viernes, 11 de octubre de 2013

PRIMER CASO MUNDIAL: AUTORIZAN A NIÑO DE SEIS AÑOS A CAMBIO DE SEXO EN EL DNI

La madre de Luana, Gabriela, recibe el documento de identidad de su hija de manos del jefe de Gabinete del Gobierno provincial de Buenos Aires, Alberto Pérez (derecha), ante el presidente de la comunidad homosexual de Argentina, César Cigliutti. David Fernández | EFE







Nunca un país había autorizado sin intervención judicial el cambio de sexo legal de una persona tan joven. Pero gracias a Cristina Fernández Wilhelm, Argentina lo hizo este miércoles. La naturaleza es la que se ha "equivocado" y por ello gracias a su madre y a las perversas teorías de género un niño de tan solo 6 años ha pasado a ser considerado oficialmente una niña tras recibir de manos de las autoridades del Gobierno provincial de Buenos Aires un documento de identidad con su nuevo nombre, "Luana". 

“Todos los transexuales fueron chicos alguna vez.." dijo Gabriela, la madre del niño en una entrevista otorgada para el periódico marxista Página 12; el medio que eligió para mostrar su rostro por primera vez. "Si le preguntás a cualquier transexual, todo se resume y se vuelve a su primera infancia. Todos recuerdan lo que sentían cuando iban al jardín de infantes. Pero recibieron represión, castigo. Les dijeron: "Vos no sos, vos naciste con estos genitales entonces tenés que tener este género". Pero los genitales no determinan la identidad de una persona”.

Gabriela, la madre de Luana, argumentó que su hija nunca se identificó como un niño, pero los funcionarios adujeron que al ser menor de edad precisaba una orden judicial.  Recibió en nombre de su hija la nueva partida de nacimiento y documento nacional de identidad (DNI) de manos del jefe de Gabinete del Gobierno provincial de Buenos Aires, Alberto Pérez, en presencia de activistas de derechos humanos y numerosos medios de comunicación.

Luana, que no estuvo presente en el acto, “desde hace una semana está ansiosa, contenta y feliz” por ver el DNI con su fotografía y su firma y pidió a su familia celebrarlo “con una torta y regalos”, afirmó Gabriela en rueda de prensa en Buenos Aires.

Es el primer caso en el mundo (de reconocimiento oficial) a esa edad sin judicializar el trámite”, declaró Pedro Paradiso Sottile, coordinador del área jurídica de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), que ha acompañado a la pequeña Luana y a su familia en el proceso.

“Es un paso histórico, porque trasciende a la familia y permite que tanto en la democracia argentina como a nivel internacional haya un hermoso ejemplo donde se reconocen los derechos de los niños y los adolescentes”, continuó Sottile.

La entrega de los documentos oficiales fue el punto y final de un proceso iniciado dos años atrás para rectificar el nombre de varón y el género masculino con el que originalmente fue inscrita Luana, debido a su rechazo a identificarse como niño tan pronto como empezó a hablar.

“Al año y ocho meses me dijo: ‘Yo, nena’”, recordó Gabriela y admitió que en ese momento se llenó de miedo “hacia lo desconocido, lo que no es común”.

Según Gabriela, de quien no ha trascendido el apellido para respetar la intimidad de la menor, el miedo desapareció una vez que aceptó lo que su hija había elegido y la vio “feliz”.
“Quiero agradecer a todas las personas que confiaron en la identidad de mi hija, en lo que ella sentía, en lo que deseaba. Esta lucha es de Luana, yo sólo la acompañé”, manifestó.

Entre quienes primero la aceptaron estuvo su hermano mellizo, explicó Gabriela, que recordó que a los tres años ya le pedía una muñeca para Luana en su cumpleaños y piropeaba a su hermana diciéndole: “Estás hermosa”.
Después de consultas a médicos y psicólogos, la familia de Luana se acercó a la CHA y juntos iniciaron los trámites para adaptar la documentación legal de Luana a su identidad autopercibida, tal y como permite la Ley de identidad de género aprobada por el Congreso argentino en mayo de 2012.

Los padres del menor se toparon con la negativa inicial del registro de la provincia de Buenos Aires al solicitar la rectificación de la partida de nacimiento. 
Gabriela argumentó que su hija nunca se identificó como un niño, sino como una niña, pero los funcionarios adujeron que al ser menor de edad precisaba una orden judicial.
Ante la negativa, la madre escribió una carta a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien, tras un dictamen positivo de la Secretaría argentina de Niñez, Adolescencia y Familia a cargo Dr. Gabriel Lerner terminó por autorizar el cambio que hoy se hizo realidad.

“La gente piensa que esto le pasa a la gente grande, pero todos los trans fueron niños también”, dijo Gabriela, quien pidió a los padres “que escuchen” y “respeten a sus hijos”.
A raíz de la repercusión mediática del caso, otras tres madres se han acercado a la CHA para interesarse por la crisis identitaria que atraviesan sus hijos, dijo César Cigliutti, presidente de la ONG.
Cigliutti confesó que lloró al ver el nuevo DNI de Luana y mostró su confianza en que ahora “no se enfrentará más a situaciones dolorosas y de discriminación por su documento”.

