miércoles, 12 de junio de 2013

REFERENDUM SOBRE LA INDEPENDENCIA DE ESCOCIA Y LA POSIBLE INTERVENCIÓN DEL MI5

El ministro principal escocés, el nacionalista Alex Salmond (Efe).

















N de la R: tres noticias y una sola conclusión....


Por Paloma Esteban/ El Confidencial

SUEÑO DE LA INDEPENDENCIA ESCOCESA SE HACE PEDAZOS: RECLAMAN DE NUEVO LA UNIÓN CON GRAN BRETAÑA

El proyecto independentista del primer ministro escocés, Alex Salmond, se ha llevado un fuerte batacazo.  Según The Telegraph, un estudio publicado recientemente por la Universidad de Edimburgo pone de manifiesto el fracaso que podría cosechar el Partido Nacionalista Escocés  (SNP) si convocara hoy el referéndum independentista previsto para el 18 de septiembre de 2014.

Tras realizar diversas encuestas, entre ellas, a mil adolescentes de más de 15 años que contarán con la edad necesaria para acudir a las urnas, se ha descubierto que más del 60% de los jóvenes no apoyan la independencia de Escocia. Algunos se abstienen y sólo un 21% es partidario de la soberanía. Por primera vez en dos décadas, el espíritu nacionalista escocés empieza a alejarse de una sociedad que ya no parece segura de los beneficios del proceso separatista. “No nos salen las cuentas” y “No más crisis institucionales” son los nuevos eslóganes que se oyen en las universidades y en el propio parlamento. El otro ‘público objetivo’ del SNP era hasta ahora la tercera edad. Un apoyo que también se ha visto menguado según el último estudio, y que ahora reclama permanecer unido a Gran Bretaña.

Desde hace meses en los colegios de todo el país se están celebrando debates y charlas sobre lo que supondría una Escocia independiente, donde los partidos políticos desarrollan su estrategia electoral. Una iniciativa capitaneada en parte por el propio Salmond, que se ha mostrado siempre partidario de que los más jóvenes puedan participar en la vida política. Por eso según el rotativo inglés, el revés ha sido aún mayor para el primer ministro.

Desde que el año pasado David Cameron forzara a su homólogo escocés a fijar una fecha fija para el referéndum, las cosas no han hecho más que mejorar para el británico. El ‘sueño independentista’ puede dejar de ser sólo un sueño porque la sociedad escocesa ya sabe el día exacto en que puede votar para separarse del Reino Unido, y eso parece haber hecho despertar a muchos. “Cameron ha encontrada la mejor manera de vencer: no luchar”, asegura The Telegraph.

El resurgir de la identidad británica en Escocia

La celebración del Jubileo de Oro de la Reina Isabel II fue el detonante del resurgimiento de la identidad británica en Escocia. La monarca era hasta ahora una de las “enemigas” al proyecto de Salmond; pero no de los escoceses, que durante el verano pasado ondearon en sus casas cientos de banderas del Reino Unido para apoyar los actos ceremoniales.


Otro de las estrategias del SNP fue la introducción del término “Scolimpyans”, con la esperanza de que deportistas escoceses apoyaran el proceso independentista de cara a los JJOO celebrados en Londres. El resultado fue humillante al ver que estrellas como Andy Murray se envolvieron en la bandera del Reino Unido para recoger sus galardones.

MI5 PODRÍA INTERVENIR EN REFERÉNDUM DE INDEPENDENCIA DE ESCOCIA

Un miembro de alto nivel del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), escribió una misiva al jefe de la agencia de inteligencia británica, conocida como MI5 (Inteligencia Militar, Sección 5) para asegurarse de que el citado órgano gubernamental no se inmiscuya en el referéndum para la independencia de Escocia.

La exjefa adjunto del SNP Margo MacDonald cree que el MI5 ha infiltrado agentes encubiertos en el partido, por lo que pidió al jefe de la agencia de espionaje británico, Andrew Parker, evitar implicaciones en complots que pretendan socavar el proceso del referéndum.

