sábado, 25 de febrero de 2012

EDITORIAL: QUÉ NACIMOS COLONIA Y COLONIA MORIREMOS



                 
A nuestros liberales locales se les cae la baba cuando se anuncian inversiones del “Primer Mundo” y sin importar su rubro, importancia estratégica o impacto socio-económico. Esto es con respecto a nuestros “liberales de derecha” más interesados en su cuenta en dólares que en el futuro de Argentina. Nuestros “liberales de izquierda”, que no hacen tanta alharaca en las inversiones para mantener su clientelas “de izquierda”, se preocupan por los “derechos humanos” y la “ecología”, pero en ningún momento se molestan en averiguar las violaciones a DDHH que los “inversores” han cometido  en el exterior. Lo que sí les preocupa a estos “demócratas” (de izquierda y derecha) es: Mínima existencia o total desaparición de las FFAA sin considerar el papel que puedan tener para la Defensa frente a una/s eventual/es guerras de secesión como las que azotan el planeta desde la Caída del Muro de Berlín. Guerras muy salvajes, totalmente al margen del Derecho en lo que respecta a los crímenes que se cometen contra civiles. Mínima existencia o total desaparición de todo aparato de Inteligencia. La campaña que acá encabeza “Mr. Horace” Verbitsky (de aceitadas relaciones con el Establishment de la City de Londres), insiste en separar Inteligencia Interna de Inteligencia externa. Como si EEUU, Gran Bretaña o Israel, respecto a un Enemigo separaran el FBI de CIA, el MI5 del MI6 o el Shin Bet del Mossad.                                                                                                                                                 A un enemigo que nos arremete en una guerra no convencional hay que seguirlo fuera y dentro de nuestro territorio. Solo un terrible ignorante (cosa que Verbitsky no es), o un enemigo, pueden pretender una Inteligencia desvertebrada y desorganizada. A esto contribuyen algunos que se quedaron en el tiempo y llaman ‘Inteligencia’ a las ‘operaciones’ internas. Dejemos algo bien en claro: la Inteligencia es siempre externa. Las operaciones internas son de “contra-inteligencia”. Se ha desconocido el axioma de Scalabrini Ortiz. “La diplomacia inglesa (y el Servicio Secreto que depende de ella), es el resorte oculto de la Historia Argentina”. De tal forma que un cadete recién ingresado a un Instituto, puede haber sido un excelente alumno de Historia en el secundario pero ignora como actuó el servicio secreto inglés en el robo del tesoro de Sobremonte, y de ahí en adelante todo acontecimiento importante en nuestra Historia. Y si alguno quiere discutir, primero que nos diga quien era el inglés que controló a Belgrano desde que llegó por primera vez a Salta (Redhead), o el agente inglés que controlaba a San Martín en San Lorenzo (Robertson), o quien era el agente inglés que, cuando se embarcó Moreno, dio la orden que no llegara a Londres (McKinnon). Primero estudien y después discutan. Si vamos a arrancar desde tan malas bases, sin ver el Enemigo Histórico, no vamos a ningún lado y caeremos en la desinformación enemiga, vemos el árbol y perdemos de vista el bosque.No basta con dejar entrar a un “inversor” en casa. Primero hay que investigarlo antes de abrirle la puerta. Es lo que hacen “los países serios del Primer Mundo”, para evitar problemas.

Inteligencia no es para correr detrás de los problemas. Tiene una muy seria función preventiva: “El que no tiene cabeza para prever debe tener espaldas para aguantar”  Juan D. Perón.

Ref: elfaronacional.com.ar/ argentinainvadida.com























No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...