viernes, 14 de junio de 2013

ALGUNOS APUNTES SOBRE LA CONDICIÓN DE MASÓN DE ARTURO MARTÍN JAURETCHE



Motivado por un mensaje privado que me hiciera llegar un “amigo” de la red social “Facebook”, me animo a escribir algunas líneas que respectan a la condición de miembro de la masonería de un intelectual muy querido por una amplia mayoría de nacionalistas y peronistas: Arturo Martín Jauretche. Esa petición privada me sugería de qué fuente había sacado yo que el aludido pensador era integrante de la orden cuyo inspirador y jefe de derecho es Satán, de acuerdo a Monseñor Meurín. Pues bien, desde un rol que creo imparcial,trataré de mechar algunos apuntes y datos que me permiten concluir que, en efecto, Jauretche fue masón.

Tres fuentes tengo para semejante afirmación. La primera es la de la imagen que tiempo atrás publiqué en mi muro de “Facebook”, en donde se lee con suma claridad que “Arturo M. Jauretche, 32 años, argentino, soltero, abogado, domiciliado en la calle Florida 470, Capital Federal” se había iniciado en la“Augusta y Respetable Logia “Bernardino Rivadavia” 2ª del Valle de la Capital (Federal)”. Si Jauretche, pues, había nacido en 1901, su iniciación masónica correspondió al año 1933, seguramente en su peor año político, y esto debido a su participación en la fallida revolución radical de Paso de los Libres, provincia de Corrientes (29 de diciembre de 1933), donde después de las acciones fue encarcelado. (Ver también http://www.masoneria-argentina.org.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=93&Itemid=38)

Por otra parte, curiosa es su animadversión hacia la masonería en buena parte de las obras que escribió, las cuales todas fueron redactadas con posterioridad a su iniciación en la masonería. Recordemos, sino, que editó su primera publicación en 1934: El Paso de los Libres, prologada por el luego antirrevisionista y antiperonista Jorge Luis Borges.

Con mayor precisión, la Revista Ñ en su edición del 10 de octubre de 2011, explica que Arturo Jauretche ingresó a la Internacional en el mes de junio de 1933, de acuerdo a lo que publicó en ese mes y año el boletín oficial de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones, la misma que funciona actualmente en la calle Juan Perón 1242, Buenos Aires. Y, dentro de dicho boletín oficial, la mención de Jauretche figura en la Circular de Propuestas Nº 359. Hay otro dato más que es preciso seguir indagando, como por ejemplo, que en la Circular de Propuestas Nº 356 figura como iniciado en la masonería el genial Homero Manzi (Manzione), hombre de FORJA (Fuerza de Orientación Radical para la Joven Argentina) y estupendo compositor de piezas de tango.

La segunda fuente es coincidente con la primera. En sus últimos años de vida, Arturo Jauretche trabó amistad con el periodista y socialista Rogelio García Luppo, el cual sostuvo que al entrevistarlo en 1974, pocos meses antes de su fallecimiento y en momentos en que era director de EUDEBA, Jauretche le manifestó que tanto él como otros colaboradores suyos próximos “entramos (a la orden) con la idea de que podíamos estar políticamente protegidos dentro de la Masonería”. [1] O sea, que para García Luppo la introducción masónica del hombre nacido en el pueblo bonaerense de Lincoln se relacionaba con su afán de encontrar u obtener una “protección política”, lo que a la vista de la coincidencia de la iniciación y el fracaso de Paso de los Libres, seguramente así fue. Esta postura de Jauretche al entrar a formar parte de la masonería, parece coincidir con lo que dijera el cura Aníbal Atilio Röttjer en su conocida obra La Masonería en la Argentina y en el Mundo, página 85 (Editorial Nuevo Orden): 

“Porque el masón tiene una doble personalidad. La primera es la que se manifiesta a través de los rituales, las revistas, las reuniones y los calendarios masónicos: es lo exterior, lo popular, lo exotérico; la segunda comprende lo interior, lo filosófico, lo esotérico, que es el centro real y alma de la Orden,esencialmente irreligiosa, anárquica y subversiva. La externa predica la tolerancia, el liberalismo en religión y el humanitarismo; allí afluyen la multitud de masones atraídos por las ventajas comerciales o sociales que les procura su afiliación, sirviendo a su vez a la institución como figuras decorativas por su riqueza o influencia…”.

