domingo, 13 de abril de 2014

SIN DESPERDICIO Y PARA APRENDER: ENTREVISTA A HÉCTOR BUELA

Nuestros lectores y amigos de Infocon Noticias le conocen como una persona culta, íntegra, valiente y esforzada. Su tenaz labor y fuerte compromiso como periodista, investigador y editor le han permitido realizar cautivantes entrevistas y filmaciones a los más notables historiadores y pensadores de la metapolítica mundial por más de veinticinco años. Don Héctor Buela, es Egresado de la Universidad del Salvador como "Licenciado en Ciencias Políticas y Gobierno" y dirige actualmente la magnífica Editorial y Distribuidora independiente "Videos Walhalla" .  Sus actividades como luchador y gallardo dirigente nacionalista le han permitido, en otros tiempos de la patria, ser integrante del FNR (Frente Nacional Revolucionario) y colaborar  en forma permanente en el Centro de Estudios de América y de Europa ( C.E.D.A.D.E), un prestigioso núcleo de estudio sobre el Revisionismo Histórico contra el adoctrinamiento ideológico, cultural y espiritual del Poder Mundial.

La siguiente entrevista realizada desde España y que generosamente nos ha confiado Don Héctor, comprende una semblanza muy especial sobre el Peronismo, la Tercera Posición y la brutal debacle política y cultural actual. Esta es una oportunidad de conocer más profundamente el pensamiento claro, intenso, reflexivo y admirablemente modesto, de una de las personalidades más singulares de nuestro país. Con ustedes, sin desperdicio y para aprender: Héctor Buela.



- Sus labores de ediciones son conocidas en España y toda América. ¿Realizó anteriormente actividades relacionadas con la cultura y la política?.¿Cuál es su formación?.

- Desde joven estuve en actividad en grupos nacionalistas que no prosperaron pero que enriquecieron en experiencia; no “perdí” el tiempo. Mi formación en alguna institución educativa terminó con una licenciatura en Ciencias políticas, pero aquello no fue otra cosa que un vestíbulo mayor a una inmensa e inacabable variedad de lecturas que abren puertas a un conocimiento creciente y cada vez más rico por su diversidad, que uno se da cuenta, es insignificante sin dejar de ser importante, en el efímero lapso de la vida humana.
Lo que más añoro es la actividad en C.E.D.A.D.E , aquel Centro de Estudios nacido en España, que en Argentina formé parte desde su creación en 1982. Pronto tuvo su expansión a distintas provincias de este País, a Chile y Uruguay. Se viajaba mucho, se realizaban actividades en todas partes, era una ebullición de voluntades mancomunadas en toda esta región. Los más jóvenes que ingresaban al poco tiempo hicieron notar que se necesitaba además una actividad política-proselitista. Por eso se creó el Frente Nacional Revolucionario, del que fui secretario. Pero en 1987 una tremenda debacle llevó todo el esfuerzo y la voluntad empeñadas al barranco de la disolución. Sobre los motivos no quiero extenderme pero la moraleja,  resultado de esta experiencia, tal vez apropiada para transmitir a los actuales movimientos es: confiar solamente con las propias fuerzas, en la propia voluntad de poder, en la seguridad sobre sí mismos. Las alianzas y cualquier “negociación” sólo pueden servir en forma genuina si lo es al fin propio de ganar espacio político, poder. Caso contrario, no tiene razón de existir y naturalmente se diluye en el fracaso de las intenciones y  el entusiasmo, la fe propia que no se supo sostener.

-¿Cuándo comenzó a editar sus videos?.¿Qué temáticas abarca?

- La desaparición de C.E.D.A.D. E. nos creó un vacío, el espíritu inquieto quedó amarrado a la vida cotidiana, el verbo y la acción llamados a silencio, las antorchas apagadas. Pronto surgió la idea de realizar filmaciones y empezamos a equiparnos con ayuda de varios camaradas. Las primeras filmaciones comenzaron en 1988, contando con la exclusiva colaboración del Maestro, Profesor Jacques M. de Mahieu. Nueve fueron los episodios filmados teniéndolo como disertante. Un privilegio. Los proyectos con él se multiplicaron, pero falleció en octubre de 1990. Recién ese año tuvimos equipo para editar lo registrado y así comenzaron a hacerse públicas nuestras primeras obras.
Posteriormente continuaron nuestras filmaciones aquí y en Chile sobre historia, genética, filosofía, etc. Pero además comenzamos a elaborar libretos para documentales, subtitular otros, rescatar películas de época italianas, alemanas, francesas y españolas. A casi 25 años de aquel momento en que pusimos en funcionamiento aquella filmadora casi casera, llevamos más de 170 obras.