La principal fuente de preocupación de MacDonald es el MI5, que tiene el objetivo definido de actuar “contra las amenazas a la seguridad nacional”, según informaron el sábado los medios escoceses de comunicación.

Conforme la política escocesa, la definición de los objetivos de la agencia podría llevar a interpretar su misión como de prevenir la desintegración del Reino Unido, dejando frustrado el referéndum para la independencia de Escocia en 2014.

MacDonald, además de pedir en su carta una garantía de que el MI5 no se involucraría en el asunto, insistió en que ella está consciente de la influencia “insidiosa” en el partido, que sería capaz de beneficiarse de cualquier oportunidad para bajar la confianza de los escoceses.

Está previsto que en 18 de septiembre de 2014 se celebre el referéndum para decidir sobre la independencia de Escocia, que lleva luchando desde finales del XX para ser una nación independiente del Reino Unido, una iniciativa propuesta por el Gobierno escoses de Alex Salmond, en 2012, que hasta la fecha no ha conseguido la mayoría.


mrk/cl/msf


UNA ESCOCIA INDEPENDIENTE MANTENDRÍA UN TIEMPO EL SISTEMA SOCIAL BRITÁNICO

Los subsidios de paro y las pensiones, por ejemplo, son servicios sociales que actualmente ofrece Reino Unido

Londres (Efe).- El Gobierno escocés aceptó hoy las conclusiones de un informe que recomienda que, si Escocia se separa del Reino Unido, mantenga durante un tiempo el sistema de bienestar social británico para no interrumpir el flujo de pagos a los ciudadanos. El informe, elaborado por un grupo de expertos a encargo del Ejecutivo autónomo, constata que la región escocesa administra en la actualidad buena parte de los servicios sociales que ofrece el Reino Unido, como los subsidios de paro y las pensiones, por lo que no sería aconsejable una ruptura inmediata.

En cambio, los expertos proponen consensuar un periodo de transición hasta la total separación de competencias, algo que beneficiaría tanto a Edimburgo como a Londres, que en este caso -apuntan- "tienen un claro interés común en trabajar juntos". Los escoceses mayores de 16 años votarán si quieren o no la independencia de Escocia en un referéndum convocado para el 18 de septiembre de 2014, entre encuestas que indican que de momento la mayoría prefiere mantener la unión sellada en 1707.

La viceministra principal del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon -del independentista Partido Nacional Escocés (SNP)-, opinó hoy que, dado que muchos subsidios sociales se gestionan desde Escocia, "tiene sentido acordar una transición". Sturgeon puntualizó no obstante que el Gobierno de la futura nación independiente se reservaría el derecho a revertir políticas sociales con las que no estuviera de acuerdo, como la decisión del Gobierno conservador de David Cameron de reducir las ayudas a las personas en vivienda de protección oficial.

La viceministra destacó también que, en caso de independencia, los escoceses pueden estar tranquilos porque, tal como constata el estudio difundido hoy, "la estructura del estado del bienestar ya existe en Escocia".
El Gobierno escocés puso en marcha en enero el grupo de expertos sobre subsidios sociales para analizar los efectos en el estado del bienestar de que Escocia se independizara del Reino Unido. Desde que Londres y Edimburgo acordaran en 2012 las bases de la consulta sobre la independencia, ambos Gobiernos han publicado varios informes sobre los efectos que tendría la independencia en la economía, la defensa o las relaciones exteriores.

Mientras que el Gobierno de Londres defiende claramente la unión, en Escocia se han puesto en marcha sendas campañas entre los partidarios de la independencia, liderados por el SNP de Alex Salmond, y los contrarios, que aglutinan al resto de los partidos. El Gobierno escocés anunció hoy que ha encargado otro estudio donde se analizará cómo se podría reformar a más largo plazo en caso de independencia el estado del bienestar, para ajustarlo mejor a las necesidades de los escoceses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...