jueves, 24 de mayo de 2012

ADIÓS EFECTO YPF: CFK DEPRIMIDA Y EL GOBIERNO PROMETE CAMBIOS PARA AGOSTO



Siguen los retiros de los bancos para la compra del blue.
El gobierno les dice a las autoridades brasileñas que para abrir importaciones hay que esperar hasta agosto. El mismo mensaje reciben los pobres importadores argentinos, que sufren porque no les dejan traer los insumos imprescindibles para sus empresas. De un modo similar, los voceros oficiales dejan trascender que después de agosto van a dejar comprar dólares libremente. Es que ese mes vence el último tramo del Boden 2012, que se pagará con reservas del Fondo del Bicentenario. Antes de eso, el cristinismo no quiere perder de ningún modo reservas por venta de dólares y está esperando ansioso que ingresen las divisas que tienen que liquidar los productores de soja y maíz. Como venimos diciendo, habrá 38 millones de toneladas de soja contra las 52 que se esperaban. Y en cuanto al maíz, se sembró para 30 millones de toneladas pero sólo habrá 17 millones, debido a la sequía que duró hasta enero pasado. Y por si faltara poco, se inundó la zona oeste de la provincia de Buenos Aires, incluida la ciudad de Pehuajó, totalmente bajo el agua en momentos en que se recoge la cosecha.
Con final cantado
Otro factor distorsionante es que los productores se ven obligados a liquidar con un dólar de $ 4,48 y retenciones del 35%, cuando el dólar blue cerró ayer a $ 5,94 y el contado liquidación a $ 6,30. Pero si se toma el fin de año 2005 como punto de comparación, el dólar estaba entonces a 3 pesos y, aplicando la inflación del 2006 hasta nuestros días, la suma daría un dólar de 6,84 pesos. O sea que el blue tiene todavía un camino largo para recorrer. Además, está ocurriendo lo que dijimos ayer, que aparte de los 50 millones de dólares por día que se retiran de los bancos en forma de goteo, ahora también el público se lleva los depósitos en pesos y las cuentas sueldos para comprar los dólares blue. La psicosis va creciendo, alimentada por la inestabilidad de la presidente, que cayó en una depresión profunda después de la euforia de la kermesse de Luanda, donde ofició de vendedora de chucherías. Antes, la confiscación de YPF había producido una euforia pseudo-nacionalista que duró menos de dos semanas. La realidad volvió y ya sabemos que no hay ningún avance en materia energética y que deberemos importar más combustible. Por lo tanto, el gobierno necesitará cada vez más dólares y les impondrá a su vez más restricciones a los compradores. La ley de la oferta y la demanda se impondrá una vez más y se disparará el dólar blue

Por: Guillermo Cherashny
Informador Publico


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...