sábado, 30 de noviembre de 2013

UNA POLÍTICA DE CONTRACULTURA: ENTREVISTA AL ACADÉMICO RODOLFO BRIEBA

Juan Carlos González entrevista al Dr. Rodolfo Brieba, abogado, ex Juez del Trabajo, académico, escritor, conferencista, miembro de variadas organizaciones, se refieren a los enfrentamientos en la catedral de San Juan por grupos abortistas. El narcotráfico y el financiamiento de campañas, como la de Cristina Kirchner y las operatorias en territorio argentino, lazos entre los narcos y carteles con empresarios, banqueros y el presidente de la bolsa de Nueva York. El lavado de dinero. Uruguay y la marihuana. La Rusia de Putin y su rechazo a las políticas provenientes de occidente y de los emporios financieros.



DOCUMENTAL GEOINGENIERÍA: ¿POR QUÉ ESTÁN FUMIGANDO EL MUNDO?

Vean en este contundente y esclarecedor documento, cómo afecta la manipulación climática y no solo a nuestros cielos. De que manera trabajan junto a las corporaciones de GM (modificados genéticamente). La relación con la multinacional sionista Monsanto, y los judíos sionistas George Soros y Bill Gates, la adquisición de tierras de cultivo y cómo se ven crucialmente afectados todos los cultivos orgánicos. 
Siniestra actividad incesante de geoingenieria junto a Haarp, controla la salud de la población mundial,  la política internacional de cada país y el futuro de la humanidad. 
Queda en Ustedes luego de ver este informe qué tratamiento de divulgación le otorgan habida cuenta de la gravísima situación en la que nos encontramos.

Titulo Original: "Why in the World are They Spraying" (Subt Español Spanish)
Dirigido/Producido: Michael J. Murphy - Editado: Barry Kolsky - Escrito: Michael J. Murphy y Kolsky Barry.

Personas de todo el mundo se están dando cuenta de que el clima del planeta está cambiando dramáticamente. También están empezando a notar las estelas dejadas por aviones para aceptar la realidad de los programas chemtrails / geoingeniería.

Mientras que hay muchas agendas asociados a estos programas dañinos, ahora es abundante la evidencia que demuestra que la geoingeniería se puede utilizar para controlar el clima. En este documental aprenderan cómo partículas nocivas son esparcidas en nuestro cielo utilizadas en combinación con otras tecnologías para controlar nuestro clima.

Mientras geoingenieros sostienen que sus modelos son sólo para la mitigación del calentamiento global, ahora está claro que se utiliza como una forma de consolidar una enorme cantidad de energía, tanto monetario y político en manos de unos pocos, por la influencia que el clima de control da ciertas corporaciones sobre los sistemas naturales de la Tierra.

Esto, por supuesto, se está haciendo a costa de todos los seres vivos en el planeta.

                

IMPORTANTE ENTREVISTA SOBRE MANIPULACIÓN CLIMÁTICA A JOSEFINA FRAILE, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN TERRA SOS-TENIBLE Y LICENCIADA EN CIENCIAS POLÍTICAS

                              

viernes, 29 de noviembre de 2013

FALSOS TURISTAS ISRAELÍES REALIZAN CARTOGRAFÍA EN EL SUR DE CHILE

Una grave denuncia de violación de la soberanía chilena por parte de efectivos del régimen de Israel, se registra en la Patagonia del país sudamericano.

VER NOTAS RELACIONADAS "PLAN ANDINIA"








sábado, 2 de noviembre de 2013

LOS PERROS SON PERSONAS TAMBIÉN


Por Javier Birlanga (*) en Estudios con animales, Interacción animal

Los últimos dos años mis compañeros y yo hemos estado entrenando a perros para poder realizarles un escáner de Imagen por resonancia magnética (M. R. I., completamente despiertos). Lo que pretendíamos era determinar cómo funciona el cerebro de un perro y, lo que es aún más importante, saber qué piensan ellos de nosotros los humanos.                                                                                                                                 
Ahora, después de ensayos y escáneres a una docena de perros, mi conclusión indiscutible es ésta: los perros también son personas.                                                                                                         
Como los perros no hablan, los científicos se han basado en observaciones del comportamiento para deducir lo que los perros piensan. Es un asunto delicado, no puedes preguntarle a un perro por qué hace algo ni, por supuesto, preguntarle cómo se siente. La posibilidad de averiguar las emociones de los animales asusta a muchos científicos: después de todo, la investigación animal es bastante complicada. Ha sido fácil esquivar las difíciles preguntas sobre la conciencia y las emociones animales ya que han sido preguntas que no se podían contestar.

