jueves, 5 de julio de 2012

CORRUPCIÓN EN TUCUMÁN: LO QUE EL DESINFORMADOR LANATA NO CONTÓ



La relación del periodista con el multimedio Clarín y su auspiciante “Monsanto” lo condicionó para no decir “toda” la verdad. En esta nota ampliaremos sobre hechos de corrupción obviados.                                                                                                                           
Los titulares sobre la nueva entrega del programa “Periodismo para Todos” (PPT), que conduce Jorge Lanata por Canal 13, informan de un “nuevo y revelador informe” sobre la situación política y social de Tucumán, donde gobierna el Zar kirchnerista, José Alperovich. Sin embargo antes de iniciar su ciclo, Lanata se excusó por su anterior postura contraria a Clarín, diciendo que “un periodista puede ser independiente dentro de un multimedios”, es que Lanata (como no podía ser de otra manera) continúa enfatizando temáticas superficiales e ignora información de vital importancia que directamente DEMOLERIAN LA IMAGEN PRESIDENCIAL. Lo que Lanata NO dice es que la Presidente sigue fortaleciendo sus lazos comerciales con la corporación genocida MONSANTO, por consiguiente, LA RESPALDA. NO dice que la entrega de PPT del Grupo Clarín, el domingo 17 de Junio 2012, fue financiada por Monsanto y los laboratorios farmacéuticos, dos industrias ligadas estrechamente al Kirchnerismo y Clarín simultáneamente, en cada corte publicitario de PPT tenemos a los mismos anunciantes: Cepita, Bayer, Santander Rio, Tinelli (con imágenes de la ultra oficialista Florencia Peña), BBVA Francés, Arcor, y Swift, todos relacionados con Monsanto. En la última entrega de su programa, Lanata también omitió (oh casualidad) sobre el estado parapolicial que sufre la provincia a manos del MOSSAD ISRAELÍ, escucha de teléfonos y amenazas personales con  seguimiento de personas en Tucumán para Alperovich. Resulta por demás llamativo que un periodista y autor de obras tales como “Cortinas de humo" (Jorge Lanata y Jorge Schvarzer.) material que la agencia judía de noticias Delacole.com describe como “una investigación independiente sobre los atentados contra la Embajada de Israel y La Amia”. O su primer libro "La Guerra de las Piedras" (1988), crónica del enfrentamiento árabe-israelí. O su otra obra "Vuelta de Página" en la que contiene, una de cada 15 hojas, alguna referencia a los judíos y sus supuestas persecuciones, no haya hecho ni una referencia a la morbosa presencia sionista de los gobernantes confesos del clan Alperovich. ¿Es que para el  multimedio opositor Clarín no hay denuncias ante el INADI?. ¿O es que responde a intereses funcionales al Lobby, aparentemente “opositor”? No hay más espacio para la doble moral ni para los traidores en la Argentina.

Nuestro humilde medio, INFOCON NOTICIAS, de la ciudad de Villa Gesell (Arg.) ha sido denunciado por la mafia municipal y por la Comisión de DD.HH, Memoria, Verdad y Justicia en nuestro adelanto sobre lo que acontecía en “El Jardín de la República”.

El libro prohibido en Tucumán: "José Alperovich, El Zar Tucumano", de José Sbrocco y Nicolás Balinotti nos dan una idea mucho más cabal sobre los primos, cuñados, amigos, familias y contratos fabulosos sin licitación que le facturan millones al Estado tucumano.

EL NEPOTISMO DE ALPEROVICH (capítulo del mencionado libro)

“Lo que más le achacan a Alperovich son las licitaciones. Es el caballito de batalla para pegarle. Yo no acepto la adjudicación directa. Es un gran problema”, reconoció Antonio Estofán, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia y ex Fiscal de Estado del primer gobierno de Alperovich. Uno de los empresarios que más prosperó con ayuda oficial fue Eduardo Temkin, casado con la ministra de Educación Silvia Rojkés de Temkin. Su empresa Tecno Construcciones SRL facturó poco más de 72 millones de pesos al Instituto de la Vivienda. La compañía construyó casas, hizo obras de infraestructura y mejoras habitacionales. Entre julio y septiembre de 2009 Temkin vendió un paquete de acciones a Fernando Díaz Fontdevila y a Isaac Rubinstein. Actualmente, Díaz Fontdevila es el socio gerente de la empresa, según se desprende de las modificaciones al contrato social que fueron publicadas en el Boletín Oficial de la provincia.