-¿Qué evolución tuvo y tiene su contenido editorial?. ¿Cuál es el público que solicita sus dvd y qué público rechaza sus obras?

- El contenido editorial, con el tiempo se enriquece y se enriquecerá cada vez más. Esta evolución se puede observar en los nuevos títulos que van incorporándose. Hoy día doy más prioridad a los jóvenes historiadores, investigadores, pensadores; el lugar es para ellos. De tal forma nos plantamos  con respeto y memoria hacia el pasado, pero también nostalgias por un futuro que nosotros mismos, los que aún vivimos y los que vienen, construirán. Esto  va dando sus frutos, muy notorios por el crecimiento de toda una corriente de opinión distinta y adversa  al “pensamiento único”; corriente en la que apenas aportamos un grano de arena.

El público que solicita nuestras obras es de lo más diverso. Estudiantes, profesores, trabajadores de distintos oficios y profesiones. No creo que se pueda establecer con certeza, es muy variado.

Quienes rechazan nuestros contenidos, al decir de Perón, es la Sinarquía, los enemigos de una alternativa viable. La Sinarquía, según el General lo especifica en La Hora de los Pueblos y otras obras son: El capitalismo, el marxismo, la masonería, el sionismo y el Vaticano.  Son las fuerzas que pujan por su lado o finalmente en conjunto por destruir al “tercero en discordia” y llevar a los pueblos del mundo a la esclavitud, al yugo del gobierno mundial, al “mercado” y la globalización como instrumentos socio-económico y político de sumisión.

Particularmente, desde el año 1999, tuvimos un “encontronazo” con los representantes locales del Centro Simón Wiesenthal, que fieles al truculento y embaucador Simón, no dudaron en manejar a su antojo a la justicia Argentina, poseedora en general de poca autoridad ética y cívica, y contar con complicidad entre periodistas mercenarios para montar una burda campaña mediática acorde al chantaje económico y moral  que realizan sobre los gobiernos de todo el mundo y sobre las propias comunidades judías. Nos propusieron presentar “arrepentimiento” (probatio) y cambiar nuestra eventual condena por trabajos comunitarios. Aceptar una aberración así hubiera sido reconocernos “culpables”, no sé de qué. Por el contrario, exigimos juicio oral y público en el que pensábamos tener el honor de acercarnos a la genialidad del Dr. Goebbels. Pero ellos no contaron –nosotros tampoco- con la aparición de un juez que desestimó las denuncias contra nuestra editorial y dictó nuestro sobreseimiento. Fue la primera vez en el mundo que alguien le ganaba un juicio a ese lobby poderoso. Hubo entonces y hay ahora motivos para brindar, animar a la resistencia y a los contra ataques.

- Amén de su labor, ¿realiza alguna actividad política o es activista en algún movimiento o partido?

-Los “plumíferos a sueldo” que menciona Voltaire cuando se refiere a los periodistas,  y los señores del Centro Wiesenthal procuraron de todas formas ligar a la editorial con alguna organización. De tal forma se configuraría una “asociación ilícita”, pero no pudieron porque desde la desaparición de C.E.D.A.D.E. no existió pertenencia a algún grupo, organización o movimiento de ninguna índole.

Y no la habrá. Mi función es servir a una corriente de opinión que por cierto es variada pues abarca a las muchas y distintas tendencias dadas en Argentina y en todas partes. Doctrinas, revisión histórica, fundamentos filosóficos, tradicionalismo, rescate de grandes obras fílmicas olvidadas. Y cada cual escoge aquello que puede serle de interés o de aporte a sus propias convicciones. No impondría jamás alguna en particular.

-¿Cuál es su opinión sobre la evolución de los movimientos nacionales?.