Hasta ahora

Atendiendo directamente a sus cerebros y dejando de lado las limitaciones del comportamiento, las MRI pueden mostrarnos los estados internos de los perros. Las MRI son muy ruidosas y en espacios muy reducidos. A la gente no lo gusta y tienes que estar completamente inmóvil durante el procedimientos. La práctica veterinaria habitual dice que tienes que anestesiar a los animales para que no se muevan durante el escáner, pero no se puede estudiar el funcionamiento del cerebro en un animal anestesiado, al menos nada interesante como la percepción o la emoción.                                                                                                                                                                                      
Tratamos a los perros como a personas desde el principio, con una hoja de consentimiento parecida a la que se firma cuando tienes que dársela a un niño, firmada por el propietario del perro. Hicimos hincapié en que la participación era voluntaria, y que el perro tenía derecho a dejar el estudio. Sólo usamos métodos positivos, nada de sedantes o ataduras: si el perro no quería estar en la MRI, se podía ir, como cualquier humano.                                                                                                                                                       
Mi perra Callie fue la primera. Rescatada de una protectora, Callie era una mezcla de terrier negra. Fiel a sus raíces, ella prefería cazar ardillas y conejos en el patio que verse envuelta en regazo. Ella tenía una curiosidad natural (que probablemente le llegó cuando estaba en la protectora), pero también hizo que el ensayo fuera un suspiro.                                                                                                                                                                                                                                        
Con la ayuda de mi amigo Mark Spivak, un entrenador de perros, empezamos enseñándole a Callie a entrar en el simulador de MRI que construí en mi salón. Aprendió a subir unas escaleras y meterse en un tubo, poner su cabeza en cojín hecho a medida, y quedarse quieta durante períodos de hasta 30 segundos. Oh, y también tuvo que aprender a llevar orejeras para proteger su sensibilidad auditiva de los 95 decibelios de ruido que hace el escáner.                                                                                                                                         Después de meses de ensayos y algunas pruebas de error del escáner MRI verdadero, fuimos compensados con los primeros mapas de actividad cerebral. Para nuestros primeros tests, medimos la respuesta  cerebral de Callie a dos señales manuales en el escáner. En experimentos posteriores, aún no publicados, determinamos qué partes de su cerebro distinguían los olores familiares y no familiares de perros y humanos.                                                                                                                                                                          
Pronto, la comunidad local de perros aprendió a reconocer qué pensaban los perros a partir de nuestra investigación. 
En menos de un año, habíamos congregado a un equipo de doce perros certificados ya por la MRI.                                                                                                                                           Aunque sólo estamos empezando a responder preguntas básicas sobre el cerebro canino, no podemos ignorar las impactantes similitudes entre los perros y humanos en cuanto a la estructura y el funcionamiento de una zona clave del cerebro: el núcleo caudado.                                                        

El núcleo caudado anticipa cosas que nos van a gustar, como la comida, el amor o el dinero. [...] 

En perros, encontramos que la actividad en el caudado incrementa en respuesta a una mano indicando comida, así como por olores familiares. Y en estudios anteriores también se activaba con al vuelta de su dueño que había desaparecido momentáneamente. ¿Es esto realmente una prueba? No del todo, pero muchas de las cosas que se activan en el caudado humano asociadas a emociones positivas, también activa el caudado del perro. Los neurocientíficos le llaman a esto homología funcional, y puede ser un indicativo de las emociones animales.

La habilidad de experimentar emociones positivas como amor y apego, significaría que los perros tienen un nivel de conciencia y sensibilidad comparable al de un niño, y esta habilidad nos invita a re-pensar sobre cómo tratamos a los perros.

