jueves, 9 de mayo de 2013

EL BLANQUEO UNA AMENAZA PARA LAS CAJAS DE SEGURIDAD






La nueva ley crea condiciones para nuevas confiscaciones.


En un primer vistazo, los analistas económicos tienen interpretaciones muy diversas sobre el nuevo proyecto de ley para el blanqueo de dólares no declarados ante la AFIP. El mismo fue anunciado ayer por el equipo económico y está obviamente dirigido a que los que atesoran sus dólares en paraísos fiscales, cajas de seguridad o simplemente en su colchón. Hay un dato judicial que se conecta con el tema. La jueza María Alejandra Biotti, a cargo del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 5, rechazó in limine este martes la acción declarativa de inconstitucionalidad presentada por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal contra los artículos 2° (inciso 2°), 4, 5, 9, 10, 13 (incisos 1°, 2°, 3°), 14 y 15 de la ley 26.854, publicada en el Boletín Oficial el pasado 30 de abril, que establece el régimen de las medidas cautelares en las causas en las que interviene o es parte el Estado Nacional.
Según la resolución, el planteo fue declarado improcedente “por inexistencia de ‘caso’, ‘causa’ o ‘controversia’ (conf. Art. 116 de la C.N y art. 2° de la ley 27)”. De este modo se va afianzando el proceso de liquidación de las cautelares contra el Estado, y se hace más viable la eventual adopción de medidas coactivas para obligar al público a que declare los dólares que tiene. Esto, bajo amenaza de futuras requisas a las cajas de seguridad o allanamientos a los domicilios. Contra éstos y otros atropellos ya no existiría la defensa de las medidas cautelares. Por supuesto que el ejecutivo no podría llegar tan lejos sin sufrir las consecuencias políticas. Las víctimas del despojo, aun sin las cautelares, podrían ir a golpear las puertas de los bancos. Y el Congreso.

Autolavado

El problema de fondo es que el gobierno necesita dólares. Estos le faltan porque la cosecha no es buena, ya que hasta ahora se recaudó lo mismo que el año pasado y además se deberán gastar 9000 millones de dólares en importaciones de combustible o turismo al exterior. Para realizar el blanqueo, el interesado deberá depositar los dólares en un banco local (o transferirlos desde el exterior) y firmar una declaración jurada. Además, deberá estar inscripto ante la AFIP y presentar la declaración de Ganancias y Bienes Personales, actualizada al 31 de diciembre de 2012. El que blanquee podrá hacerse del Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (BADE), destinado a financiar inversiones en YPF y otros proyectos de infraestructura, y los Certificados de Depósitos Inmobiliarios (CEDIN). Es sabido que los dólares depositados en los bancos automáticamente pasan a las reservas del Banco Central. Antes del cepo cambiario, estos depósitos estaban en el orden de los 14.000 millones de dólares y ahora quedan menos de 7.000 millones.
El otro problema grave es que el call money, el dinero que se prestan los bancos entre sí, superó el 20% cuando hace una semana estaba en el 11%. Esto significa que el público está retirando plazos fijos para comprar los dólares blue que hoy cotizaron por arriba de los 10 pesitos. El Central cada vez puede intervenir menos a través de mesas y cuevas amigas. Es que la semana anterior, para bajar 3 centavos la cotización, tuvo que vender ilegalmente 80 millones de dólares, lo que demuestra que el mercado marginal es mucho más grande de lo que creían no sólo en el gobierno sino también muchos analistas económicos. Dada esta sangría, el gobierno necesita dólares urgentemente. Es sabido que se sembró tarde y que la cosecha sólo es un poco mejor que la del año pasado. De ahí que necesite dólares para fortalecer las reservas del BCRA ante el retiro de los depósitos a plazo fijo.
El blanqueo habla de personas físicas o jurídicas y no distingue entre argentinos y extranjeros. Quedarán excluidos los funcionarios públicos y  los que están investigados por lavado de activos, como Lázaro Báez y su hijo Martín Báez. No obstante ello, podrán blanquear a través de sociedades anónimas, ante la posibilidad de que en Suiza o algún paraíso fiscal les embarguen los bienes. Lo mismo valdría para todos los empresarios K que tienen sus dólares o euros depositados en paraísos fiscales y están a tiro de embargos futuros si se generaliza el destape de la corrupción cristinista. Siempre es mejor tener bonos del gobierno que una cuenta embargada. También estarán excluidos los investigados por narcotráfico, pero si blanquean a través de sociedades anónimas lo podrían hacer. Todas estas medidas demuestran que el cristinismo tiene miedo de que el incipiente retiro de depósitos en plazo fijo en pesos se convierta en dólares blue.

Por  Guillermo Cherashny

         Informador Público


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...