Las dos obras más emblemáticas de Tecno Construcciones son las 119 viviendas levantadas en Villa Quinteros y las 150 de Villa Carmela, por las que cobró 12,3 millones de pesos y 17,5 millones de pesos, respectivamente.  La empresa del secretario de Obras Públicas, Oscar Mirkin, quien es primo del gobernador, también tuvo bastante trabajo de la mano del Estado. B&M hizo distintas obras en la provincia por casi 56 millones de pesos.

Una de ellas, la hizo junto con Armengol, para lo cual conformaron una Unión Temporal de Empresas (UTE). Se trata de la construcción de 266 viviendas en Lomas de Tafí por un valor superior a los 25,5 millones de pesos. Otra de las grandes obras fue la de 143 casas en el barrio El Manantial, por casi 13 millones de pesos. Oscar Mirkin fue el dueño, hasta 2009, de la constructora BYM SRL., en sociedad con Hugo Bruno Bocanera. De allí el nombre de la empresa, BYM, por Bocanera y Mirkin. Cuando asumió como secretario de Obras Públicas, su hijo Gabriel Eduardo Mirkin se hizo cargo de la empresa. Un empresario de la construcción chicaneó: “Hay que ver de dónde sacó la plata el hijo de Mirkin para comprar semejante empresa”.
Gabriel Mirkin egresó de la carrera de Arquitectura en 2004, según consta de su perfil de la red social Facebook. El patrimonio de la familia Mirkin, al igual que el de su primo Alperovich, también creció desde su llegada al gabinete. El decreto 4.734 del 28 de diciembre de 2004 aprobó la contratación directa, previo cotejo de precios, efectuada por la Dirección Provincial del Agua, para la remodelación y ampliación del sistema de desagües cloacales del Gran San Miguel de Tucumán. La empresa BYM SRL se adjudicó el trabajo por $862.904,53, monto que representaba una disminución del 0,80% respecto del presupuesto oficial.
Otro ejemplo. El decreto 3.538 del 14 de octubre de 2005 adjudicó por contratación directa, previo cotejo de precios, el traslado de talleres de la escuela ENET Nº 2 a la empresa BYM SRL, por un importe total de $898.814,12, con un plazo de ejecución de 120 días corridos.

La provisión de agua potable a la localidad finca Elisa, en Cruz Alta, también se entregó a la empresa BYM SRL, mediante el decreto 2.968 del 5 de septiembre de 2006. El importe de la obra, según el Boletín Oficial de la provincia, fue de $205.792,36.

La familia Mirkin se desvinculó de BYM el 25 de agosto de 2009, según se informó en el Boletín Oficial de la provincia. A partir de ese momento, quedó para la familia Bocanera.
Otro primo del gobernador es Jorge Garber, dueño de la constructora Gama SRL. El también fue uno de los beneficiados con las obras públicas que se realizaron en la provincia. Facturó casi 114 millones de pesos por distintos trabajos.

La mitad de ese monto lo logró con apenas tres obras públicas: las 346 casas de Lomas de Tafí, las 260 viviendas de Banda del Río Salí y las 250 de la Capital. Por esas tres adjudicaciones, logró ingresos por 70,7 millones de pesos, según se desprende del anuario del Instituto de la Vivienda de la provincia, que reunió datos hasta abril de 2011.

Esta firma tuvo un antecedente que querría borrar. En 1997 la Universidad Nacional de Tucumán entregó la construcción de un aula y una galería, lo que luego se conocería como Anfiteatro C. Casi 15 años después, la obra se derrumbó.