En resumen, los perros hasta ahora se han considerado como una propiedad y estos estudios nos empujan a pararnos a pensar sobre las limitaciones y los comportamientos que tenemos con ellos. Los perros (y muy probablemente otros animales parecidos a nosotros), parecen tener emociones como las nuestras, lo que significa que no podemos tratarles como hasta ahora lo hemos hecho ni como una propiedad.

Los perros son humanos
(*) Médico Veterinario Español

Fuente original: New York Times

viernes, 1 de noviembre de 2013

CUÁL ES EL FUNDAMENTO HISTÓRICO DE LOS SINDICATOS

Por Alberto Buela (*) 

Mucho se ha escrito sobre el origen de los sindicatos y la inmensa mayoría de los autores los hace derivar de las organizaciones de gremios de la edad media. Organizaciones que fueron suprimidas por la Revolución Francesa con la ley de Le Chapellier de 1791 que decía:

Art 1. El desmantelamiento de toda clase de corporaciones de ciudadanos del mismo oficio y profesión es una de las bases fundamentales de la Constitución Francesa, y se prohíbe totalmente volver a crearlas bajo cualquier forma.

Art 2. Los ciudadanos del mismo oficio o profesión, empresarios, comerciantes, artesanos, obreros y artesanos de cualquier ramo, no pueden, cuando están juntos, nombrar presidente, secretario o síndico, llevar registros, promulgar estatutos u ordenanzas ni tomar decisiones, ni imponer normas en su interés común.

Esta ley fue derogada por la ley Ollivier de 1864 que abolió el delito de asociación. A partir de esta última ley o quizás un poco antes comienzan a crearse los sindicatos tal como hoy existen.

Pero el asunto que queremos tratar en este trabajo es cómo surgieron, cómo funcionaron y que significación tuvieron los gremios en la edad media y si tuvieron o tienen alguna significación o vigencia contemporánea.
El tema tiene dos aspectos que debemos distinguir: los gremios en su realidad histórica y la teoría de los cuerpos intermedios.

Para hablar de los gremios, y en general de los cuerpos intermedios, tenemos que remontarnos a la decadencia y caída del Imperio Romano de Occidente.

La decadencia del Imperio Romano comienza en el 395 cuando a la muerte del emperador Teodocio sus hijos se lo reparten en dos: el de Oriente que tuvo como emperador a Arcadio y el de Occidente a Honorio. La caída del Imperio Romano de Occidente se produce en el año 476 cuando Odoacro, jefe de los hérulos, banda de germanos al servicio del Imperio, destituyó en Roma al joven emperador Rómulo Augústulo, de siete años, y se hizo proclamar rey de Italia por su ejército. Como el Imperio fue un Estado centralizado y unitario durante siglos, su caída produjo en el continente europeo un vacío enorme tanto de poder como de representanción. Fue un golpe tremendo que sufrió la conciencia europea con la caída del Imperio que incluso grandes filósofos como San Agustín de Hipona (hoy Túnez) vio en ella la proximidad del fin del mundo.

Es que la vida en el Imperio estaba organizada hasta en sus mínimos detalles desde arriba hacia abajo. Y todos los aspectos de la industria y el trabajo pertenecían y eran contralados por una burocracia gigantesca cuyo jefe era el Emperador. Si bien el concepto de Estado es una idea moderna que  nace como entidad superior (soberana) para evitar las interminables guerras de religión entre católicos y protestantes, podemos considerar al Imperio como el Estado romano que se constituye en un absoluto para la organización de la vida y la lucha contra la barbarie. No es extraño entonces, que esta organización estatal unitaria realizada desde arriba hacia abajo haya sido exaltada por el fascismo en el siglo XX.

La cristianización del continente europeo comienza oficialmente con la conversión del emperador Constantino y el Edicto de Milán del año 313 que prohíbe la persecución por parte de las autoridades imperiales  a los cristianos con lo cual el cristianismo se extiende como una marea por toda Europa. Con la desaparición del Estado central romano, que había llegado a legislar hasta los detalles más mínimos de la vida social y económica, los hombres, en esa bastedad inmensa que cubría el Imperio Romano, tuvieron forzosamente que comenzar a gobernarse a sí mismos.