Fte: El Nuevo Herald
-------------------------------------------------------------------------------

Tanto en Europa como en EE.UU. muchos niños están padeciendo las consecuencias de estas políticas aberrantes inducidas por el Lobby sionista internacional. Veamos un caso horroroso publicado hace un tiempo por el portal de noticias español “Alerta Digital”:

DOS LESBIANAS DE ESTADOS UNIDOS TRANSFORMAN A SU HIJO ADOPTADO EN UNA NIÑA




Thomas ahora es Tammy. Hijo adoptivo de madres lesbianas, el niño expresó desde los tres años su deseo de ser niña. Sus madres alegan que cambiar el sexo de joven es mucho mejor para el pequeño que esperar la edad adulta. Pensar que alguien exprese y lleve a cabo su transexualidad con sólo 11 años parece extraño. Sin embargo es lo que ocurrió con un niño, ahora niña, en los EEUU.

Es que Thomas, el hijo adoptivo de Debra Lobel y Pauline Moreno se encuentra en proceso de convertirse en una niña, ya que ése fue su deseo desde que tuvo capacidad de hacerse entender, según aseguran las mujeres de California.
Estas adoptaron a Thomas cuando tenía dos años, y aunque sus madres siempre quisieron que fuera una niña aseguran que nunca lo presionaron para que se convierta en mujer. De hecho, una de las primeras cosas que les dijo a los tres años, fue “yo soy una niña”. Y lo hizo con el lenguaje de signos porque Thomas sufre un defecto en el habla.
No fue hasta los siete años, después de que Thomas intentase mutilarse sus genitales, que los psiquiatras le diagnosticaron un trastorno de identidad sexual. Y el pasado verano comenzó a tomar la hormona que le impedirá experimentar la pubertad como un varón y por la que no desarrollará voz grave y vello facial, entre otras características masculinas.

Después de tres años tomando hormonas, Tammy, que ahora tienen 11 años, va a ser sometido a una operación quirúrgica para amputarle el pene. Sus madres aseguran que eso es lo mejor para Tammy y que sólo importa la salud y la felicidad de su “hija”.

Vivimos en el Mejor de los Mundos… En un futuro próximo, nos veremos por fin liberados de la opresión homófoba de la Naturaleza y podremos fabricar hijos que se parezcan a lo que nos dé la real gana. Vamos a ver: a la vista de lo que cuestan los hijos, ¿acaso no es normal que estos sean exactamente igual a los esperan sus padres consumidores? Cuando vamos al supermercado, ¿acaso no pretendemos que nos den lo que nos corresponde por nuestro dinero, es decir el producto adecuado a nuestras expectativas?
Por lo visto en California están más adelantados que nosotros, que sólo hemos legalizado el matrimonio gay. Allí son aún más tolerantes y vanguardistas y rige el respeto a la libertad por encima de todo, y que cada cual viva como le parezca y haga cuanto sea necesario para sentirse realizado. Y si hay que cambiarle el sexo a un niño, pues se hace y punto. Anestesia, bisturí y adelante… ¿Para cuándo el cambio de sexo a los niños de 10 años en España? Siempre vamos con retraso…

Esta pareja de lesbianas nos da una lección de cómo se hacen las cosas. La naturaleza, en su imperfección no permite que dos personas del mismo sexo procreen. Pues se compra un niño y asunto resuelto. Preferían una niña pero compraron un niño. ¿Si se puede hacer la cosa difícil, por qué hacerla fácil? Compran, pues, un niño y empiezan a tratarlo como si fuera una niña. Resultado: al cabo de un tiempo, el niño termina creyéndose niña. Las madres se derriten de gusto ante el anuncio de Thomas que ha descubierto que es una niña. A renglón seguido la empiezan a hormonar para prepararla para el Gran Cambio. Ahora a los 11 años de edad, las dos mamás le van a regalar una vagina a Thomas, que ya se siente Tammy. ¡Happy birthday! Fuera ese pene que tanto rechazo causa a sus dos mamás, tanto que han logrado contagiar a Thomas/Tammy de esa aversión.
Uno se queda pensativo ante el hipotético caso de que estas dos elementas hubieran querido en realidad tener un perro.

Pero no seamos maledicientes: todo esto se hace para la felicidad y la buena salud de la criatura, que llegaría a hacerse daño a si misma si no tuviera un órgano femenino. Obviamente, estamos seguros que el niño, viviendo con dos mamás lesbianas, habrá tenido todo la comprensión, la información necesaria y el libre arbitrio para decidir por sí mismo la decisión de someterse a modificaciones hormonales y a una operación quirúrgica sin vuelta de hoja. Todos sabemos que a esa temprana edad los niños ya tienen el conocimiento adecuado para tomar esas decisiones.
Lo que dudamos es que las dos mamás de Tammy le hayan informado que según una encuesta realizada en Gran Bretaña, el 50 % de los transexuales se suicidan antes de llegar a viejos. Pero eso tal vez lo llegue a saber en primera persona Tammy dentro de unos años.

Mientras tanto podemos decir todos a coro: ¡Viva el progreso, vivan las vaginoplastías para los niños de 11 años adoptadas por madres lesbianas, y viva la sociedad que se esfuerza para lograr el fin de la civilización!

NOTA RELACIONADA: 

PERVERSAS TEORÍAS DE GÉNERO, SE VIENE EL “VATAYÓN TROLEBUS”: OTORGAN SEGURO DE DESEMPLEO A TRAVESTIS Y TRANS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...