-La característica fundacional de los movimientos nacionales ha sido la democracia del líder. Un hombre y su equipo que levanta banderas,  entusiasma y eleva al pueblo. Aquí Perón, Mussolini en Italia, Hitler en Alemania y así en España, Portugal y otras naciones.
No podría precisar si cada uno de esos líderes son avatares, es probable que sí. Desconcierta el hecho que todos ellos hayan existido y actuado en una época, y que ahora no asome ninguno, al menos de tal envergadura. Da la impresión de que desde 1945 pasa permanentemente una aplanadora que inhibe el surgimiento de verdaderos jefes revolucionarios. El poder de la prensa o medios globalizados, las prohibiciones explícitas, las persecuciones por “delito de opinión”, la “demonización” permanente, la fuerza bruta como persuasión, son factores conformantes de esa aplanadora. Pero no termina de explicarse, porque un verdadero líder es capaz aún de combatir y hasta de triunfar en las peores condiciones, con el tesón y dedicación, con el sacrificio personal y la voluntad que a todos ellos les ha caracterizado.
Tal vez todo esto tenga también que ver con un devenir en relación a etapas y al Cosmos, pero es un abuso aventurarme al respecto.

-¿Se ubica Ud. en la llamada “Nueva Derecha”?

- De ninguna manera me ubico en la nueva, la vieja o la futura “derecha”. Sabemos que los términos izquierda y derecha son caprichosos, simplistas y absolutamente relativos, pero como en general  a la “derecha” se la conecta con el liberalismo, el capitalismo, la mentalidad y actitud burguesa, tengo que colocarme en la órbita de términos que fijan los historiadores y la orquesta mediática del sistema. Así que rechazo categóricamente ser de “derechas”.

Me identifico con los movimientos nacionales, aplastados por la violencia en Europa en 1945, y en Argentina en 1955 con el derrocamiento del General Perón. Ningún líder de tales fenómenos socio-político-culturales  tendría la ocurrencia de rotularse de “derecha”. La Tercera Posición, antaño en Europa y luego en Argentina, es con distintas denominaciones un socialismo nacional. Allá Nacionalsindicalismo, Fascismo, Nacional Socialismo, etc., y acá Nacional Justicialismo. En varios escritos y entrevistas fílmicas  a Perón, él establece que el socialismo nacional es la base inspiradora del conjunto de la Doctrina Peronista.

-¿Desde qué línea o corriente de pensamiento nace el Peronismo?

-El Peronismo, resumen o sinónimo de Nacional Justicialismo, nace y evoluciona desde las concepciones de los movimientos nacionales europeos que desde los años 20 buscaron y encontraron alternativas frente al capitalismo liberal y al marxismo, frente a una y otra forma de tiranía del poder del Dinero. Perón decía que entre los teléfonos rojos de Washington y Moscú se hablaba un idioma que no era ni el inglés ni el ruso…

Hay que leer algunos textos de Perón cuando aún no era coronel del Ejército Argentino. Pero sus fundamentos ideológicos rotundos se construyen tras su viaje a Europa en 1938. Radica en la Italia de Mussolini, también viaja a Alemania y realiza un pequeño e insignificante “tour” (en vehículos militares alemanes) tras la frontera soviética que los de izquierda y los gramscianos intentan transformar en una especie de “bisagra” tras la que Perón vendría a convertirse en socialista alumbrado o deslumbrado por el “paraíso de los trabajadores”, por ese enorme campo de trabajo forzado, esclavista y de exterminio en masa.

“Haré lo mismo que Mussolini pero sin cometer algunos errores” dice el General. Desde la revolución de 1943, cuando Perón toma cargos y arma equipos de trabajo, y desde el primer gobierno peronista en 1946, el conjunto de leyes sociales es casi copia fiel de la Carta del Trabajo, de la Italia Fascista.

Al respecto hay muy abundante documentación que podría suministrar a quienes lo soliciten. La inspiración de la Doctrina Peronista sopla desde aquella Tercera Posición, fundamentalmente del Fascismo Italiano.

-¿El Peronismo en Argentina es multifacético y válido hoy día y en el futuro?