Se produce, entonces, a partir de la caída del Imperio Romano, en tanto Estado centralizado, unitario y militar, con el vacío político y de representación que deja, la creación de instituciones autónomas y libres en la edad media, dentro de las cuales se destacan: el gremio y el municipio.

Como no existía la idea de un Estado como ocurre hoy, ni tenían un sentimiento de fuerte nacionalidad, su referencia era la idea de Cristiandad, es decir, la organización social de la vida al modo cristiano. Y esta organización la veían realizada de alguna manera en las órdenes religiosas. Lo que existía políticamente eran reinos, pero que al ser débiles, derivaron en feudos. Y estos feudos se centraban en el castillo de un señor feudal alrededor del cual se formaban las aldeas de campesinos y siervos de la gleba, quienes a cambio de protección entregaban gran parte de su trabajo al señor feudal, bajo el principio de protego ergo obligo.

En este contexto histórico nacen los municipios, en tanto, organización de las familias en las  aldeas y los gremios en tanto organización de los trabajadores artesanos. Nunca se insistirá bastante en resaltar que ningún Estado regaló a los trabajadores su forma de organización laboral sino que fueron ellos mismos quienes se la crearon. Estos artesanos de la Alta Edad Media, seguramente inspirados en lo que tenían a la vista que eran las organizaciones monásticas, fueron los que crearon de la nada sus propios gremios.

Este tipo de organización social y profesional de la vida económica donde se vinculaban todos los aspectos de la existencia cotidiana  transformó a Europa en el motor del mundo al menos hasta el surgimiento de las monarquías absolutas que anularon los fueros ganados por los trabajadores. Este es el primer gran golpe que reciben los gremios, fueros, municipios y universidades: la apropiación por parte del poder central.

Las monarquías absolutas donde “el rey es la ley”,  se caracterizaron por no tener ningún freno como la división de poderes de las monarquías constitucionales posteriores o la necesidad del rey de dialogar y pactar con la comunidad (municipios, gremios, universidades, señores feudales) del régimen anterior.

Todo este largo período que va desde la caída del Imperio Romano hasta el surgimiento de las monarquías absolutas al final de la edad media ha sido muy mal estudiado, puesto que se lo hizo siempre desde un prejuicio y preconcepto anticatólico como el de la modernidad ilustrada, quien fue la que escribió la historia de la edad media. Nosotros todos hemos recibido hasta finales del siglo XX, que es cuando aparece toda una serie de historiadores (Furet, Chaunu, le Goff, Cardini, Huizinga, Pirenne, Kantorovich, Flori, Duby, Dumézil et alii), la versión de la Ilustración sobre ese largo período de la historia. Y es muy difícil revertir una visión y versión repetida hasta el cansancio por más de doscientos años.

Por supuesto que este prejuicio se extiende a la valoración negativa de las instituciones de dicho período como lo son el municipio como unión de familias y los gremios como unión de los trabajadores. En el caso de las universidades, se desnaturalizó su esencia y en lugar se pensarlas formando parte de su comunidad, se las transformó en entidades neutras y autónomas, distantes de todo compromiso comunitario y en manos del poder central.

Visto el origen y significación de los gremios hasta su prohibición por la Revolución Francesa, corresponde ahora analizar la teoría de los cuerpos intermedios que les da sustento y vigencia hoy día.

A mediados del siglo XIX comienzan a producirse en Europa manifestaciones sociales de todo tipo disconformes con el orden social y político vigente, que fue el período de mayor explotación del hombre como obrero. El denominado “capitalismo manchesteriano” significa dos cosas:  el mayor enriquecimiento de Inglaterra y la época más ruin y nefasta para los trabajadores y asalariados.

