lunes, 31 de agosto de 2015

EL FRAUDE ELECTORAL INFORMÁTICO Y LA CITA DE BILL GATES











"PARA LO ÚLTIMO QUE SE DEBE UTILIZAR LA INFORMÁTICA ES PARA UNAS VOTACIONES ELECTORALES", DIJO BILL GATES

Por: Cosme Beccar Varela

Ayer 27/8/2015 una junta de "opositores" se presentó en la TV y en el Congreso para declarar unánimemente que el sistema electoral debe cambiar, visto el escandaloso fraude que hubo en Tucumán.

¿Cómo? No para que se suprima el monopolio de los partidos "oficiales" que tienen el monopolio de las candidaturas, ni para impedir que la prensa se convierta en la "king maker" de los candidatos mencionando elogiosamente a algunos y denigrando o silenciando a otros, ni reglamentando el art. 16 de la Constitución para controlar si los candidatos cumplen con el requisito de idoneidad intelectual y moral que exige ese artículo para impedir que los cargos en los tres poderes sólo los ocupen burros y/o ladrones como ocurre ahora. No, porque a ellos ese tipo de cambio no les conviene. Es para que se implante el voto electrónico (o la boleta única, sin suprimir el cómputo electrónico que ya está en uso o, mejor dicho, en mal uso, desde hace tiempo).

O sea, estos "opositores" o son más tontos que una campana o son unos traidores dignos de la horca.  Porque ellos saben lo que dijo públicamente el fundador de Microsoft o sea, que la informática es lo último que se puede usar para tener un comicio honesto. ¿Y eso por qué? ¡Porque es un instrumento para falsear los resultados!, como lo veremos en el artículo de un especialista en informática que escribió a propósito del fraude que se hace en Venezuela usando ese sistema, cuyos párrafos más relevantes transcribo más abajo.

Y por si alguna duda quedara, el múltiple asesino Stalin dijo: "“Lo que vale no es el voto, sino quien cuenta los votos”, sea como sea que se emitan. Y ese demonio dominó a la URSS por varios años gracias a que era él y sus sicarios quienes contaban los votos... 

ASÍ SE HACE EL FRAUDE ELECTORAL ELECTRÓNICO


Es claro que la tiranía usa todos los tipos de fraude que existen: soborna a los votantes con subsidios, roba las boletas de los opositores, cambia las urnas, falsifica los telegramas que llegan al centro de cómputos, promete el oro y el moro a quienes la votan (y como tiene el poder, esa promesa es tomada en serio), usa fondos del Estado para saturar de propaganda a los votantes, roba y usa el dinero robado para pagar periodistas que la favorecen y silencia a los que no lo hacen, etc.

Pero al final, lo que define la elección es lo que dice la autoridad electoral, que es gente del mismo gobierno, y éste usa los servicios de INDRA para que el cómputo electrónico diga lo que el que manda y les paga quiere que diga.

¿Cómo se hace esto? Transcribo algunos párrafos del exhaustivo artículo del Sr. Frank Abagnale, experto en informática (hasta tal punto que se lo considera un "hacker") en los cuales se puede vislumbrar la respuesta a esa pregunta.



*             *             *


Cómo se hace el fraude electrónico    



En artículos anteriores he planteado las razones por las cuales considero que la supuesta transparencia del voto electrónico es un espejismo. No en vano un experto como Bill Gates, el fundador de Microsoft, dijo que para lo último que se debe utilizar informática es para unas elecciones.

Un sistema informático es una “caja negra” porque muy poca gente, salvo algunas autoridades y técnicos del CNE saben lo que pasa dentro de esas maquinas. Su principal tarea es agilizar el conteo de los votos permitiendo conocer los resultados rápidamente. Un procedimiento electrónico de votación no es malo per se. El sistema en sí no es corrupto o tramposo. Los que diseñan y operan el sistema pueden ser honestos o bribones.

