equipo en el país para investigar el eventual uso de armas químicas en el conflicto.

Pero al Zuabi consideró que el grupo de presión contra Bashar al Asad en la ONU empleaba el temor a las armas químicas como una nueva forma de presión política y económica sobre el gobierno sirio.

“No confiamos en los expertos estadounidenses ni británicos desde un punto de vista político”, dijo Zuabi. “Tampoco confiamos en sus cualificaciones”, agregó. Pero el ministro dijo que Siria aceptaría inspectores rusos.

Rusia es uno de los raros países que apoyan al régimen de Bashar al Asad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió el viernes una “escrupulosa investigación” para determinar si el gobierno sirio usó armas químicas contra los rebeldes y dijo que, de confirmarse, las reglas del juego cambiarían.

El jueves Estados Unidos consideró por primera vez que el régimen sirio probablemente utilizó armas químicas, aunque destacó que sus informes no eran suficientes para tener certeza de que Damasco franqueó la “línea roja” trazada en agosto por Washington.

Por su parte, Rusia advirtió que las informaciones según las cuales se han utilizado armas químicas en Siria no deben convertirse en un pretexto para una intervención militar en ese país.

“Hay que confirmar esa información inmediatamente y en conformidad con los criterios internacionales y no utilizarlas para alcanzar otros objetivos. No deben ser un pretexto para una intervención en Siria”, advirtió este sábado el vicecanciller ruso Mijail Bogdanov, emisario del presidente Vladimir Putin para Medio Oriente.

“Tenemos la experiencia en el pasado de una intervención violenta en los asuntos iraquíes con el pretexto de que había armas de destrucción masiva (en Irak), y al final, eso resultó ser falso”, recordó, refiriéndose a la invasión liderada por Estados Unidos a Irak en 2003.

Por su parte, la oposición siria pidió la intervención urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Francia y Gran Bretaña aseguran que poseen informaciones sobre el uso de armas químicas y ahora Estados Unidos dice lo mismo. Ha llegado la hora de que el Consejo de Seguridad de la ONU actúe”, declaró a la AFP un responsable de la Coalición opositora.

Fte: El Nuevo Herald


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...