En este caldo de cultivo nace el marxismo y ofrece su propuesta de la sociedad comunista de los productores asociados; el liberalismo conforme con ese estado de cosas quiere seguir organizado la sociedad a través de la ley de acero de la oferta y la demanda, mientras que el catolicismo, a través de sus pensadores sociales: Villeneuve-Bargemont, la Tour du Pin, Alberto de Mun, von Vogelsang, Sardá y Salvany, enuncia la teoría de los cuerpos intermedios que tendrá su máxima expresión en la encíclica Rerum Novarum de León XIII en 1891.

Esta teoría sostiene, en contra de la opinión ilustrada y liberal que niega los cuerpos intermedios, que entre el Estado y el individuo existen y tienen que existir organizaciones intermedias que son las que representan sus verdaderos y legítimos intereses. Que la modificación para mejorar el orden social se puede llevar a cabo a través de la multiplicación de cuerpos intermedios. Que “la evolución de la técnica y la industria, lejos de debilitar la teoría de los cuerpos intermedios, la vuelve aun más factible. Renueva su fecundidad para todo lo que los descubrimientos modernos permiten poner en práctica”[1]

Estos cuerpos intermedios, denominados por el peronismo “organizaciones libres del pueblo”, tienen que mantener una cierta neutralidad política, pues no todos sus miembros piensan de la misma manera. Sin embargo, esta teoría sufrió una evolución notable y así observamos como en la encíclica Laborem excercen del Papa Juan Pablo II, cien años después, amplía el campo de representación de los gremios a los derechos políticos e incluso existenciales de los trabajadores.

Esta teoría de los cuerpos intermedios quiere recuperar el sano equilibrio entre el capital y el trabajo. Y lograr la representación genuina de los trabajadores, pues son los que, de facto, preservan los vínculos sociales del cuerpo político. Así como antiguamente eran los estamentos sociales que limitaban el poder absoluto de los reyes, hoy limitan el poder del “totalitarismo dulce” de los gobiernos progresistas. 

Es obvio que estos cuerpos intermedios hoy no se limitan a los sindicatos y municipios sino que se extienden también a las asociaciones y colegios profesionales, a las cámaras empresariales y de comercio, a los medios de información y a todos los que intermedian entre la sociedad civil y el poder político.

El Estado moderno (ley de Chapellier y otras semejantes) le robó a la sociedad una de sus máximas creaciones para la mejor vida pública: los cuerpos intermedios. El Estado de bienestar intentó una modificación (el primer peronismo propuso la creación y multiplicación de lo que él denominó: organizaciones libres del pueblo). Mientras que el Estado postmoderno o progresista de hoy día, prefiere su anulación y reemplazo por las fuerzas inorgánicas de las manifestaciones populares sin estructura ni contenido (los grupos piqueteros, los sin tierra, los indignados et alii).  

Esta teoría de los cuerpos intermedios es el meollo, el núcleo duro de la doctrina social de la Iglesia. Doctrina que en muchos aspectos es cambiante según las necesidades y nuevas demandas de los tiempos, pero que se apoya en algunos principios invariables: el de la libertad de la persona, el de la libertad de asociación, el de la subsidiariedad, el de la solidaridad y el de finalidad o  bien común general.

El hombre como persona es un ser libre y por lo tanto responsable de sus actos, que tiene todo el derecho de asociarse con otros para la defensa de sus intereses. Y debe actuar por sí hasta donde le sea posible y permitido sin reclamar la ayuda de otros. Los problemas, los debe resolver la autoridad más próxima al problema. Así los padres no deben asumir las responsabilidades de sus hijos siempre que ellos tengan la madurez de necesaria para asumirlas, pero en caso que una persona, asociación o institución no contara con la fuerza suficiente de ejecución, la persona, asociación o institución superior debe concurrir en su ayuda. Esto produce una soldadura, una unidad social, una solidaridad, que permite el logro del bien común general como finalidad del gobierno político.

En el fondo, este brevísimo párrafo quiere sintetizar la doctrina social católica, que encuentra su fundamento en la reductio ad unum: una finalidad, una patria, una familia, un Estado nación. Pero que al mismo tiempo exprese la diversidad y la pluralidad de posturas y valores propios de los hombres que la constituyen. Es por eso que su lema ha sido desde siempre: buscar la unidad en la diversidad.

