sábado, 21 de julio de 2012

CARMEN ARGIBAY, MINISTRA DE LA CORTE SUPREMA LA DESAPARECIDA QUE NO ES DESAPARECIDA


En el prestigioso libro Nunca Más hecho por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), la cantidad de desparecidos es de 8.961; los familiares de estas personas tristemente desaparecidas reclamaron y obtuvieron indemnizaciones por parte del Estado, pero curiosamente, la cifra comenzó a crecer... allá por fines de los ´80 los medios de difusión difundían un número que habían instalado las Madres de Plaza de Mayo, que ascendía a 10.000... ¿Sería por una cuestión de comodidad, y hablar de una cifra de números “redondos”?
Luego, a fines de los ´90, curiosamente los desparecidos pasaron a ser 20.000; muchos, tal vez no recuerden esta cifra, ya que duró muy poco tiempo, y rápidamente ascendió a 30.000.
A pesar del tiempo transcurrido y de que todas esas pobres familias pudieron percibir las indemnizaciones de los 224.000 dólares a cada una que les dio el gobierno argentino de Carlos Menem, para lo cual era necesario reconocerlos como muertos, a 30 años vista siguen figurando en el padrón electoral. No se sabe si los otros 30.000 que machaconamente se reiteran también figuran, pero dan lugar a dudas y sospechas de manejos poco claros.
Cabe señalar que en la lista original, confeccionada por la CONADEP, figuran personas que curiosamente luego aparecieron, entre ellos podemos señalar a: Jueza Argibay de la Suprema Corte de Justicia, Juez Humberto Meade, ex Ministro del Interior Esteban también ex Procurador General, Daniel Najmanovich en Israel, Miguel Lauletta, Silvia Tolchinsky, Ana Maria Testa, Eduardo Kurt Fuentes, Guido Pulletti en Bosnia, Alicia D´Ambra, Adriana Chamorro, Carlos Lordkipanidse, Jorge Paladino, Ruben Sampini, Carmelo Vinci.... algunos aquí, otros en Europa, también en México, España, etc. van sumando una tropa todavía desconocida en cuanto a cantidad se refiere. Incluso, el 24 de marzo de 2007 en la ESMA se presentaron varios con la pareja presidencial de entonces.
También existen serias dudas sobre la situación de los hijos de la Sra. Hebe de Bonafini; quien denuncia el secuestro de sus dos hijos durante la dictadura.
Según surge de un artículo escrito por el Dr. Emilio Cárdenas en la Revista del Colegio de Abogados de la Ciudad de Bs. As. (Tomo 68 N°1, Julio de 2008, página 26 al pie), el total de indemnizaciones pagadas exclusivamente a las víctimas del terrorismo de Estado, asciende a U$S 1.277.000.000 (mil doscientos setenta y siete millones de dólares) en función de la ley 24.411, y de U$S 648.000.000 (seiscientos cuarenta y ocho millones de dólares) en función de la ley 24.043.
El Ministerio de Economía, basándose en la ley de hábeas Data, no quiso proporcionar el listado de los beneficiarios individuales y sus respectivos pagos.
Pero el caso más llamativo es, sin ninguna duda el de la Jueza de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Carmen Argibay, que como todos sabemos, figura en el libro Nunca Más y como tal cobró la indemnización.
Argibay percibió por ser “desaparecida” la nada despreciable suma de u$s 650.000, si, leyó bien, seiscientos cincuenta mil dólares por figurar como desaparecida; pero lo que resulta realmente inaudito es cómo una persona puede cobrar una suma semejante por estar desaparecida cuando no lo está, y que, además, es juez de la nación,
La siguiente pregunta es, ¿cuándo se va a decidir a devolver los u$s 650.000 que cobró por estar “desaparecida”?
Sucede que los cobró por estar erróneamente desaparecida, y como podemos apreciar, no lo está. Cuando le hicieron ver el error dijo: "estoy pensando cómo devolverlos".
Sin palabras.
Pablo Dócimo 
periodicotribuna.com.ar

5 comentarios:

  1. Esta nota es falaz, tendenciosa y maliciosa.
    Si la Dra. Argibay, a quien conozco y tiene mi mas elevada estima, percibió la indemnización establecida por la ley 24043 es porque el propio articulo 1 de esa normativa permite a todo detenido puesto a disposición del PEN el acceso a la misma y naturalmente la misma fue percibida cuando no era funcionaria publica.
    El hecho que la Dra. Argibay sea ministra de la Corte, no le quita legitimidad a su reclamo. Debo recordar que es quizás la ministra del Alto Tribunal con mejor formación jurídica e integridad moral, habiendo renunciado a su cargo como juez del Tribunal Penal Internacional para ocupar el cargo en su país de nacimiento.
    Hay que ser cuidadoso para evitar lesionar el honor de una persona.

    ResponderEliminar
  2. DAMIAN: Es admirable el concepto de "HONOR E INTEGRIDAD" que Ud. tiene. Estamos ante un terrible acto de corrupción, donde una persona (que además tiene la responsabilidad de marras) ha percibido un DINERO DEL PUEBLO en calidad de "DESAPARECIDA" cuando en realidad, NO LO ES, y con el agravante que la misma Ministra hizo público "TODAVÍA NO SE COMO INSTRUMENTARÉ LA DEVOLUCIÓN". Calcule Ud, estimado que hubo alrededor de 8 mil desaparecidos y "habrían" cobrado de la misma manera "irregular" 30 mil. Aquí tiene una prueba más de que ESTAMOS COMO ESTAMOS, POR QUE SOMOS LO QUE SOMOS.Creemos que el tema Argibay, no resiste ningún tipo de análisis y es un ICONO de nuestra idiosincrasia. Queda en la conciencia de cada uno de nosotros como tomamos estos terribles hechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, los autores y editores de este artículo tienen un desconocimiento (eso espero) de la normativa. La ley dice que le correswponde cobrar a "todos los que estuvieron a disposición del P.E.N.", no sólo a los desaparecidos.

      Eliminar
  3. Evidentemente Sr. Editor, aun no ha leído el texto del primer articulo de la ley nacional 24043, por medio del cual se legitima la percepción de la indemnización a toda persona que ha estado detenida a disposición del PEN.
    Si Argibay estuvo detenida a disposición del PEN durante la ultima dictadura, tiene el derecho a la percepción de la indemnización y quedara para su fuero intimo si decide devolver la indemnización que Ud. dice haber percibido.
    Creo que tiene una notoria confusión en la terminología utilizada, tanto los desaparecidos como los detenidos a disposición del PEN sin proceso judicial tienen derecho a indemnización, lo que me parece un acto de absoluta justicia, ya que repara el daño indebidamente e ilegitimamente ocasionado por el Estado en contra de un particular.

    ResponderEliminar
  4. 8+9+6+1= 24=2+4=6 o "casualidad" da 6 número favorito de los kosher para sus ritos de poder. El 6 es la culpa el trabajo duro el infortunio SIEMPRE contra los gentiles por supuesto

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...