- Tal vez por las circunstancias del tablero de la geopolítica en aquel entonces, 1946-1955, no fue posible un encuadramiento adecuado y el debido adoctrinamiento. No se pudo formar al soldado político o mantener cierto orden cerrado en el Movimiento. Hay que tener presente que en esta Argentina se levantaban banderas que habían sido deshechas y pisoteadas en Europa. Casi nadie sabe que Argentina dejó de ser neutral y “declaró la guerra al Eje, cuando un portaaviones yanqui se nos plantó frente a Buenos Aires, en Montevideo, Uruguay.  Las presiones eran enormes.

Las puertas del Movimiento estuvieron abiertas a todos. Gente de buena fe, oportunistas,  dando crédito para llamarse “peronista”  a cualquiera aunque la actitud mental y la acción fueran evidentemente lo contrario.

Desde que aquí dejamos de ser provincias del Imperio Español –no “colonias”, concepto degradador impuesto por los ingleses y que predican algunos historiadores- quien se quedó administrando el botín fue el Imperio Inglés. La disolución de los antiguos virreinatos y la creación de múltiples países, los tratados de comercio, las guerras civiles, el apoderamiento de los recursos, la influencia directa sobre los gobernantes y las absurdas soberanías de papel fueron objetivos concebidos y conquistados por dicho Imperio.

Existieron reacciones de algunos dirigentes y gobernantes entre los que destaca Juan Domingo Perón. Abreviando mucho, basta recordar la frase de Churchill cuando Perón es derrocado en 1955: “La caída de Perón es el hecho más trascendental de la historia del siglo XX después de la Segunda Guerra Mundial”.

Aún antes del tercer gobierno de Perón (1973-1974), que debido a su fallecimiento fue continuado por su esposa, Maria Estela Martínez de Perón, hasta el golpe de estado de marzo de 1976, ya existía una atomización, una desvirtualización de la Doctrina Nacional Justicialista, hasta llegar al proceso actual que denominan una cuarta etapa del marxismo basada fundamentalmente en la labor de la des-estructuralización, acorde al pensamiento y  metodología recomendados por Gramsci, la Escuela de Frankfurt, entre otros.

Tal vez sea preciso mencionar que la primera etapa marxista parte del propio Kissel Mordekay (Carlos Marx), en la gran difusión y arraigamiento del pensamiento y la acción socialista de carácter internacionalista y promovedor de la lucha de clases. La segunda etapa la encontramos en la brutalidad, las “limpiezas sociales” y las persecuciones implacables en la Unión Soviética y otras regiones. La tercera se manifiesta en el “tercermundismo”, en la que se abandona el postulado ateo y  se suavizan posiciones para lograr mayor permeabilidad.

En realidad y sintetizando lo fundamental en cuanto al grado de dependencia de Argentina, poca importancia tiene intentar diferenciar un gobierno del otro por sus leves variaciones ideológicas o pertenencia a determinado partido. El régimen es siempre el mismo, la deuda externa ilícita sigue intacta, el patrón divisa y no el patrón trabajo continúa siendo fundamento de la economía y libreto inamovible de los ministros y presidentes.

No obstante el zafarrancho, es como que preexiste una especie de halo que como estela de cometa marca cierta dinámica, ciertas reminiscencias de lo que alguna vez fue o pudo seguir siendo. Aún entre las filas de la corriente progresista o cuarta etapa marxista late esa remota presencia del peronismo histórico, chispazos de la Doctrina Nacional Justicialista. Esta corriente predomina hoy día y gobierna. Es un fenómeno coyuntural  de menor importancia ante el Estado, que somos todos nosotros. Entre sus diversas tendencias, el Nacional Justicialismo original vive. No es de izquierdas ni de derechas, “ni yanquis ni marxistas”. 

- ¿Por qué hoy día se insiste en la relación entre el Peronismo y el “nazi-fascismo”?

- Porque fue así.  El partido Nacional Socialista en Argentina era el mayor del mundo fuera de Alemania, con más de 70 mil afiliados. El Fascismo convocaba manifestaciones gigantescas de más de 50 mil personas en el centro de Buenos Aires. Estos antecedentes pesan en el encadenamiento de los hechos históricos.
Eran la Tercera Posición, había consenso. Los estudios y como dije antes, la estadía de Juan Perón en Italia, fueron fundamentales para el desarrollo de una concepción política nueva en Argentina y para que los equipos de colaboradores elaborasen un vasto plan de gobierno entre la revolución de 1943 y la asunción al poder en 1946. Los proyectos de desarrollo industrial, de autonomía en determinados rubros, de las importantes leyes sociales, no irían a nacer de las teorías liberales o marxistas.

