jueves, 25 de enero de 2018

CHACO: 1500 HECTÁREAS AFECTADAS POR HERBICIDA POTENCIALMENTE CANCERÍGENO


Se elevan a 1.500 las hectáreas afectadas por herbicidas hormonales. Productores y técnicos consultados confirmaron a que suman 1.500 hectáreas de algodón afectadas, en distinto grado, por el efecto de la expansión de un potente pesticida que podría ser 2.4D, implantados en la zona de Los Frentones por el productor Nicolas Uzelak.

El caso fue dado a conocer a través de la denuncia de una productora difundida por NORTE que expone un informe al respecto, sobre todo en cuanto a la ausencia de controles estatales y de la necesidad del cumplimiento efectivo de la receta agronómica.

Uzelak ya había tenido un episodio similar años atrás, en un campo cercano. Hizo la denuncia policial y actuaron las autoridades del área correspondiente, aplicando la multa al productor que uso el pesticida prohibido. Ahora, vuelve a suceder un acontecimiento similar que viola las leyes vigentes y los productores de la zona temen que haya más problemas no solo para los productores agrícolas sino también para los ganaderos.

El informe señala que se elevan a 1.500 el total de la superficie implantada fueron afectadas aparentemente por el uso indebido por parte de vecinos del plaguicida hormonal que aún no se sabe si puede ser 2.4 D en formulación Ester u otro como el Paraquat 27,6 cuya acción es poco afectada por lluvias inmediata a la aplicación. Así lo denunció ante NORTE el productor Nicolas Uzelak, que tiene su lote implantado con algodón a la altura del kilómetros 264 de la Ruta Nacional Nº 16 al oeste de Los Frentones, en el departamento Almirante Brown, y las hojas presenta la forma de “pata de rana”, razón por la cual consideran que se trata de 2.4D.

La aplicación de este potente pesticida –cuya aplicación se encuentra prohibida en el Chaco por ley desde el mes de agosto hasta fines de marzo–, habría sido utilizada por vecinos al campo de Uzelak en lotes de girasol.

De acuerdo a la información dada por el productor, se trata de una superficie implantada con el cultivo de algodón que abarcó unas 1.500 hectáreas que se vieron afectadas con deformaciones en las tres a cuatro hojas del extremo apical como así también de las pequeñas ramas laterales con alargamiento de hojas, enrutamiento, deformación de nervaduras y pequeños pimpollos con la consiguiente pérdida de los mismos.

Esta sintomatología es coincidente con la producida por herbicidas hormonales cuyo principio activo es 2.4D y por distribución en la totalidad del lote, con sectores con mayor afectación se puede deducir que se trata de una deriva de aplicaciones realizadas en lotes cercanos a esta parcela por este herbicida en formulación Ester, la cual se encuentra prohibida en el Chaco por ley, en la franja de siete meses desde agosto a marzo.

Que dice el gobierno

El Ministerio de Planificación, Ambiente e Innovación Tecnológica realizó tareas de inspección en un predio de cultivo algodonero de Los Frentones cuyo propietario denunció que fue afectado por aplicaciones de herbicidas en lotes aledaños. Los inspectores de la Dirección de Fiscalización y Control llegaron al lugar para constatar la posible infracción a la Ley Nº 2026-R (agroquímicos).

La subsecretaria de Ambiente Claudia Terenghi recordó que todos los productos fitosanitarios deben adquirirse y aplicarse con receta agronómica, suscripta por un ingeniero agrónomo. “La fiscalización es un pilar fundamental para aplicar y controlar las leyes ambientales, se inspeccionan a expendedores de agroquímicos, aplicadores aéreos y terrestres como lo establece la Ley Nº 2026-R (ex Ley 7032)”, indicó.

Además, los bidones vacíos de fitosanitarios tienen un único destino autorizado; antes de ser retirados para su reciclado deben pasar por un proceso de triple lavado y perforado, dado que no pueden ser comercializados, enterrados o quemados. No pueden ser reutilizados, menos aún para transportar agua, por los perjuicios a la salud que podría acarrear dicha práctica. Se debe solicitar el retiro a empresas recicladoras, actividad que no genera gastos para el productor y con el otorgamiento de un manifiesto de validez oficial.


El Ministerio de Planificación, Ambiente e Innovación Tecnológica recuerda que, la norma vigente antes mencionada, pertenece al ámbito provincial y toda persona física o jurídica que se enmarque en los registros de la ley deberá tramitar su inscripción ante esta dependencia. Por consultas, se podrán realizar personalmente en la Oficina Nº 22 del piso 9 de Casa de Gobierno o llamar al teléfono 3624-4448089.