Hoy el Estado progresista y postmoderno a través de la falsa teoría del multiculturalismo entiende ese pluralismo al revés, pues lo entiende como la quiebra de la unidad. Hoy ya no somos entendidos como un crisol de razas que viven e intentan la construcción de un proyecto común de nación sino que propone que seamos entendidos como “muchas culturas separadas”. Por eso se llega al colmo del desatino en Bolivia al crear un Estado plurinacional con 36 naciones. Donde se diluye el poco espesor que tenía el enclenque Estado nacional boliviano (Bolivia es un Estado imposible. Juan Bautista Alberdi 1845) en un disparate político, cultural, histórico, religioso, económico y social.

Queda todavía un aspecto para estudiar y es el de la representación política de los cuerpos intermedios. Y este es un tema tabú dentro de la politología o el derecho político, pues cada vez que se lo encara, inmediatamente surge el grito desesperado de: fascista…fascista.

Sin embargo a partir de 1970, se viene desarrollando en los países capitalistas avanzados, como sostiene el eminente politólogo Gonzalo Fernández de la Mora, esta corriente de pensamiento. Sus portavoces más destacados son P.C. Schmitter y G. Lembruch, cuya preocupación fundamental es insertar dentro del esquema contemporáneo de partitocracia el aporte decisivo de la “acción concertada” entre sindicatos y patronales, con eventual presencia gubernamental [2].

Así, ante un posible poder compartido, los partidarios de la partidocracia desplazan o alojan a los representantes de las organizaciones sociales (sindicatos, cámaras, cooperativas, asociaciones sociales, etc.) en un Consejo Económico y Social, simplemente consultivo, para   neutralizarlos y conservar el poder efectivo de las instituciones políticas que controlan.

Hoy son muchos desde el campo social los que piden la reinstauración de los mencionados Consejos, pero sin darse cuenta que mientras sigan siendo instituciones, meramente consultivas o preceptivas, de poco y nada le sirven a la sociedad y al mundo del trabajo.

La Constitución peronista  del Chaco de 1951 planteó, aún sin decirlo, la clara y distintiva separación entre el corporativismo de Estado, típica del fascismo, y el cooperativismo de comunidad, idea medular del peronismo, en tanto teoría política. Es más, el Justicialismo nunca habló de corporativismo, ni de cuerpos intermedios, al estilo de Roberto Michels, Mosca o Creuzet, sino de “organizaciones libres del pueblo”. Esto es, creadas libremente por el pueblo, de abajo hacia arriba, sin intervención del Estado. Éste bajo el principio de “la suficiente representatividad” del Decreto-Ley 23.852 del 2 de Octubre de 1945, estableció “las condiciones de posibilidad” de las organizaciones profesionales; pero no su creación que quedó siempre en mano de los trabajadores y del pueblo en su conjunto, según sus intereses y necesidades.

Estos antecedentes teóricos, y muchos más que desconocemos, nos han hecho proponer la realización de un congreso nacional e internacional sobre este tema específico donde se planteen, estrictamente, las posibilidades concretas de instauración de un sistema alternativo al partidocrático actual, que pueda recortar el monopolio de la representación que ejercen las oligarquías partidarias. Hoy los partidos políticos están compuestos por oligarquías partidarias que ser reciclan a sí mismas.

Este llamado a eliminar el monopolio de la representatividad política que ejercen exclusivamente los partidos políticos, solo puede hacerse desde el peronismo, como marco de referencia; pues ha demostrado en los hechos, que se puede hacer sin caer en el fascismo o cosas por el estilo y al mismo tiempo, por no hacer esta modificación al régimen de representatividad liberal ha quedado el mismo peronismo como una revolución inconclusa.

(*) arkegueta, aprendiz constante


[1] Creuzet, Michel: Los cuerpos intermedios, Speiro, Madrid, 1964, p. 196
[2] Fernández de la Mora, Gonzalo: Contradicciones de la partitocracia, La Emboscadura, Madrid, 2008, p. 27

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...