martes, 31 de enero de 2012

TRÁGICO TEMPORAL EN CÓRDOBA CON MUERTE DE DOS PERSONAS Y 15 HERIDOS




La tormenta provocó la caída de más de 500 árboles en un radio que abarca el 70 por ciento de la ciudad. Las calles se convirtieron en ríos.

Un hombre de 46 años se electrocutó al caer una rama con cables en su auto. Una motociclista de 26 años falleció porque se golpeó la cabeza con un árbol. Las ráfagas alcanzaron 180 km/h. La zona sur, la más afectada. Inundaciones y techos volados.
 Un fuerte temporal de lluvia, granizo y vientos tornádicos, que se abatió ayer por la tarde sobre la ciudad de Córdoba, dejó dos muertos y 15 heridos; 355 evacuados; innumerables árboles y postes de alumbrado caídos; techos volados; calles, viviendas y negocios inundados; semáforos rotos; cables cortados e interrupciones en el servicio eléctrico de numerosos barrios.
El fenómeno meteorológico, que tuvo características inéditas, se desató alrededor de las 15,30, con vientos huracanados que llegaron hasta los 180 kilómetros por hora, según Diego Concha, director de Defensa Civil de la Provincia.
La primera víctima fatal reportada fue un hombre de 46 años, identificada como Jorge Enrique Carrizo, quien murió luego de que un árbol se desplomara sobre su Peugeot 206 en avenida Capdevila kilómetro 16, en el este de la capital provincial, informó el Gobierno provincial.
En diálogo con Cadena 3, el comisario inspector Jorge Giménez, de la Departamental Colón, precisó que el deceso se produjo en el paraje rural El Quebrachal y que la víctima se electrocutó porque "una rama arrancó unos cables de alta tensión que cayeron al vehículo".
En tanto, la segunda persona fallecida era una mujer de 26 años, identificada como Noelia Vélez. Se trata de una motociclista que se golpeó la cabeza con un árbol caído, que se llevó por delante en barrio San Vicente.
El hecho ocurrió en la calle Vicente López y Planes al 2822, según lo informado por la Policía. La mujer fue trasladada al Hospital Infantil, donde luego dejó de existir.
Por otra parte, colapsaron totalmente los servicios públicos, mientras que Defensa Civil reportó que el 70 por ciento de la ciudad registraba árboles caídos.
Además, se informó que en casi tres horas cayeron 62 milímetros de agua, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Las fuertes lluvias provocaron también cortes de energía eléctrica, al tiempo que la tormenta afectó sobre todo a los barrios del sur y el centro de la ciudad, donde se verificó la caída de árboles y voladura de techos, además de los graves daños provocados por las piedras.
El temporal, que fue alertado por el SMN, tuvo epicentro en la capital de la provincia, donde las ráfagas de viento llegaron a los 120 kilómetros por hora.
Hubo anegamientos en diferentes barrios de la ciudad y decenas de usuarios quedaron sin luz, tras la salida de servicio de 180 de los 300 generadores que tiene la empresa Epec.
Como consecuencia de las lluvias, las autoridades decidieron evacuar el Hospital Infantil, por lo que los niños ahí internados debieron ser enviados a otros centros asistenciales.
Los barrios al sur de Circunvalación fueron los más afectados, ya que se produjeron voladuras de chapas, caída de techos y el derrumbe de un primer piso en construcción.
Debido a la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo, los automovilistas que circulaban en sus vehículos debieron buscar un refugio, e incluso se dio el caso de un colectivo que llegó a tener cerca de 30 centímetros de agua dentro.
En el barrio Observatorio las autoridades de Defensa Civil comprobaron que algunas casas tuvieron hasta dos metros de agua, según informó Manuel Guzmán, director del organismo.
En tanto, los 355 evacuados están en los polideportivos de Corral de Palos y General Paz, y en un colegio de Villa Boedo.
Tanto el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, como el gobernador de la provincia, José Manuel de la Sota, estuvieron coordinando las tareas de evacuación y de asistencia a las personas damnificadas.
Como consecuencia del temporal la nueva terminal de ómnibus se inundó y también fueron suspendidos los vuelos en el Aeropuerto y
La Cañada se vio colapsada por la lluvia.
Las cancelaciones aéreas repercutieron en otros puntos del país desde donde debían partir vuelos hacia Pajas Blancas, como por ejemplo en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, de la Ciudad de Buenos Aires.
La Policía Caminera dispuso el corte de la ruta 36 desde Córdoba a Despeñaderos por la intensa caída de lluvia, y también se cortó la ruta 5 que une la capital con Alta Gracia, aunque luego del paso del temporal los caminos fueron habilitados.
Luego de una tórrida jornada, que alcanzó una sensación térmica de 42 grados, el meteoro se descargó con particular furia.
Los primeros reportes llegaron al mediodía desde la zona de La Bolsa y Alta Gracia, donde también hubo lluvia intensa y fortísimos vientos.
A continuación, el frente avanzó hacia la capital provincial, donde alrededor de las 15,30 comenzó a llover.
"Estamos colapsados", dijo a Cadena 3 Manuel Guzmán, de Defensa Civil, quien además detalló que el barrio más afectado fue Villa El Libertador y que hubo un derrumbe en un edificio de Sarmiento y Esquiú.













Fte:cadena3.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...