jueves, 30 de julio de 2015

UN SOLDADO


Por: Valentina Constanza

Al silencio de la noche, un grito de guerra quiebra
su quietud y calma.

Un soldado presto se prepara
para la batalla.

Con el arma al hombro se dirige a Dios,
y encomienda el alma,
en su pecho, una cruz,
le acompaña,
y una voz serena, y dulce,
de una letanía que alguien le regala,
la voz de una madre que a su hijo canta;

"Duerme mi niño, duerme
 que allí en la trinchera,
 un soldado vive y un soldado muere,
 para defender tu patria.

Duerme mi niño, descansa
que cuando amanezca,
aquel soldado que entregó su vida,
 al lado de Dios, protegerá esta casa.

Duerme mi niño, duerme,
que cuando crezcas, levantarás su arma,
lucharás con honor y valentía
como aquel soldado, que
entregó su vida, por Dios y su patria."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...