Por último, y como tercera fuente para el sostenimiento de que Jauretche ha sido masón, me referiré a un episodio que dejé anotado en mis papeles. Lo transcribiré literalmente porque vale la pena:

“Patricio Maguire fue un experto estudioso de la Masonería. Uno de los que lo motivó a su estudio fue el Ministro de Salud peronista Ramón Carrillo, católico ejemplar y estadista olvidado. Maguire dejó escritos inéditos que, poco antes de morir,donó a la Biblioteca Popular “Adolfo Saldías” del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas “Juan Manuel de Rosas”.

Esos escritos se componen de voluminosos tres tomos, uno de los cuales contenía antecedentes masónicos de Arturo Jauretche. En la parte donde Maguire había escrito sobre Jauretche y la masonería, esa hoja estaba misteriosamente arrancada y hecha desaparecer… Eso lo corroboré la noche del martes 14 de diciembre de 2010 estando en la Biblioteca “Adolfo Saldías” junto al bibliotecario Sandro Olaza Pallero, Juan Manuel Cardoso y un hombre de apellido Lambruschini”.

En esos imperdibles escritos inéditos de Maguire, que pueden consultarse en el referido sitio, hay también datos que unen a Mariquita Sánchez de Thompson con la masonería, antecedentes ocultos de Lenin en el mismo sentido y también cuantiosas investigaciones y documentos sobre la teosofía y demás sociedades secretas. Nadie, a esta altura, puede negar la capacidad investigadora de Patricio Maguire sobre la temática, y el hecho de que supiera que Arturo Jauretche había sido miembro masón.

Para no herir susceptibilidades, quiero agregar que he leído las obras de Jauretche y que las mismas me parecieron muy esclarecedoras. Nadie duda que él ha entendido cuestiones nacionales que todavía hoy pocos pueden dilucidar, lo mismo de su lucha en pos de las dos causas nacionales más extraordinarias del siglo XX: el yrigoyenismo y el peronismo. Ello no impide, sin embargo, que no tenga que mencionar que Arturo Jauretche se inició en una sociedad secreta que, a la vista de los episodios históricos y los documentos indagados, ha contribuido de manera notable a la pauperización de nuestro devenir como nación soberana.

Por Federal Neto del 20
  

[1] El nombre exacto de la logia masónica donde se inició Jauretche es Augusta y Respetable Logia "Bernardino Rivadavia 2ª" Nº 364, fundada el 1º de diciembre de 1932 en la ciudad de Buenos Aires, más preciso en el barrio porteño de Boedo. Allí también estuvo Gabriel del Mazo.
Fte: Agencia Informativa Ciriaco Cuitiño

MUY IMPORTANTE VEA TAMBIÉN
NUESTROS INFORMES ESPECIALES

¿DEMOCRACIA O DICTADURA SIONISTA?: LA MASONERÍA EN LA ARGENTINA (5°PARTE)

¿DEMOCRACIA O DICTADURA SIONISTA? ORIGEN DE LA MASONERÍA ( 4° PARTE)

EL ORIGEN DE LA MASONERÍA POR EL GRAN SANEDRÍN SECRETO - FUNDAMENTOS DEL JUDEOCRISTRIANISMO

VEA TAMBIÉN NUESTRA ETIQUETA “MASONERÍA”


1 comentario:

  1. Interesante este artículo. Sobre la afiliación masónica de Jauretche ya había leído -hace muchos años- el artículo de Maguire en su revista Masonería.
    Está claro, sin embargo, que el móvil que lleva a dn. Arturo a afiliarse es puramente utilitarista y de protección personal, de cobijarse en una organización poderosa en las que sus miembros se protejen mutuamente y promueven, de "cuidar el pellejo" ante lo que podría sobrevenir si fallaba la intentona revolucionaria de Paso de los Libres. No había en él razones de principios ideológicos o doctrinales o convicciones que lo llevaran a buscar la pertenencia a la masonería. Algo así como hoy está tan extendida entre algunas personas que buscan cierto ascenso y roce social, el de pertenecer al Club de Leones y al Rotary, les da "chapa" y status, les abre algunas puertas, pero ni idea tienen -quienes se enrrolan en esos "clubes"- qué hay en sus cúspides o qué principios filosóficos lo informan, ni qué visión del hombre y del mundo tienen sus altos directivos. Dn. Arturo hasta se burló de la masonería, de los leones, rotarianos y de los masones en algunas de sus obras con frases hirientes. No era un masón de espíritu, fue solamente un masón material ocasional y aprovechado. No empalidece su lucha por la causa nacional y cristiana este hecho anecdótico.

    Emanuel

    Al autor de esta nota le rogaría que se comunique conmigo vía e-mail. Hay algo que deseo preguntarle.
    Aquí mi correo: la__verdad@hotmail.com

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...