viernes, 31 de enero de 2014

LOS PELIGROS DEL PARACETAMOL Y SUGERENCIAS DE ALTERNATIVAS NATURALES PARA TRATAR EL DOLOR




La semana pasada publicamos sobre las nuevas restricciones a la receta de paracetamol, uno de los medicamentos más consumidos en todo el mundo. Lo de los daños del paracetamol es historia antigua. Ahora se recomienda una dosificación baja pero como ya escribiera el médico Rafa Bravo, hubo un tiempo en que la moda era tomar un gramo del fármaco aunque no por subir la dosis aumenta su efectividad y sí los peligros.


El año pasado hubo mucho debate sobre el abuso y el peligro del paracetamol. El medicamento es un producto potencialmente letal, como me alerta otro medico, Juan Gérvas. Hay que usarlo según estrictas instrucciones. En Estados Unidos (EE.UU.)en una década murieron más de 1.500 personas tras tomar este popular analgésico.

Otro trabajo, publicado en una revista médica, explica que ingestión es también una de las causas de intoxicación medicamentosa más común en el mundo y cita de nuevo a EE.UU. cuando argumenta que es la primera causa de falla hepática aguda en adultos, con una incidencia en aumento.
Existe toxicidad con dosis mayores de 150 mg en menores de doce años o 7,5 gramos totales en adultos y niños mayores de 12 años.
Como podéis entender, muchas personas han tomado mas de 7,5 gramos, sobre todo aquellas que lo usan de modo corriente.
En este trabajo, realizado en Chile, concluyen que el 29% de los pacientes de la muestra estudiada podría desarrollar daño hepático si no son tratados. En falla hepática fulminante la mortalidad pre trasplante es de hasta 37%. Sin embargo, no hay datos actuales publicados sobre el número de trasplantes por falla hepática producida específicamente por paracetamol en Chile.
El paracetamol es un tóxico hepático brutal, sin más. ¿Para qué escribir sobre las mezclas? Cuanto más, peor. Como comentan en el blog El comprimido, hecho por profesionales sanitarios:

Una de las actitudes inapropiadas, relacionada con ese afán por el exceso, es el empleo sistemático de dosis elevadas de los analgésicos más empleados en clínica: los AINE y el paracetamol. Nos da igual si el paciente pesa 60 kg o 90 kg, si tiene 25 o 75 años y si el efecto analgésico va encaminado a resolver un dolor menstrual, una tendinitis o el dolor asociado a una gonartrosis. El caso es que iniciamos los tratamientos con 600 mg de ibuprofeno, 500 mg de naproxeno o 1 g de paracetamol —casi siempre cada ocho horas— sin valorar primero la posibilidad de que el dolor del paciente pudiese ser controlado con una dosis más baja o con una menor frecuencia de administración”.

Desde luego en el Reino Unido disminuyeron la necesidad de transplantes de hígado y los suicidios, al disminuir el tamaño de los envases de paracetamol.

Así de grave es el problema. Seguid mi recomendación y emplead los analgésicos a la dosis eficaz más baja y durante el menor tiempo posible.
 ------------------------------------------------------------------------

¿Pero cómo podemos ayudarnos para aliviar el dolor? 

El Dr. Mercola nos propone lo siguiente:


Estrategias Fundamentales para Tratar el Dolor Crónico

El dolor crónico es quizá una de las dolencias más comunes que hay. Y aunque las diferentes enfermedades y condiciones podrían beneficiarse de estrategias específicas para tratar el dolor, creo que las siguientes son recomendaciones básicas para el tratamiento de la mayoría, de no ser de todas las enfermedades dolorosa.

Obtener suficientes grasas omega-3 de origen animal y de alta calidad: Las grasas omega-3 son precursoras de los mediadores de la inflamación conocidos como prostaglandinas. Una de las mejores fuentes de grasas omega-3 es el suplemento de aceite de krill. Se ha descubierto en muchos estudios clínicos y en animales que las grasas omega-3 EPA y DHA contenidas en el aceite de krill tienen propiedades antinflamatorias. A diferencia del aceite de pescado, el aceite de krill no representa toxicidad y ni ranciedad para su cuerpo, lo que de otra forma podría dañar su salud. También es mucho más bajo en la cadena alimenticia, haciendo que sea menos probable que acumulen sustancias químicas ambientales y toxinas.

Eliminar o reducir radicalmente el consumo de granos y azucares, especialmente la fructosa: El consumo excesivo de granos y azucares elevará sus niveles de insulina y leptina haciendo que su cuerpo se vuelva resistente a ellos, causando un aumento en la inflamación del cuerpo.

