lunes, 1 de diciembre de 2014

SENTIDO COMÚN Q.E.P.D.

Por Denes Martos

El espécimen es un poco viejo y apareció publicado ya hace unos años en el London Times. Me lo acercó un amigo hace unos días y no pude resistirme a compartirlo con todos ustedes (con un mínimo de adaptación a nuestro medio). Por si hay alguno que no lo conoce y tanto como para terminar el mes con una sonrisa.

NECROLÓGICAS
SOBRE LA MUERTE DE DON SENTIDO COMÚN


Lamentamos hoy la desaparición de nuestro querido amigo Sentido Común que se nos ha ido después de haber estado entre nosotros durante muchos años. Nadie sabe en realidad la edad que tenía al fallecer dado que su Partida de Nacimiento hace rato que se perdió en los insondables vericuetos de la burocracia estatal. De todos modos, será por siempre recordado por sus valiosas enseñanzas tales como saber:

•    Por qué no hay que salir sin paraguas cuando llueve
•    Por qué el pájaro que madruga es el que se lleva el gusano más gordo
•    Por qué la vida no siempre es justa
•    Y por qué hallar una solución importa más que hallar un culpable.

Sentido Común transitó por este Valle de Lágrimas manteniendo una simple y sana política financiera (no gastes más de lo que ganas) además de sostener estrategias sociales sólidas (los que están a cargo son los padres; no los niños).

Su salud comenzó a declinar rápidamente cuando se instituyeron reglamentaciones quizás bienintencionadas pero claramente coercitivas. Su condición empeoró notoriamente debido a informes periodísticos relacionados con un chico de 6 años que fue acusado de acoso sexual por darle un beso a una compañera de clase; unos adolescentes que fueron expulsados del colegio por practicar karate, y un docente despedido por sancionar a un estudiante que interrumpió su clase para vociferar consignas políticas.

Sentido Común perdió gran parte de su fe cuando los padres empezaron a atacar a los maestros por hacer el trabajo que ellos mismos fueron incapaces de realizar a los efectos de disciplinar a sus hijos maleducados.

Esa fe decayó aun más cuando las escuelas fueron obligadas a obtener el consentimiento de los padres para suministrarle a un estudiante un líquido protector solar, o hasta una aspirina, pero prohibiéndoles simultáneamente informar si una estudiante aparecía embarazada y quería tener un aborto. Perdió completamente la fe y la voluntad de vivir cuando ciertas iglesias se convirtieron en negocios y los criminales recibieron un trato mejor que sus víctimas.

En sus últimos días y ya jubilado, Sentido Común fue molido a golpes cuando, en su propia casa no pudo defenderse de un ladrón. Después le explicaron que, de haberlo hecho, el ladrón habría quedado habilitado para hacerle un juicio por uso indebido de la violencia.

Finalmente, Sentido Común decidió dejar de vivir el día en que un juez, con el pretexto de que el lugar del hecho estaba a oscuras, dejó en libertad a un sujeto que había obligado a una niña de muy corta edad a satisfacerlo sexualmente y luego otro juez, asiduo concurrente a prostíbulos homosexuales, exhibió un anillo de 250.000 dólares aduciendo que se lo habían regalado, y ambos jueces siguieron en sus altos cargos durante muchos años más.

La desaparición de Sentido Común fue precedida por el fallecimiento de:
•    Sus parientes, Verdad, Confianza y Disciplina
•    Su esposa, Discreción
•    Su hijas Responsabilidad y Autoridad
•    Y por su nieta Lógica.

Le sobreviven 5 hermanastros mundialmente conocidos por ser los autores de las frases:
•    Exijo mis derechos
•    Lo quiero ya y no puedo esperar
•    Yo no tengo la culpa
•    Soy una víctima de la sociedad
•    Necesito un subsidio

No fueron muchos los que asistieron al funeral de Sentido Común porque muy pocos se dieron cuenta de que había muerto.


Si Usted aun lo recuerda, haga correr la voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...