Varios funcionarios  públicos, desde 1946, inicio del primer gobierno de Perón, se ocuparon de contactar y traer a Argentina a alemanes e italianos. Científicos, médicos, técnicos, empresarios…En los voluminosos textos del historiador argentino Fermín Chávez, puede leerse que Perón daba principal preferencia a la inmigración de los “vencidos”, pues eran gentes trabajadoras, entusiastas, ingeniosas, patriotas. No deseaba elementos resentidos, revoltosos, propiciadores de confrontaciones sectoriales o de “clase”.  Se trataba de sentar las bases para esa Nueva Argentina y trabajar por ello. Y así se hizo.

- Es conocido el exilio que de la Europa en ruinas muchos fascistas y nazis hicieron a América del Sur, desde su experiencia personal ¿qué información podría aportarnos sobre este asunto?.

Como antes decía, muchos italianos, alemanes, pero también croatas, belgas, cosacos, franceses, etc. emigraron a Argentina gracias a las facilidades que otorgó el Coronel Perón, a menudo sorteando las formalidades de los controles de inmigración.

Muchas de esas  personas ocuparon puestos  importantes en institutos de investigación científica, en la dirección de proyectos industriales, ejerciendo cátedras en nuestras universidades, dirigiendo nuevas empresas. Por ejemplo, cuando se piensa en el desarrollo de la fabricación de aviones y los primeros prototipos de cazas a reacción de América, viene inmediatamente a la memoria el nombre del ingeniero Kurt Tank, el mismo que en Alemania desarrollara el excelente caza Focke Wulf. Sin embargo Tank era acompañado en su labor por todo un equipo de ingenieros y técnicos alemanes, y argentinos desde luego. Así también ocurrió en Argentina con Ronald Richter, ingeniero nuclear, o con Werner von Braun en Estados Unidos. Trabajaban equipos completos de profesionales.

Desde la Italia Fascista derrotada, empresas enteras se radicaron acá. Toda Hispanoamérica fue un refugio, pero Argentina era un oasis para las almas sufridas tras el aplastamiento de la guerra, el lugar para ponerse a salvo del yugo y la humillación de los vencedores.  Por estas tierras benditas estuvieron trabajadores y soldados de la Europa derrotada. Adof Galland, Hans Rudel (amigo personal de Perón), von Oven, Hanna Reitsch y un larguísimo etcétera, amén de técnicos y científicos entre los que mencioné a algunos.

Puede ilustrar un poco más mencionar que, cuando Perón tuvo que refugiarse en 1945 de la persecución impulsada por marxistas y liberales, lo hace en una propiedad del empresario  alemán Freude, en una isla del delta del Tigre.

¿Cuál es su punto de vista sobre la desestabilización cultural a la que responden los movimientos migratorios que a nivel mundial están sufriendo los pueblos desde los últimos 50 años?

Los movimientos migratorios los promueve el capitalismo, el sistema político sustentado por el poder del dinero con el objeto de obtener  mano de obra barata y si es posible, esclava. Es natural que las gentes de países empobrecidos busquen un mejor futuro y emigren. Si la inmigración es masiva se transforma en una invasión. Y  es natural que se vayan produciendo reacciones de las poblaciones receptoras. No se trata solamente de eventuales pérdidas de puestos de trabajo, es un problema de confrontación entre culturas distintas y se plantea entonces el dilema de “preferirse o no a sí mismos”.

Esta cuestión identitaria nada tiene que ver con un rechazo intrínseco, fobia u odio alguno. Un juicio hacia alguien sería por lo que hace, no por lo que es. Todos los pueblos, etnias y culturas del mundo tienen derecho a preservar su identidad, la herencia de sus ancestros.

Como se trata de la explotación del hombre por el hombre, la promoción de la emigración lejos de ser algo selectiva, es totalmente indiscriminada. La emigración en el gobierno de Perón fue selectiva y basada en las necesidades laborales y de crecimiento del País.

