martes, 22 de abril de 2014

PARA EL NACIONALISMO: SOBRE LOS HECHOS EN UCRANIA



Ucrania ha sufrido una quiebra económica, que según muchos analistas, fue provocada. Su líder, derrocado a principios del 2014 por un movimiento (¿popular?) fue tentado por el FMI y por la Rusia de Putin con dinero para sanear las cuentas. Se volcó a este último y ahí se desató la tormenta. Pero es tan oscuro todo, ya sea por los actores en sí como por los medios de comunicación, que no logro hacerme una imagen clara de qué es verdaderamente lo que está sucediendo.

A principios de año nos llegaban noticias alentadoras de los dos grandes partidos políticos o agrupaciones nacionalistas de derecha ucranianas. Parecía que, volcándose a los principios religiosos de antaño, defendían una nueva Ucrania libre del mundialismo, y especialmente, del sionismo. Denunciaban un cierto comunismo subterráneo ruso y la perversidad occidental. Pero a medida que pasaba el tiempo, surgían otras informaciones condenando ciertas coqueterías de estos sectores con el Occidente descarriado. Algunos sitios acusaban directamente a Estados Unidos de haber fogoneado a estos grupos “neonazis” (como los etiquetaron) y otros, como Amanecer Dorado (grupo nacionalistas de derecha con gran popularidad en Grecia) de haber transado con los globalistas. La crítica de los sectores progresistas de izquierda hacia estos grupos era su filiación con el nazismo-fascismo y Estados Unidos, matando dos pájaros de un tiro. Por otro lado, los muchachos de Amanecer Dorado, apoyando a Putin, los acusaban de traición a la causa nacionalista y tradicionalista. Qué fue de Sector Derecha y Libertad no lo sé, y me gustaría que un observador sosegado me contará un poco. La semana pasada el grupo Sector Derecha tuvo una baja importantísima entre sus miembros, su líder fue asesinado y el ministro del Interior, directamente relacionado con el gobierno pro europeo, está en la mira. ¿Será que la alianza con Estados Unidos y Europa existió y ahora estos quieren despegarse? ¿Será que nunca la hubo y esto demuestra que no están con los pro europeos? No lo sé, espero comentarios.

Otro actor muy importante en esta trama es Rusia. Desde hace un tiempo Putin viene demostrando una muy buena actitud frente al orden natural y las tradiciones religiosas rusas. Prohibió la manifestación pública de la homosexualidad (algo así como el lobby), prohibió el aborto, persiguió al grupo feminista ucraniano FEMEN, en sus discursos ataca la inmoralidad occidental como causa de la decadencia mundial y brega por una vuelta a las tradiciones rusas de antaño. Mi gran pregunta es: ¿es sincera la actitud o es en contraposición a la cultura de la muerte que proponen las Naciones Unidas? ¿Es verdaderamente un renacer tradicional o es una treta de la izquierda para ganarse a los eslavos y a los musulmanes para la lucha contra el capitalismo sionista? 

Por supuesto que poco importa la conciencia de Putin en este punto si sus medidas son para el bien común en resguardo, por lo menos, el orden natural; pero hay que estar atentos pues si el pragmatismo es su móvil pronto puede virar hacia otros puertos más modernos.También he leído que hace unos días el gobierno de Putin dijo que podría crear una zona de libre comercio con Israel, cosa que me llamó mucho la atención, pues dejó colgados a los antisionistas pro putin y a los antisionistas musulmanes que lo acompañan en la lucha. Luego, como siempre, lo justificaron. Puede que sí como puede que no. Hitler firmó un pacto de no agresión con Stalin, su principal enemigo y luego se lanzó a su conquista. Ejemplos sobran.


Por último, el gran rol de los medios en todo esto. Están los que defienden a Rusia desde la izquierda europea más radical (antisionista y pro musulmana), pues es el único que se le plantó a Estados Unidos y a Europa con posibilidades de triunfo; están los que lo defienden desde la derecha, (también antisionistas pero muy pocos pro musulmanes más bien pro europeos) pues, sumando a su actitud antiyanqui y anti Naciones Unidas, exalta valores tradicionales rusos muy parecidos a los que la derecha antiliberal europea busca para su continente. Si algo tiene de bueno el premier ruso es que ha logrado despertar el antisionismo latente, lo ha corporizado y le ha dado un valor dentro del juego mundial, ya no está entre bambalinas, hoy está en el ojo de la tormenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...