jueves, 5 de julio de 2012

PINAMAR: “LA FERRARI ES MIA, MIA, MIA…”


Extraordinaria del HCD para solicitar cumplimiento de suspensión de Altieri y asunción de Muriale. Bochornosa actitud del “padrino” pinamarense que no quiere dejar el sillón…y los negociados.

El título de esta nota, con respecto al famoso auto italiano no pretende connotaciones deportivas. Solo es un recordatorio del aquel evento protagonizado por el “capo mafia” Carlos Saúl, alias “el innombrable”, jefe dilecto y con fuertes vínculos del nuestro, el hoy depreciado “Biaggio”. Alineados en prácticas políticas antipopulares, donde solo tienen predicamento los “grandes negocios” a expensas del pueblo, supieron ambos manejar los tiempos y los engranajes políticos partidarios en pos de lograr sus objetivos.
Dos décadas fueron mucho tiempo y todo lo que sube, en algún momento debe bajar. Se terminó “la pizza y el champagne”, los amigotes que se “llenaron” a su lado, lo traicionaron (igual que lo sucedido con su jefe espiritual). Pero, más allá del dinero está la fuerza incontenible que da el poder. Y ese es muy difícil dejarlo. Su querido riojano dejó una máxima, cuando le ofrecían la candidatura a senador “quien va a querer ser cardenal cuando se fue Papa”. Lo real es que hoy día nuestro intendente legalmente suspendido sufre  ese SINDROME y no quiere dejar la Ferrari.

El Concejal H. Muriale “se resiste” a pedido de su jefe
En la sesión extraordinaria del martes 3 del corriente, se instó al intendente suspendido a que cumpla con la disposición judicial, al tiempo que le solicitaron al concejal Hernán Muriale a que, conforme a las normativas vigentes, ocupe la intendencia. Nuestro amigo Altieri no reconoce la resolución, aduciendo que no “está firme” la misma, ignorando que  esta fue pronunciada por la Suprema Corte. No quiere “entregar la Ferrari”. Sería redundante comentar los 31 cargos que se le imputan y que le costó la suspensión a su mandato. Tampoco vamos a engordar sus “logros” “cargando las tintas” con veinte años de corrupción y ocultamiento, donde hubo gravísimos casos como el de Cabezas, el balcón, el supuesto “fraude electrónico” con el que obtuvo el mandato de un año y fracción que quedó de la interrumpida gestión Porretti, donde le habría birlado de manera deshonesta y mafiosa el triunfo a quien sería la legítima ganadora, Mercedes Taurizano, según las encuestas, la opinión especializada y el humor generalizado de toda la población.
Pero como no es bueno hacer leña del árbol caído, no quiero esperar a que este personaje de la política quede destituido para contar a los lectores de INFOCON Noticias, algo que sucedió con mi persona en forma directa. Mi nombre es Eduardo Cobo y además de escribir en este medio, desarrollo una tarea institucional en una Entidad de Bien Público de manera desinteresada en cuanto a lo económico, es decir AD HONOREM. No solo significa SIN COBRAR, sino que es POR EL HONOR, algo que seguramente, nuestro padrino desprestigiado y castigado nunca entendió demasiado.  La entidad en cuestión y a la que orgullosamente presido es el CEODECO, Centro de Orientación y Defensa al Consumidor. Esta ONG, tiene su cabecera en Villa Gesell, pero opera por Ley en toda la provincia. Por ende tiene una fuerte presencia en la hermana y vecina Pinamar. Muchas de nuestras acciones han tenido resultados favorables para los vecinos de Pinamar, al igual que Gesell, La Costa y muchas otras ciudades. Por supuesto a cada pedido de intervención de algún vecino acudimos y tratamos de superar cada caso. Algunas veces actuamos en forma colectiva, es decir en nombre de todos y el logro es para toda la ciudad. recordamos que conseguimos parar aquel impuestazo del gas, estamos ocupados en lograr que se siga respetando el “no pago” del peaje en la Ruta 11, cosa que le molesta a Biaggio, pues conforme a la nueva concesión, hay un porcentaje para los intendentes, en desmedro de nuestro derecho de exención. Bueno, lo real y concreto que esta acciones y otras más que sería engorroso enumerar, produjeron en este pequeño “capomafia” del subdesarrollo atlántico, ir a reclamar con “prepotencia” a los Ministerios Provinciales donde nuestra entidad cumple funciones y los cuales son los Organismos de Aplicación de la Ley de Defensa al Consumidor, es decir Producción y Comercio e Infraestructura y Servicios Públicos. Lisa y llanamente planteó en estos ámbitos que nuestra institución debía ser dada de baja, es decir que se nos retire la Personería Jurídica, pues “interferíamos” en sus actos de gobierno y estaríamos “avivando “ a la gente.
Por supuesto, todos los funcionarios estatales no son CORRUPTOS, y, por más que abrió expedientes en nuestra contra y espetaba en cada oficina que lo”respaldaba” el gobernador y que, si no “tomaban medidas” en nuestra contra se “armaría la gorda”. El CEODECO, sigue en pie, cumpliendo con su misión institucional y lo seguirá haciendo. Tal vez, en Pinamar lo hará con un valor agregado, pues consideramos la importancia de desratizar rápidamente, sobre todo en la reconstrucción y prevención de nuevos ataques de integrantes de esta raza que se maneja con “códigos” en lugar de “principios”, lo hacen en la oscuridad, utilizan la mentira, el engaño y la desidia como elementos basales de su política. Por eso pido disculpas por esta licencia, no hubiera sido justo con mis ideales y formación, contar esto en el momento que este triste personaje y su corte de adulones digan “siamo fuori”…salutte

Por Eduardo Cobo



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...