La función de algunas O.N.G. preocupadas por los derechos e integridad de los inmigrantes se desentienden de la monstruosa explotación capitalista. Supongo que se debería llamar hipocresía a tal actitud. Más que a menudo, cuando un ciudadano europeo de raza blanca –valga la obviedad-  es insultado o atacado físicamente por  inmigrantes del Magreb, estas O.N.G. ocultan ostensiblemente los hechos. Y cuando sucede al revés, recurren a todo escándalo. Pues, ¿quién las financia, a qué intereses responden?

Como nos parece absurdo el colonialismo de los siglos XVIII y XIX en aquellas formas de imposición, aunque sabemos que métodos más sutiles las han reemplazado, hay un rechazo a toda forma de dependencia. ¿Qué pueblo no quiere vivir soberanamente, con derecho a la justicia social y a la autodeterminación? La idea mesiánica de superioridad y por consiguiente, de la sumisión de otros, no está en los arquetipos blancos, negros, amarillos o amerindios. Nuestras luchas, nuestras guerras a veces fratricidas tienen variadas razones a lo largo de la historia, pero no estaban planteadas en ellas el patrón de comportamiento patológico de un mesianismo.  Ese pensamiento no corresponde al respeto entre las razas, entre los pueblos, y a la comprensión de sus diferencias naturales sino a un desprecio absoluto hacia las condiciones humanas.

El hecho es que desde la derrota mundial en 1945 la escalada hegemónica mundialista se aceleró. En el marco de mi modesta opinión, no está en la inmigración la causa sino el efecto provocado por el sistema. Destruido el sistema y retomando el ritmo de la Naturaleza, todo volvería a su lugar, armoniosamente.

Agradecería unas últimas palabras para los lectores.

- Noto  que aquellos que en algún momento de su vida corrieron el velo y tomaron conocimiento, despertaron, luego jamás desertaron, cambiaron su forma de pensar o mejor dicho su visión sobre la vida y sobre las formas de organización comunitaria. Pues, una de las cosas esenciales es no pensarse solo a sí mismo; es sentir pertenecer a un conjunto orgánico inseparable de la existencia individual. Yo me realizo si nos realizamos; subordinar “el yo al tú” como decía el Dr. Goebbels.

Afirmarse primero, hacer como propio estilo de vida esta premisa nos hace coherentes. Sin coherencia entre pensamiento y acción, sin lazos firmes entre sentimientos y comportamiento, todo es de mentira. Y luego, asentados sobre una formación doctrinaria lo más solida posible avanzar como “predicadores” –al decir de Perón- por este Socialismo Nacional, por esta Tercera Posición liberadora.

Alejandro Magno no precisó de un parlamento o un conjunto de opinadores para llevar a cabo sus objetivos. El y una minoría operativa se pusieron en acción; los otros siguieron entusiastamente. Es así en todos los grandes hitos de la historia: una minoría decidida propone y dispone.

Por último, quiero agradecer a Manuel Quesada, director de Ediciones CAMZO, el permitirme figurar con mis opiniones entre tantos amigos y camaradas, conocidos o desconocidos de muy mayor sabiduría. Manuel sabe que en principio rechacé la idea de aparecer en este texto por no considerarme a la altura de los demás, ya que me limito a la edición de las obras en dvd. No era cuestión de subestima sino de realismo, pero en fin, acá estuve como otro mosquetero, para servir.



1 comentario:

  1. Buena nota! pero según mi modo de ver y lo que conozco del peronismo, este se desmadró, y dejó de ser un gobierno de transformación para ser autoritario! En los '50 si no eras peronista eras un enemigo, no podías reclamar con énfasis nada porque terminabas desapareciendo sin explicación! "Para un peronista no había nada mejor que otro peronista" si no lo eras pasabas a ser un enemigo, perseguido y condenado hasta el punto de llegar a ser encarcelado torturado y muerto! No. no soy ni seré jamás adepta a ningún gobierno autoritario, ni crearía un sistema donde la vagancia , se premie con ayuda estatal, que se pague con el esfuerzo del que produce, estudia y se esfuerza!

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...