miércoles, 5 de noviembre de 2014

GOBERNACION SCIOLI


Por: Carlos Belgrano

A principio de los ochenta, circunstancialmente, tuve la fortuna de conocer en Holanda, la monumental obra que ya desde el siglo XII, estos muy esforzados neerlandeses, habían emprendido contra el avance del Mar del Norte en sus costas.

Con gran ingenio, pudieron detener el oradamiento de las aguas, merced a una fantástica obra de ingeniería que se conoció como los "Pólders" que se implementaron por vez primera en el sector de Flandes, en esa distante Baja Edad Media.

La tierra era de un color grisáceo, por la poca o inexistente materia orgánica, pero a pesar de ello y con grandes cantidades de fósforo y nitrógeno, extensos sembradíos de gruesa y fina se podían observar hasta lo que podía divisar el ojo humano.

Retornando a la realidad y a todo lo nuestro, siempre deformado y absurdo, vemos que las últimas inundaciones, como todas las anteriores, deberán aguardar el escurrimiento natural del agua, para que pase a ser otro recuerdo trágico, pero costumbrista.

Se han anegado unas cinco millones de hectáreas del territorio más fértil de la cuenca Bonaerense, cuyas napas freáticas ya están suficientemente saturadas por diluvios anteriores.

¿Cuánto se perderá esta vez? ¿Diez mil millones de dólares? ¿un poco más?, bueno ¿a quién le importa?.

Mientras la pobre gente, víctima de esta furia ciega de la naturaleza, perdía todo lo poco que tenia, el gobernador, atribulado y derrumbado por la pena, disputaba anteanoche, un cotejo de fútbol en el Club Hebraica.

¿Qué se puede aguardar de un imbécil, sino la afinidad de su lasciva conducta?.

Pero, hasta hoy en la mañana, no he leído ningún reporte que diera cuenta, sobre reuniones de estos vanidosos de la Sociedad Rural Argentina y sus asociadas de las zonas más afectadas, haciendo aprestos para juntar firmas, a los efectos de incoar un juicio político contra este "este ignorante del concepto".

Pensé ilusoriamente que quizás, Massa, Posse, De Narváez, Vidal, Stolbizer, Alfonsín (Jr.), Sola o algún otro de estos "ardientes" candidatos que tienen un grueso paquete de soluciones para todo, reemplazarían a estos "paquetes ruralistas", en esa iniciativa, pero todo indica que las obligaciones de campaña, son más relevantes que estas nimiedades de las lluvias.

Menos aun, algún Juez, de los muchísimos competentes, por la amplitud de la catástrofe, dispusiera la citación de algún filosofo de la Dirección de Hidráulica de la Provincia para que rindiera una declaración plausible sobre las causas de este flagelo y los trabajos que se dispusieron, antes de ahora, en los canales aliviadores para que drenasen adecuadamente los cauces de agua.

Como vemos, las trapisondas de este "eunuco K", no son materia de interés, ni para los representantes de todos los chacareros, ni para los políticos ni para la autoridad judicial.

¡Cómo no iba a ser posible así que el primer mandatario de la provincia, encontrase un largo rato para el esparcimiento deportivo, para expurgar todas sus largas horas de desvelo!.

A veces somos tan inclementes con nuestros funcionarios públicos que me avergüenza un poco.


Pobre Daniel, el también tiene sus responsabilidades como Terrateniente Rural, ya que no es tan fácil, fiscalizar sus diez mil hectáreas en Balcarce, otro equivalente en Tandil y el pequeño legado de su padre de las restantes tres mil en Venado Tuerto.

Sin embargo, la minúscula pero numerosa prensa amarillista, ya recibió las ordenes de la Kampora, para comenzar a deslizar que son precisamente los Productores Agropecuarios, los responsables directos de estos desmanes hidrológicos, por los desagües clandestinos que llevaron a cabo en sus propiedades.


Pero no son todas pálidas, toda vez que lo que este orate no hizo por detener preventivamente un alud hídrico, lo está volcando a la seguridad, la educación y la salud.

Todas las Comisarias de la zona sur y oeste, permanecen cerradas, para que no se profuguen los presos que igual lo hacen de continuo.

Mas del quince por ciento de la población carcelaria, sale de "gira & de caño" con sus custodios, para engrosar las huestes de desalmados que asolan a todos los Bonaerenses, asesinándolos, torturándolos y en el más benigno de los casos, solo robarlos.


Ciento treinta y siete mil, entre tentativas y perpetraciones de robo, a automovilistas en el corredor Buenos Aires-La Plata, tan solo en lo que va del año.

Setecientas veintiocho escuelas, compactadas como los desperdicios en el Cinturón Ecológico, en contenedores y en gimnasios, en el mejor de los casos, techados.

Emergencia hospitalaria, por falta de insumos básicos como alcohol y sabanas para los internados, con mas la inexistencia de grupos electrógenos para aventar el corte del fluido eléctrico sorpresivo, como anoche en un Hospital de Quilmes en el que tuvieron que asistir la operación de un recién nacido, con la luz de los celulares de las enfermeras.

Dieciocho mil kilómetros de rutas provinciales, imposibles de transitar por los baches y cráteres de hasta dos metros de diámetro como si fuesen la pista de aterrizaje del aeropuerto de Kosovo.






Y por último, aparenta bastante infamante que todos los móviles policiales o los restos 

que de ellos quedan, tengan una leyenda que dice

GOBERNACION SCIOLI.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...