viernes, 2 de marzo de 2012

EDITORIAL: VILLA GESELL-OSOLANDIA: CABARET TURÌSTICO “LIBERADO”

Por: Eduardo Cobo

Menores, sin casco, sin control, viva la pepa

Año tras año, temporada tras temporada, día tras día va acentuándose cada vez  con más intensidad nuestro NUEVO perfil, como lugar turístico por excelencia. Pero, no es el más conveniente y mucho menos el que todos, o al menos la mayoría queremos. Por supuesto que involucro en esa mayoría a residentes y turistas.
Lo cierto es que cada año, especialmente en las últimas temporadas, fue creciendo de manera meteórica la degradación de Villa Gesell, tanto como ciudad PARA SER VIVIDA o como destino turístico de punta. Una total ausencias del estado en cuestiones fundamentales como políticas turísticas, de seguridad, de organización municipal e institucional, entre otras.
Es indisimulable a esta altura el alto grado de ineptitud de sus administradores y de la corrupción sistemática instalada en todos sus ámbitos. Nada escapa a la elucubración de NEGOCIADOS para propios y amigos. Es tal la impunidad que cualquiera advierte de que manera se enriquecen y apropian de lo que nos corresponde a TODOS. Ya sabemos cómo se ADJUDICAN licitaciones y tranzan con cuanta actividad lucrativa anda dando vueltas. Como son vilipendiados absolutamente todos los que no pertenecen AL CLAN Osista y como pululan las coimas para cualquier actividad de lucro que no cumpla con los requerimientos que ordena la Ley Orgánica de las Municipalidades.
Con mucho dolor observamos cómo se determinan ZONAS FRANCAS para la delincuencia, que en connivencia con las fuerzas del orden estarían diezmando nuestra ciudad, causando, como es de público y notorio, el desistimiento por parte de los turistas-víctimas de VOLVER alguna vez a Villa Gesell. Los hechos de sangre, lamentablemente ya son moneda corriente aquí. Los delibery de drogas están a la orden del día. Cualquier persona de cualquier edad CONSIGUE drogas en Gesell. Se les vende alcohol a los menores de manera irrestricta. No existe ningún tipo de control ni de orden, para las actividades relacionadas a entenados y/o amigos de la mafia gobernante. Si, para los que piensan diferente o cumplen a pie juntillas con la Ley. Por esta razón se cumplen con multas y sanciones para este segmento, pero se hace la vista gorda con todos aquellos que PAGAN PEAJE O ROBAN PARA LA CORONA.
Pero si hay un emblema de irrespetuosidad y corrupción no es otro exponente mejor que el “clásico” ENDURO DEL VERANO, que no es más que una burda imitación de un evento que esta gestión perdió (por exceso de corrupción) que fuera la carrera internacional que otorgaba puntaje, “LE TOUQUET”. No solo por lo jugoso que es este evento en términos económicos para algunos, sino por todo lo relacionado a él en todos los órdenes.
Pero además, como negocios truchos “periféricos” de esta carrera, destacamos el cuento del alimento perecedero que se recibe como entrada, los precios que se cobran en el predio para adquirir una bebida o un refrigerio, ni hablar de una ubicación en las temerarias gradas que ofician de tribunas y/o plateas preferenciales (que este año por suerte ,no se desplomaron) está el tema de los estacionamientos. Esto mereció en años anteriores y este no es la excepción, la calificación de estafa y apriete, por parte de los “trapitos” que son regenteados por amigotes de la gestión y que cobran cifras exorbitantes para “cuidar” el vehículo durante el evento, no solo por lo exigido como pago (desde $50 a $200 según año y modelo) sino por lo que sucede si no “se aceptan” las prerrogativas. Es vox populi que algunos allegados, hace dos temporadas adquirieron autos de alta gama, con la recaudación de un Le Touquet. Por supuesto que ninguno queda afuera de esta “movida”, se puede observar una total armonía entre agentes municipales, policiales y organizadores. Pero, para que todo esto funcione bien y puedan “redondear” un negocio exitoso, se deben generar y ofrecer a todos los competidores (para eso pagan su inscripción en dólares) las condiciones necesarias para su comodidad y estadía. Esto significa TOTAL LIBERTAD E IMPUNIDAD para utilizar TODO el ejido urbano como PISTA DE PRUEBAS, para entrenar, pasear y disfrutar haciendo lo que más les gusta. Hasta aquí me trae a la imaginación, lo que sucede con los COTOS DE CAZA, donde uno paga y tiene la libertad de entrar al predio y cazar a discreción y generar cualquier masacre sin que NADIE nos llame al orden.
Durante los días que dura este certamen, es imposible pasear o circular tranquilamente por la villa, pues a cada instante somos sorprendidos por algún bólido de dos ruedas, o de cuatro, totalmente fuera de control y a una velocidad extrema que pone en riesgo la vida de todos, sobre todo de niños y mascotas. Múltiples “piñas” vemos a cada rato en nuestras esquinas y gran desfile en nuestro hospital, por culpa de estos inadaptados con permiso municipal. Ni hablar de la mugre, ruido y malestar que producen, no solo a los geselinos sino a todos los turistas que nos favorecen con su estadía. Pero bueno, esto es así y ahora nomás, en Marzo, cuando quedemos solos, volverán los inspectores municipales a parar a cuanta moto, ciclomotor o cuatri circule por  nuestra calles. Pobre del que tenga una goma un poco gastada, no use casco o tenga incompleta la documentación. Se le secuestra el vehículo y se pone en marcha EL APARATO REACUDATORIO. Nadie contempla que estos geselinos circulan a diario con esos motovehículos para trasladarse a sus trabajos o escuelas, en muchos casos por no poder hacer frente al inmoral valor del boleto del transporte público.
Todos, incluidos los funcionarios, sabemos que las motos de competición, no siempre cumplen con la requisitoria legal para circular por las calles, aunque lo hicieran de forma normal. Los cuatriciclos ni siquiera pueden hacerlo, pues no se consideran vehículos de libre circulación, sino que son meras máquinas agrícolas, no tiene patentes y menos aun, VTV. Tampoco poseen seguro por Responsabilidad Civil. Porque no actúan los inspectores con la misma firmeza que lo hacen con los residentes en invierno? .
Creo y cada vez con más convicción que estamos al borde del precipicio. Ya no creemos más en las mentiras y promesas de los gobernantes (en todos los niveles). Se están llevando nuestro patrimonio económico (en todo el país). Están entregando nuestras riquezas y robando nuestro esfuerzo, nuestros niños y niñas (la trata, cada vez con más intensidad), nuestra dignidad y el futuro de nuestros hijos. Debemos parar esta  prostibularia realidad, que ya no encuentra lugar físico y en cualquier momento explotará.
                                                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...