jueves, 24 de mayo de 2012

PINAMAR: CUANTIOSAS GANANCIAS CON FORMA DE LEY



Detrás de la tumultuosa sesión que terminó con la destitución de la presidenta del Concejo Deliberante, Rosana Di Pascuale, se esconden importantes intereses monetarios. El millonario negocio inmobiliario y la feroz puja por otro no menos ostentoso: la adjudicación de los balnearios.
“No sé para qué quieren la intendencia por veinte días”, reflexionó ante los medios el intendente de Pinamar, Blas Altieri, al día siguiente de la sesión del Concejo Deliberante que terminó en golpes, sillazos, gas pimienta y hasta tiros, y desembocó en la destitución de la presidenta del Cuerpo, Rosana Di Pascuale
Tal vez lo del vecinalista haya sido una pregunta retórica. O quizás, cuando pactó los turnos y compró los pasajes para hacerse chequeos médicos en Estados Unidos, no tuvo en cuenta que los veinte días que eligió para tomarse licencia en su cargo eran claves dentro del recinto legislativo.
Un repaso por los hechos: la concejal Rosana Di Pascuale era quien debía quedarse a cargo del municipio durante la licencia del Jefe comunal, ya que la nueva ley provincial sancionada a mediados de marzo para cubrir el vacío legal sobre el reemplazo de intendentes que fueron elegidos sin listas de concejales indica que el presidente del Deliberativo es el reemplazante directo del Intendente en caso de ausencia.
El conflicto proviene, al menos en las apariencias, del alejamiento de Di Pascuale del bloque pejotista, para formar una fuerza política propia hace dos meses, y su alianza con el intendente vecinalista Altieri en el Concejo. La razón que esgrimió la edil para el pase fue no poder estar “en la misma mesa con (el ex intendente Rafael) De Vitto y (el destituido Roberto) Porretti”.
El argumento de la oposición justicialista es que la ida del PJ local de Di Pascuale hace que el signo político del cargo sea distinto del elegido por el pueblo; según ellos, esa es una de las anomalías que buscaban subsanar con su destitución. En reiteradas presentaciones, la oposición pidió sesiones especiales y la destitución de Di Pascuale, argumentando la voluntad del cuerpo legislativo de cambiar la presidencia.
Finalmente, tras una escandalosa sesión especial el 14 de abril, concejales del PJ en alianza con la UCR, destituyeron a la titular del Departamento Deliberativo y la ausencia el intendente Altieri por tres semanas devino en la entrega del control administrativo a la oposición.
¿Puede una riña netamente política terminar en tiros, gas pimienta y entuertos judiciales? ¿Por qué el ensañamiento por obtener el control de la administración sólo veinte días? La respuesta tiene un solo nombre: negocios.

EL COMPLEJO VIP

Existe un expediente que duerme en la comisión de Obras y Servicios Públicos desde diciembre de 2010, a la espera de su aprobación. Se trata de una excepción al Código de Ordenamiento Urbano que permita excederse en la altura de la construcción de un edificio.
Por lo bajo, fuentes cercanas al Concejo Deliberante pinamarense le ponen nombre y apellido al negocio: Schinkel SA. La firma, relacionada directamente con el ex intendente De Vitto, necesitaría la vía libre de esa ordenanza para lanzar un ambicioso proyecto inmobiliario.
“Quiere construir un edificio con locales, departamentos y cocheras subterráneas, pero esa manzana tiene zonas amarillas -calificadas como residencial unifamiliar- y una zona roja -comercial/administrativa/cultural-, entonces no le da (la altura), y el negocio millonario”, aseguran en estricto off a Desafío.
Schinkel SA sería la empresa que tiene, además, la concesión del legendario parador Cocodrilo, uno de los más exclusivos de la ciudad.
Desafío consultó al presidente de la Comisión de Obras Públicas, Gabriel Vidauli (UCR) sobre la traba del expediente 4.123-1.596/10 C-1: “No recuerdo de qué caso me hablan pero evidentemente la comisión no ha logrado el acuerdo mínimo necesario para que tres concejales firmen un despacho y lo eleven a sesión”, responde.
Y aclara: “Yo no estoy de acuerdo con las excepciones, porque quien compra un terreno sabe qué está comprando y por qué lo está comprando. Adquirir un terreno con determinados indicadores y después pretender que se los cambien, si bien ha sido la forma tradicional de manejarse en esta municipalidad, yo no la acompaño”.
Desde las entrañas del Deliberativo local aseguran que “todo el año pasado lo que buscó De Vitto fue la excepción de ese lote”.
La clave es que el presidente del Cuerpo Deliberativo tiene doble voto; condición indispensable para darle vía libre a ciertos proyectos.

EL OTRO NEGOCIO

Hay otra cuestión no menos comprometedora en los veinte días claves de licencia del intendente Altieri. Y es que el 30 de abril (tres días después de comenzadas sus vacaciones) vencen las autorizaciones precarias que el propio Jefe comunal otorgó a los concesionarios de playa de Pinamar.
Será, entonces, el administrador a cargo durante esas semanas quien deba decidir sobre uno de los negocios más rentables de la ciudad.
Pero nada parece ser tan simple en la urbe marítima: las concesiones también están judicializadas, ya que el Deliberante no otorgó las licitaciones realizadas en febrero de 2010; al no adjudicar esas concesiones, la cuestión pasó al terreno judicial. Desde el sector de comerciantes del frente marítimo acusan directamente a los concejales Víctor Pardo, Rosana Di Pascuale y al propio intendente Altieri de poner palos en la rueda para que esas ordenanzas no salgan.
Ni el propio Altieri sale librado en esta batalla. El vecino Jaime Alper denuncia en un portal de información local: “Diferentes obras que se están ejecutando o se ejecutaron están judicializadas producto de altos costos en los valores que se pagó por ellas, como por ejemplo un inmenso videt (fuente de agua) construido en la Avenida Bunge y Libertador cuyo costo superó los 400 mil pesos o la refacción del hospital ubicado sobre la Avenida Show a un costo de 4 mil dólares el metro cuadrado”.
Lo único cierto es que estos veinte días serán claves en las finanzas y la política de una ciudad que parece no recuperar nunca la calma.
La Tecla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...