jueves, 23 de enero de 2014

RAYOS: CUÁNDO APRENDEREMOS QUE ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR






















Lamentablemente seguimos siendo los argentinos "ratas de laboratorio". Luego de tantos muertos en crímenes ferroviarios el gobierno "ahora" compra vagones 0 km. Luego de los rayos caídos en la costa atlántica "ahora" se exige la instalación de pararrayos. Qué bueno sería que se INSTALE DEFINITIVAMENTE "LA PREVENCIÓN" y se actúe de la misma manera con el Narcotráfico, escruches, robos, violaciones y con el delito principal: POLÍTICOS CORRUPTOS

EL GOBIERNO BONAERENSE EXIGE ESE EQUIPAMIENTO A TODOS LOS BALNEARIOS

Los balnearios de la costa atlántica tienen un plazo de veinte días para instalar un pararrayo. La medida, adoptada después de la tragedia de Villa Gesell, es de dudosa efectividad, según la opinión de los expertos.

Por Carlos Rodríguez/Página 12

Los balnearios de Mar del Plata, Villa Gesell y de toda la costa atlántica tendrán que instalar pararrayos, en un plazo de veinte días, a razón de uno por parador de playa, porque así lo dispuso el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. La medida se toma con la finalidad de tratar de “evitar nuevas tragedias”, como la ocurrida el 9 de enero en Villa Gesell, donde murieroncuatro personas, o episodios como la caída de dos rayos en Mar del Plata con un saldo de siete heridos. La disposición sería acatada por los concesionarios, aun cuando existen sobradas dudas acerca de su eficacia. En su edición del 11 de enero, Página/12 publicó una entrevista con Eldo Avila, profesor de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba, quien consideró que “la presencia de pararrayos en una playa no garantiza seguridad” a los bañistas y opinó que lo que hay que hacer es educar a los ciudadanos para que tengan “real dimensión de lo peligrosa que puede ser una tormenta así”.

La confirmación sobre lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo bonaerense fue hecha a este diario por Jorge Riccilo, de la Cámara de Empresarios de Balnearios (Cebra), que reúne a más de 40 paradores de Mar del Plata, y por fuentes de la Municipalidad de Villa Gesell. Riccilo, quien ante la consulta de Página/12 dijo que tenía conocimiento de la opinión de Avila en cuanto a la ineficacia de los pararrayos, puntualizó, no obstante, que “en lo personal, como responsable de dos balnearios de la zona de La Perla, estoy de acuerdo con la medida y la voy a aplicar, a la vez que he trasladado la inquietud a los responsables del resto de los balnearios de la ciudad, para que tomen las medidas que consideren convenientes. Yo no los puedo obligar a que acaten la decisión, pero creo que la mayoría lo va a hacer”.

Riccilo recordó que el Ministerio de Trabajo provincial, a través de la Secretaría de Seguridad Social, es el que supervisa la capacitación de los guardavidas en materia de primeros auxilios, manejo de extinguidores y otras cuestiones establecidas por las ART. “El pedido de los pararrayos lo tomamos con mucha seriedad, por eso ya muchos balnearios llamaron a expertos para que hagan los estudios necesarios para establecer el lugar donde hay que instalarlos, la altura de los edificios cercanos, el área que va a quedar comprendida” por la instalación del artefacto. El representante de la Cebra puntualizó que “por más que tengamos dudas sobre su eficacia, no podemos dejar de acatar la disposición porque, si a cualquiera de nosotros nos pasa algo como lo ocurrido en Villa Gesell, no nos va a alcanzar la vida para pagar un hecho de esa naturaleza”.

El empresario aclaró que por ahora “no hemos tenido ninguna reunión con las autoridades de la provincia para analizar la complejidad técnica de los pararrayos ni para debatir acerca de la eficacia o no” de la medida. Lo que sí me parece necesario decir es que todos, funcionarios, empresarios y medios de prensa, tenemos que llevar toda la información correcta a los usuarios de las playas, porque nadie quiere ver veraneantes asustados por informes alarmistas.”

En la Municipalidad de Villa Gesell recibieron una notificación respecto de la medida dispuesta por el Ministerio de Trabajo provincial, que en sus fundamentos cita leyes y decretos que datan del año 1974 y que recomiendan la instalación de pararrayos en las playas. Desde que ocurrieron las descargas eléctricas sobre las playas, “un ejército de vendedores de pararrayos se está moviendo por la costa”, le comentó a Página/12 el propietario de un balneario de Gesell.

En declaraciones a la prensa local, el intendente de Villa Gesell, Jorge Rodríguez Erneta, dijo compartir las dudas que tienen los expertos en cuanto a la eficacia de la instalación de pararrayos en las zonas costeras. Emilse Gioia, la propietaria del balneario Afrika, donde ocurrió la tragedia de Gesell, le comentó a Página/12 que muy cerca del parador hay un pararrayos, hecho que no impidió la caída del rayo sobre un sector de carpas. Fuentes del municipio de esa ciudad confirmaron que hay un pararrayos en el edificio más alto de la zona, cerca del baldío en 122 y playa, utilizado con frecuencia como helipuerto cuando el gobernador Daniel Scioli visita esa ciudad balnearia.