En una reunión que mantuvieron los empresarios de la construcción, Alperovich abrazó a Garber y le consultó por una tía en común. El resto de los constructores que estaban allí se miraron sorprendidos. “Son primos”, lanzó uno para que el resto de los presentes entendiera el contexto. Pocos lo sabían. Por el decreto 4817 del 30 de diciembre de 2004, Gama SRL se quedó con la remodelación y ampliación del sistema de desagües cloacales del Gran San Miguel de Tucumán. La obra costó $1.123.365.39, monto que  representaba una disminución del 0,31% respecto del presupuesto oficial. También se quedó con otras obras, como la remodelación de la Maternidad, la limpieza del canal sur, la obra de desagüe cloacal etapa III, por la cual cobró casi 5 millones de pesos. La mayoría de las obras adjudicadas fueron por contratación directa.

Gama también se quedó con la remodelación del Hospital Padilla, obra que costó $16.646.055,29. Esta vez, fue por una licitación privada. Como Garber, son decenas los empresarios de la comunidad judía que mejoraron notablemente la rentabilidad de sus empresas desde que Alperovich asumió como gobernador.

Gama SRL también se apoderó de varias obras en la Capital, la mayoría para hacer pavimento y cordón cuneta. Los hermanos Andjel no se quedan atrás. También controlan la firma Tevelin SA, a nombre de Eduardo Andjel y Ana Werchow de Andjel. Tevelin vendió directamente al gobierno productos de informática según los decretos 4.657 de la Secretaría General de Políticas Sociales (SGPS) del 21 de diciembre de 2005 y el 2.165 del 14 de julio de 2006, entre otros.

Desde abril de 2008, Isaac Gustavo y Pablo Guillermo Andjel se sumaron a Tevelin SA como directores titulares.
Al parecer, en 2009 los hermanos Andjel se separaron del cuñado del gobernador y de su esposa de la empresa Glaciar Construcciones. Leonardo Elgart y Sara Alperovich fueron reemplazados en el directorio, que pasó a ser presidido por Pablo Andjel e Isaac Andjel, director de una de las empresas del gobernador.

El 14 de mayo hubo otros cambios en la empresa constructora: abandonó el nombre de Glaciar Construcciones y se pasó a llamar Andjel Construcciones, también beneficiaria de varias obras.

El gobernador no podía quedar fuera de uno de los motores que propiciaron el crecimiento económico del país. Así fue que también se involucró en la obra pública, pero esta vez como proveedor del estado. En Tucumán no existe ninguna ley de ética pública que restringa a los funcionarios ser contratistas del Estado. En cambio, a nivel nacional, por ejemplo, la Oficina Anticorrupción le había recomendado a la presidenta Cristina Kirchner que dejara de ser la directora suplente de la consultora Los Sauces porque podía ser incompatible con la jefatura del Estado.

La empresa Luxury BH SA estaría muy vinculada a Alperovich. Se benefició con varias obras públicas en San Miguel de Tucumán. En solo siete meses facturó 2.079.293,56 pesos.

¿Quiénes integran esta compañía? Rubén Ricardo Rojkés (socio y cuñado de Alperovich en Avanco y en Alperovich SA) y José Eduardo Laks, síndico suplente de Alperovich SA.

Esa información se desprende de los boletines municipales que se publicaron entre el 9 de octubre de 2008 y el 15 de mayo de 2009. La empresa inició su inscripción en el Registro Público de Comercio el 7 de mayo de 2008. El rubro de Luxury BH SA es “realizar por cuenta propia, de terceros o asociada a terceros los negocios relacionados con la construcción y venta de todo tipo de obras públicas o privadas, sea a través de contrataciones directas o de licitaciones, para la construcción de viviendas, puentes, caminos y cualquier otro trabajo del ramo de la ingeniería o arquitectura; asimismo, corresponde la intermediación en la compraventa, administración y explotación de bienes inmuebles propios o de terceros y de mandatos”. También se dedica al rubro inmobiliario y financiero mediante el otorgamiento de “préstamos con o sin garantía”, aportes de capitales a particulares o sociedades.
Rubén Rojkés fue designado director titular de la firma mientras que Laks director suplente. Lo curioso, tal vez, es que Rojkés sea propietario de dos empresas constructoras, Avanco y Luxury BH, que se dedican a las mismas actividades.