Fuente: Diario Norte


LOS EFECTOS DEL HERBICIDA 2,4-D

Por Elsa Nivia, RAPALMIRA

El herbicida 2.4-D fue identificado por primera vez en 1942 y mercadeado en 1944. A pesar de estas décadas de uso todavía hay vacíos en los estudios sobre efectos a la salud humana y el ambiente. El 2, 4-D es un herbicida hormonal (ácido 2,4-diclorofenoxy acético) es un ácido aryloxyalcaloico conocido como un "herbicida fenoxy" que incluye MCPA mecorprop, triclopyr y 2,4,-5-T.

Su principal uso es para el control de malezas de hoja ancha en los cultivos de cereales. El 2,4-D está clasificado en la categoría toxicológica II. La exposición ocupacional a 2,4-D ha producido serias irritaciones de ojos y de piel. Respecto a efectos crónicos parece que la exposición a largo plazo de 2,4-D puede afectar a diferentes animales de una variedad de maneras. Por ejemplo las ratas parece que no son muy afectadas cuando se les somete a cantidades moderadamente grandes en su dieta por largos períodos, aunque se han demostrado patologías en riñones. Sin embargo perros murieron cuando se les dieron pequeñas cantidades por períodos cortos. Parece también que diferentes formas químicas de 2,4-D pueden tener diferentes efectos tóxicos; el ácido, la sal y varios ésteres difieren en algún grado en sus efectos tóxicos, pero la mayoría de datos toxicológicos se relacionan solo con la forma ácida.

Cáncer

Los herbicidas ácido fenoxy han estado ligados con sarcomas de tejido blando y la Agencia Internacional de Investigación sobre el cáncer (IARC) ha clasificado el 2,4-D como un carcinógeno clase 2B, posible carcinogénico a humanos (concluyendo que hubo evidencias limitadas en humanos y evidencias inadecuadas en animales). Las autoridades en Estados Unidos han sido reacias a declarar el 2,4-D como un potencial carcinógeno humano pero la corte de Estados Unidos decidió que un trabajador de bosques contrajo cáncer y murió como resultado directo a su exposición al 2,4-D durante el curso de su trabajo.

Hay preocupación sobre la contaminación con dioxina del 2,4-D. El agente naranja que se aplicó en Malasia y en la guerra de Vietnam, el cual estaba formado por 2,4-D y 2,4,5-T contenía dioxinas entre ellas la dioxina carcinogénica TCDD. El 2,4-D ha sido producido con dioxinas contaminantes pero parece que no con la más peligrosa TCDD.

Efectos reproductivos

La exposición a herbicidas fenoxi ácidos y sus dioxinas contaminantes se ha asociado con desarrollo esquelético anormal de los fetos, mayor mortalidad fetal y otros efectos reproductivos. El 2,4-D también ha sido clasificado como un alterador endocrino y ocurrió daño cromosomal significativo en cultivos de células humanas en presencia de 2,4-D, pero no se ha encontrado evidencia de mutagénesis en células humanas de pulmones.

Destino ambiental

El 2,4-D tiene baja sorción en el suelo y un alto potencial para percolación. Realmente se han encontrado residuos de 2,4-D muchas veces en aguas subterráneas en el Reino Unido o en Estados Unidos y en Canadá.

Vida silvestre

Algunas formulaciones de 2,4-D son altamente tóxicas a peces mientras otras lo son menos. Los invertebrados acuáticos en general no parecen ser muy sensibles al 2,4-D. Moderada exposición de abejas al 2,4-D alteró severamente la reproducción. La toxicidad a aves es de baja a moderada. Sin embargo se ha anotado que hay insuficientes datos disponibles para evaluar correctamente la seguridad para la vida acuática, si se usa en o cerca de los sistemas acuáticos.

En un informe publicado por Agrow, una publicación de la industria agroquímica, se identifica al 2,4-D como un carcinógeno en humanos y en perros, y al insecticida acefato como un mutágeno, carcinógeno, fetotóxico, que feminiza ratas y mata aves.

Fuente: The Pesticides Trust. 2,4-D. En: Pesticides News 37, September 1997. PAN-Europe. London, UK.

NOTICIAS RELACIONADAS

CONTINÚA EL GENOCIDIO AGROTOXISTA, TRANSGÉNICO Y ANTI NATURA EN NUESTRA PATRIA



EL ACCIONAR TECNOLÓGICO DEL HOMBRE EN LA CIENCIA MODERNA



OCULTADAS AL PÚBLICO: GRAVÍSIMAS DISFUNCIONES EN LA SEXUALIDAD, FERTILIDAD Y METABOLISMO OCASIONADAS POR LOS PESTICIDAS DE LAS MULTINACIONALES



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...