RAYOS: "PUEDE REDUCIRSE EL PORCENTAJE DE VÍCTIMAS"

Tras la tragedia de Villa Gesell, un especialista advierte sobre las muertes por tormentas eléctricas.
Info News/Tiempo Argentino

Las tormentas eléctricas constituyen el fenómeno natural que más muertes produce en promedio por año en Argentina, llegando a medio centenar de víctimas. Pero este saldo podría reducirse significativamente utilizando dispositivos "no muy costosos", una especie de "sensores de relámpagos y detectores de nubes con continuidad empleando webcam o cámaras similares", ubicados en las estaciones meteorológicas que monitorean las tormentas en tiempo real.

"Los países desarrollados ya cuentan con detectores que alertan la  llegada de relámpagos. ( pinchar enlace AQUÍ) Esto debería ser obligatorio en nuestro país. Entonces, con toda esta información y, por supuesto, conectado con Defensa Civil y el Servicio Meteorológico Nacional, se podría tener un dato muy fehaciente sobre la influencia de estos fenómenos en un determinado lugar", asegura el director del Área de Física de la Atmósfera y Radiación Solar del Instituto de Física de Rosario, Rubén Piacentini.

Según el investigador rosarino, los dispositivos equipados con sensores de relámpagos y con cámaras de registro continuo de imágenes permiten seguir las nubes, anticipando la detección de aquellas tormentas que se desarrollan muy rápido y que los radares sólo pueden registrar en intervalos de unos diez minutos. En particular, los sensores de relámpagos no son de carácter obligatorio en lugares de alta concurrencia en Argentina, como sucede en Europa y Estados Unidos.

Una vez implementado este sistema, la tecnología permitirá que la información llegue a las personas directamente, por ejemplo, a través del celular o de los medios de comunicación masivos, en forma de advertencia.

"Lo que nosotros aconsejamos es que en lugares donde hay mucha concentración de gente, como canchas de futbol, piscinas, y en la playa, se pongan sensores de alerta para que la gente pueda resguardarse en aquellos sitios protegidos con pararrayos", recomienda Piacentini.

En el último año se registraron alrededor de 50 muertos en todo el país por la caída de rayos. "Yo creo que se puede reducir este porcentaje cuanto mayor sean los sistemas de protección, porque se trata del fenómeno natural que más muertes produce en promedio por año", asegura el director del Área de Física de la Atmósfera y Radiación Solar del Instituto de Física de Rosario.

Consultado acerca de las medidas preventivas, el investigador aseguró que la mejor protección ante los relámpagos es un automóvil, porque tiene una estructura metálica y en su interior el campo eléctrico es constante, dado que el principal problema es la diferencia de potencial.

 "Una persona parada es como si tuviera los dos pies como dos enchufes en la tierra cuando cae un rayo, entonces se genera una diferencia de potencial en el suelo entre un pie y el otro y eso, si está muy cerca de donde se descargó el rayo, le puede ocasionar graves lesiones y hasta la muerte", explica.

Otra recomendación es mantener las piernas juntas con las manos en los oídos para evitar lesiones auditivas, alejarse de las rejas, puertas y ventanas, evitar lugares altos y espacios abiertos, y no utilizar teléfonos fijos, entre otros consejos.

MÁS RECOMENDACIONES

Además:

El rayo puede entrar en las casas a través del cableado y de las tuberías causando daños añadidos.

¿Qué hacer en caso de encontrarse en el exterior durante una tormenta eléctrica?

 No existe un lugar en el exterior donde se pueda estar totalmente a salvo de los rayos de una tormenta eléctrica.

 Si existe un aviso de tormenta, procure organizar sus actividades en el interior y evite estar en la calle.

Si después de escucharse el trueno pasan menos de 30 segundos y se observa el relámpago, busque refugio CON URGENCIA.

Acuda al interior de un edificio estable o un coche y manténgase alejado de cables y tuberías de agua.

Si no tiene donde resguardarse y se queda en el exterior, bajo ningún concepto se refugie bajo los árboles para no mojarse ni en automóviles descapotables. Evite zonas cercanas a cursos de agua, áreas abiertas desprotegidas y paradas de autobús. Quédese en cuclillas con las manos sobre las rodillas.

Si se encuentra en el campo y siente que el cabello se levanta (lo que indica que un rayo está a punto de caer), póngase en cuclillas. Inclínese hacia delante y ponga las manos sobre las rodillas. Ponga los pies juntos y quítese todos los objetos de metal que pueda. No se tumbe en el suelo. No se siente sobre nada mojado.

Si se encuentra en un barco, salga y aléjese del agua.

Los campos de golf, pistas de tenis, estacionamientos, piscinas y vías de tren son lugares extremadamente peligrosos: evítelos.

Las tuberías y las líneas telefónicas son conductoras de electricidad. Apague la entrada de suministro eléctrico y evite el uso de teléfonos. (Excepto en caso de emergencia). Cuide su equipo informático. Antes de la llegada de la tormenta, apague el ordenador, desenchufe los cables y desconecte la toma al teléfono.

No se duche ni se bañe durante una tormenta.

En general, es recomendable alejarse a más de 13 kilómetros de donde tenga lugar una tormenta.

Diferencias entre rayo y relámpago.

Es muy sencillo, la chispa eléctrica que llega a tierra se llama rayo y la chispa que va de una nube a otra, recibe el nombre de relámpago.  La aparición del rayo es breve y siempre va seguida del trueno (el sonido).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...