Optimizar sus niveles de vitamina D por medio de la exposición apropiada al sol: Combinada con la vitamina K2, la vitamina D puede ayudar a prevenir el ablandamiento de los huesos que puede causar dolor en la espalda baja. La exposición al sol también tiene propiedades analgésicas o que combaten el dolor más allá de la producción de vitamina D. Las investigaciones han demostrado que la exposición al sol puede ser sumamente benéfica para el dolor causado por la fibromialgia, por ejemplo.

Evite el aspartamo y el MSG: ambos son conocidos por causar dolores de cabeza y migrañas.

Entrar en contacto con la tierra (Grounding): Caminar descalzo, haciendo que su cuerpo entre en contacto con la tierra, es una forma sencilla de reducir la inflamación crónica y el dolor. Cuando usted entra en contacto con la tierra, hay una transferencia de electrones libres, que son unos de los antioxidantes más potentes conocidos hasta ahora, de la tierra a su cuerpo. El efecto es suficiente para mantener su cuerpo en el mismo potencial eléctrico con carga negativa que la tierra. 
Esto da como resultado un sinnúmero de beneficios de salud, incluyendo calmar su sistema nervioso simpático que produce cambios benéficos en el ritmo cardíaco y la presión arterial, mejora el sueño, disminuye los niveles de inflamación, reduce el dolor y mejora el estado de bienestar en general. También adelgaza la sangre y reduce su viscosidad, mejorando el flujo sanguíneo por todo su cuerpo.

Las investigaciones han demostrado que toma cerca de 80 minutos para que los electrones libres de la tierra lleguen a su torrente sanguíneo y transformen su sangre. Una teoría nueva también propone que entrar en contacto con la tierra podría facilitar la formación de agua estructurada en su cuerpo, lo que podría ser crítico para una salud óptima.


Alternativas del Paracetamol (y Otros Analgésicos) para Aliviar el Dolor

Las siguientes opciones también ayudan a aliviar el dolor sin los peligros a la salud relacionados con el paracetamol y otros analgésicos:

Astaxantina: Uno de los antioxidantes solubles en aceite más efectivos. Tiene potentes propiedades antinflamatorias y en muchos casos es mucho más efectivo que muchos NSAIDs. Muchas veces se requieren dosis altas y una podría necesitar 8mg o más al día para alcanzar sus beneficios.

Jengibre: Esta hierba es un potente antinflamatorio que ofrece alivio del dolor y propiedades benéficas para el estómago. El jengibre fresco funciona bien cuando se pone en agua hirviendo en forma de té o bien se mezcla en un jugo de vegetales.

Curcumina: La curcumina es el principal compuesto terapéutico contenido en la especia llamada cúrcuma. En un estudio 11 realizado en pacientes con artrosis, se les dieron 200 mg de curcumina al día para su plan de tratamiento para reducir el dolor y aumentar la movilidad. De hecho, se ha demostrado que la curcumina tiene una poderosa actividad antinflamatoria, cuatro estudios también demostraron su capacidad de reducir los efectos adversos relacionados con el Tylenol.12

Boswellia: También conocida como boswellin o “incienso indio”, esta hierba contiene poderosas propiedades antinflamatorias, que han sido valoradas desde hace miles de años. Esta es una de mis favoritas, ya que he visto cómo funcionan en muchos pacientes con artritis reumatoide.

Myristoleate cetílico (OCM): Este aceite, que se encuentra en el pescado y en la mantequilla de vaca, actúa como “lubricante para las articulaciones” y antinflamatorio. Yo mismo lo he utilizado para aliviar los quistes ganglionares y el síndrome del túnel carpiano leve que se presenta por escribir demasiado en teclados no ergonómicos. Yo utilizo una preparación tópica para esto.

Onagra, grosella negra y aceites de borrajaEstos contienen el ácido grado, el ácido gamma linolénico (GLA) que sirve para tratar el dolor artrítico.
Crema de cayena: También conocida como crema de capsaicina, esta especie se deriva de los chiles secos. Alivia el dolor, gracias al agotamiento de la fuente del cuerpo de la sustancia P, un componente químico de las células nerviosas que transmiten las señales de dolor al cerebro.

N de la R: también por experiencia personal recomendamos a nuestros lectores de Infocon Noticias,  la utilización de la medicina tradicional china, digitopuntura y/o acupuntura, Do In, auriculoterapia y Moxibustión (acupuntura por calor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...