En su último discurso de apertura de sesiones en la Legislatura, el 1° de marzo de 2011, Alperovich le dedicó un párrafo a la obra pública: “El 95 por ciento del plan de obras lo llevaron adelante empresas privadas que reactivaron el sector y demandaron más puestos de trabajo. No debemos olvidar que la obra pública está asociada a no menos de 70 industrias en forma directa”. 

El nepotismo, una tentación

La tendencia a favorecer a familiares y personas afines con cargos, obras públicas o premios forma parte de un estilo de gobierno en la Argentina. José Alperovich y Tucumán no son la excepción, y hacen culto al nepotismo. Tal vez por confianza, Alperovich priorizó rodearse de sus familiares en funciones públicas clave. Su esposa Beatriz Rojkés es senadora nacional y la titular del Partido Justicialista local; antes había sido diputada nacional. “Yo no aceptaría ser gobernadora. Ya lo dije. Yo estoy donde José me diga. José me puso como diputada, después en el PJ y ahora como senadora”, confió Rojkés.

La cuñada de Alperovich, Silvia Rojkés de Temkin, es ministra de Educación y fue la titular del Instituto Provincial de Acción Cooperativa y Mutual (IPACYM) en el primer período.

Su hermano Carlos Rojkés es el representante del Banco del Tucumán y un hombre de peso en la gestión de LV12, la radio que administran Waldo Camilo López, Carlos Edgardo Corrales, Juan Eduardo Alejandro Firat y Andrés Antonio Galván. 

Benjamín Bromberg es primo del gobernador y es el representante de Tucumán en Buenos Aires, un cargo similar al de un secretario de Estado. “La Casa de Tucumán es como una embajada. Benjamín es el embajador y yo soy el agregado político y comercial”, dijo Pablo Tonelli, director de la sede provincial en Buenos Aires.

“El nepotismo no es un fenómeno nuevo, hay una larga tradición que prioriza la lealtad por sobre el conocimiento”, opinó acerca del fenómeno el politólogo Sergio Berensztein en una entrevista en el diario La Nación . 

"El nepotismo fluye en democracias no desarrolladas, con burocracia y poco control", concluyó Berensztein.   
Hay más: Oscar y Beatriz Mirkin son primos de Alperovich y ocupan dos carteras determinantes: él es secretario de Obras Públicas y ella es ministra de Desarrollo Social. Beatriz administra la mayoría de los planes sociales que se envían desde el gobierno nacional.

En ocasiones, a falta de familiares idóneos, Alperovich echó mano a personas que frecuenta en la vasta comunidad judía que se asentó en Tucumán. Así es como accedieron Pablo Yedlin al ministerio de Salud; Marcelo Ditinis como secretario privado de la gobernación, o Ignacio Golobisky a la secretaría de Prensa y Difusión. O la llegada de su yerno Pablo Zeitune a la Dirección de Comercio. Hay alrededor de 1000 familias judías en Tucumán, algo así como unas 3000 personas. Es la comunidad más grande del Norte. “No son los 400 mil votos de Alperovich”, dijo con una carcajada Jaime Salamon. El presidente de la Kheilá agregó: “Hay unos 1000 judíos en la administración pública sobre casi 100 mil empleados. Es un 1 por ciento, nada más. Es lógico que Alperovich quiera formar a su tropa. Desconfía. Requiere un reguero de gente de confianza, cuidarse sus espaldas. Necesita ojos y orejas en todos lados. Necesita mirar de reojo hasta a su sombra”.   

2 comentarios:

  1. Veo que muchos siguen durmiendo la siesta!! no te van a dar bola ya tienen la cabeza lavada, seguro creen que por criticar a Lanata sos K.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad Ariel, pero no perdemos las esperanzas de que los que puedan tener dudas tengan una oportunidad de ver la otra cara de la realidad

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...