La falta de inspección externa en un sistema informático es equivalente al nombramiento de Al Capone como Presidente de la "Casa de la Moneda" y la designación de su banda para que vigile el Tesoro nacional. No hay nada más proclive al fraude que un voto electrónico sin controles. Aun con controles estrictos el sistema puede ser fraudulento porque los bribones que lo manejan son suficientemente inteligentes para hacer vagabunderías difíciles de detectar. El caso se complica porque el propio gobierno no confía en los bandidos informáticos criollos y le entrega el control de la operación a los cubanos.

Algunos supuestos técnicos plantean que las auditorías son el antídoto contra el fraude electrónico. Lamentablemente ese es otro cuento de caminos. Ninguna auditoria puede asegurar que un sistema tan complejo, con múltiples componentes hará exactamente lo que esta supuesto a hacer. Basta con que algunos de los operadores oficiales o extraoficiales cometan algún tipo de fraude en nódulos críticos para modificar los resultados.

Las maquinas de SMARMATIC cuentan con transmisores receptores inalámbricos miniaturizados disimulados dentro de sus circuitos. Esto equipos trabajan en la gama de frecuencias UHF y se conectan a Internet a mediante el protocolo VPN encriptado. La señal transmitida es prácticamente indetectable a menos que se usen sofisticados y costosos equipos de rastreo de radio enlaces que están en poder de los cuerpos de seguridad del Estado o unidades de guerra electrónica de las Fuerzas Armadas. Su tamaño físico es minúsculo y solo un técnico especializado puede detectarlos dentro de las máquinas. Este sistema de transmisión inalámbrico VPN encriptado constituye la autopista por donde fluirá la información encriptada enviada a los diversos centros de totalización.

El acto de magia que transforma un perdedor en ganador

Al llegar los datos a la sala de totalización del CNE este organismo no procede de inmediato a sumar automáticamente los votos en tiempo real a medida que van llegando como uno ve que ocurre en otros países. Luego de la transmisión electrónica que sólo tarda unos segundos se inicia una larga y tediosa espera en Teleport mientras que los votantes se comen las uñas nerviosamente esperando los primeros resultados.

Durante varias horas los operadores a quienes se les prohíbe llevar teléfonos celulares o "laptops" se dedican a matar el tiempo en labores administrativas a la espera o conversando. Todos ellos saben que la acción se iniciará una vez se reciba la información proveniente de la sala de totalización oculta. El secreto de esta operación se mantiene designando como operadores a activistas del gobierno de la mas alta confianza.

Si el candidato del gobierno va adelante cómodamente no se hace nada. Si la brecha es pequeña y especialmente si va ganando el candidato opositor se determina la cifra de votos virtuales necesaria que debe agregarse a las mesas no auditadas en reemplazo de los votantes que no asistieron a depositar su voto. Este cálculo es hecho automáticamente porque los computadores de la sala de totalización secreta tienen la información de cuantas abstenciones hubo en cada mesa.

*             *             *

Si esta muestra no le parece suficiente, al menos creo que es bastante grave como para que los verdaderos opositores exijan la exclusión del voto y del cómputo electrónicos. El control del sistema electrónico, como vemos en el artículo que cito, requiere una capacidad técnica exquisita y una vigilancia constante de todo el procedimiento y ni aún así se puede estar seguro de no ser engañado. De todas maneras, ninguno de los partidos "opositores" ni siquiera ha intentado hacerlo.  

¿Por qué nadie exige esto? ¿Por qué se está haciendo una campaña unánime de la "oposición" y de la prensa en favor del voto electrónico y no dicen nada sobre las falsedades del cómputo electrónico?

Sólo caben cuatro respuestas: o complicidad con la tiranía, o soborno, o miedo o una imbecilidad supina. La consecuencia es que la tiranía se quedará para siempre en el poder porque será ella que contará los votos por medio de esa “caja negra” que es el sistema informático. Y ya sabemos, como lo dijo el Sr. Martin Richenhagen, Presidente de una de las Compañías más importantes del mundo que estuvo estos días en el país, esta tiranía es comunista. Tenia que ser un extranjero millonario el que lo dijera para que "La Nación" (pags. 1 y 17) y "Clarin" (pag. 35.) se dieran por enterados en sus ediciones de hoy. Yo lo vengo diciendo desde hace doce años y se hacen los sordos. Lo peor, agrego, es que esto recién empieza.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...