viernes, 17 de junio de 2016

MÉXICO: FAMILIAS JUDÍAS NO SE MEZCLAN Y CONSERVAN SU “PUREZA GENÉTICA”


Llegaron de Europa, pero no incorporaron el mestizaje que sí se dio en el resto del país.

En los Reyes y la región continúa la descendencia de sefarditas o judíos conversos. Según don Antonio Echavarría, cronista de Los Reyes, eran 18 familias a las que se les agregaron siete más para sumar 25 en total que fueron quienes principalmente fundaron el pueblo de Cotija, del que se sabe poco de su fundación pero se dice que fue entre el 2 y el 5 de agosto de 1759.

Cotija está situada en el occidente de Michoacán, en el valle de Turiaparo (lugar de elotes), que es limítrofe con lo que hoy es el estado de Jalisco. Sus fundadores vinieron de Andalucía y Galicia.

En el día 5 de mayo de 1896 Aristeo Mercado, gobernador de Michoacán, elevó a rango de ciudad este poblado. Echavarría señaló que las 18 familias antiguas de origen sefardita que se asentaron en Cotija son las de los apellidos Degollado, Guízar, Mendoza, González, Valencia, Silva, De la Parra, Oseguera, Barragán Orozco, Sahagún, Maciel, Carranza, Farías, Ochoa, Morales, Torres, Espinoza, Morfín, Méndez, Alonso, Figueroa, Manzo, Corona y Chávez. Mencionó que también habría otras familias judías sefarditas establecidas en Jiquilpan, Tingüindín y Tocumbo.

Dijo que las familias de origen judío sefardita llegadas de Europa en esta región, no incorporaron el mestizaje que sí se dio en el resto del país, porque la mayoría se han casado y tenido descendencia con gente de su misma raza (entre apellidos sefardíes), aun así, se terminan casando entre primos y primas, además siguen utilizando el nombre hebreo para bautizar a sus hijos de generación en generación.

Explicó que a pesar de que Cotija es una ciudad eminentemente católica y religiosa, los testimonios orales de los pobladores narran que Cotija fue fundada por una gran cantidad de sefarditas y judíos conversos. Esta misma tradición religiosa la han compartido históricamente con la ciudad de Zamora, lo cual está relatado en los libros del sacerdote católico Alfonso Verduzco Pardo.

Por otro lado Echavarría destacó la participación de Cotija en la guerra cristera de México, porque relacionó que fundamentalmente el mundo sefardita ha estado ligado a la religión durante el paso de la historia.

Finalmente mencionó que los judíos del mundo sefardita se distinguen del mundo asquenazí y del damita (que son los otros dos clanes judíos), por su liberalismo, porque los sefarditas han sido los liberales entre los judíos, al contrario de los asquenazis, que han sido los conservadores, ya que para los sefarditas lo que importan son los hechos y el conocimiento, y no tanto la ganancia y el dinero como es para los asquenazis; ni los cánones ni los rituales. Es por ello que Cotija venía de un pensamiento liberal desde sus orígenes, pero desgraciadamente se fue volviendo un bastión tremendamente conservador y moralista, de lo que tienen la culpa los sacerdotes que estuvieron a su cargo.

Artículo publicado por Cambio de Michoacán.


2 comentarios:

  1. La fotografía evidencia todo lo opuesto al título de la nota.Estas personas tienen todos evidentes rasgos indo-americanos y mestizos.Ni siquiera el niño que aparece en el extremo derecho deja de tener las características de mestizaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografía, corresponde a la publicación original "Cambio de Michoacán". Nosotros SIEMPRE publicamos la fuente. Es evidente que falta reconocer morfológicamente a los judíos sefardíes de México y la región, que los hay y mucho.

      Eliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...