viernes, 6 de julio de 2012

POR LA VACUNA ASESINA: LABORATORIO GLAXO DEBERÁ PAGAR

Glaxosmithkline, principal fabricante de la vacuna mundial pagará multa record de us$3 mil millones por fraude.


GlaxoSmithKline es una de los tres principales fabricantes de la vacuna mundial.(vacuna VPH incluida en el calendario oficial argentino). Este acuerdo no involucra las vacunas, pero es el mismo Glaxo que fue multado "por la muerte de 14 bebés en ensayos de laboratorio de vacunas ilegales llevadas a cabo entre 2007 y 2008”

La revista médica The Lancet comentó, que se ha recuperado el aroma de fraude científico en los ensayos de GlaxoSmithKline Synflorix en la Argentina sobre la vacuna antineumocócica.  Glaxo ha sido multado con 92.000 dólares (una palmada en la muñeca) por la muerte de 14 bebés en ese ensayo. Naturalmente, Glaxo niega toda responsabilidad por las muertes y está apelando su condena.

Alegatos en el juicio argentino incluyen: falsificación de consentimiento de los padres de los bebés de estar involucrados en el juicio, la intimidación a los padres analfabetos a firmar formularios de consentimiento de 28 páginas, lo que lleva a los padres a creer que su hijo no recibirá ninguna otra vacuna si el permiso para tomar parte en la ensayo clínico fue rechazada, no permitiendo a la gente a retirarse de la prueba y no responde a las peticiones de los padres preocupados cuando sus hijos tuvieron reacciones adversas a las vacunas.

¿En pocas palabras? Si usted piensa que las compañías farmacéuticas corruptas  están siendo honestas acerca de la eficacia, seguridad y reacciones adversas de las vacunas promocionadas por sus departamentos de marketing y relaciones públicas lea esta nota de la Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Justicia de EE.UU.

Es por promoción ilegal de medicamentos y declaraciones falsas de precios, entre otras cosas.
El gigante farmacéutico británico GlaxoSmithKline (GSK) pagará una multa récord de 3.000 millones de dólares para poner fin a querellas de autoridades estadounidenses que lo acusan de promoción ilegal de medicamentos y declaraciones de precios engañosas.
"Este es el mayor acuerdo amistoso de una compañía de salud en la historia de Estados Unidos y la mayor cantidad pagada por una compañía farmacéutica” -declaró James Cole, subsecretario de Justicia-. El acuerdo de varios millones de dólares no tiene precedentes, tanto en tamaño como en alcance.
Por su parte, el subsecretario de Salud, Bill Corr, aseguró que se trata de un "acuerdo histórico" y de un "importante paso en los esfuerzos que hace el Gobierno" para erradicar los fraudes en la salud. "Históricamente, nuestro sistema de salud ha sido objetivo de estafadores que pensaban lograr una ganancia fácil a costa de la seguridad pública", agregó.

GSK se declaró culpable de hacer promoción ilegal de ciertos fármacos, de emitir declaraciones engañosas sobre el precio y la eficacia de los medicamentos y de no tener en cuenta estudios que demuestran la ineficacia de los fármacos.

El fraude concierne en especial a tres medicamentos. Uno de ellos es el Paxil, el cual GSK comercializó falsamente como un antidepresivo para niños, cuando nunca había sido aprobado como tal por las autoridades sanitarias. Otro es el Avandia, un antidiabético vendido por GSK sin alertar sobre el riesgo de ciertos efectos secundarios.
Y el tercero es el Wellbutrin, un fármaco para tratar la depresión severa que GSK publicitó como un medicamento para "estar más delgado o tener más relaciones sexuales", de acuerdo con Carmen Ortiz, fiscal del estado de Massachusetts.

SIN PRECEDENTES                                                                                                                                      

GSK también admitió no haber presentado a la FDA datos sobre la seguridad del antidiabético Avandia que indicaban que éste podía causar problemas cardiacos. Avandia eventualmente fue retirada del mercado en Europa y su venta restringida en Estados Unidos. Desde que fue lanzada al mercado en 2000 el medicamento fue muy controvertido e incluía advertencias para pacientes con insuficiencia cardiaca. Posteriormente las advertencias se incrementaron e incluyeron otros problemas potenciales del corazón. Y cada vez más expertos presentaron evidencia a las autoridades reguladoras sobre el alto número de infartos en pacientes que tomaban el fármaco. En 2010, antes de ser retirada del mercado en Europa, se calculaba que unos dos millones de personas tomaban Avandia en el mundo. Poco antes de que el fármaco fuera suspendido, el doctor Yoon Loke de la Universidad de East Anglia en Inglaterra, dijo que sus análisis mostraban que Avandia duplicaba el riesgo de infarto, independientemente de si el paciente era considerado de alto riesgo o no al tomar el medicamento. Según el doctor Loke sus cálculos indicaban que en el Reino Unido entre las 109 mil personas que tomaban el fármaco "podía haber mil infartos adicionales y posiblemente 600 casos adicionales de insuficiencia cardíaca cada año como resultado del consumo de Avandia".

ALTO  COSTO                                                                                                                       

Uno de los críticos más feroces de Avandia es el doctor Steve Nissen, cardiólogo de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos. En 2007, el cardiólogo publicó un estudio en New England Journal of Medicine que mostró una asociación entre el ampliamente utilizado antidiabético y un incremento de 43 por ciento en el riesgo de infartos. Ahora, GSK aceptó los cargos de haber retenido datos sobre la seguridad del medicamento y de haber presentado afirmaciones no comprobadas sobre Avandia. Tal como dijo el doctor Nissen, todo esto ha tenido "un alto costo humano". "Entre 50 mil y 100 mil pacientes diabéticos han sufrido innecesariamente un infarto o muerte debido a Avandia" expresa Steve Nissen. "Este fármaco ha lesionado a mucha gente".

SOBORNOS          
                                                                     
GSK también fue hallada culpable de sobornos para vender sus productos. "Los vendedores sobornaron a médicos para que recetaran los productos de GSK utilizando todas las formas imaginables de entretenimiento de alto nivel, desde vacaciones en Hawaii y el pago de millones de dólares a médicos para participar en conferencias, hasta entradas para conciertos de Madonna", expresó la fiscal estadounidense Carmen Ortiz. En una declaración al conocer la resolución, Andrew Witty, presidente ejecutivo de GSK, afirmó que las conductas de mercadeo, acatamiento y ventas de su unidad estadounidense "han cambiado". "Hemos aprendido de los errores que cometimos" expresó el señor Witty. "Cuando ha sido necesario, retiramos a los empleados que se vieron comprometidos en malas conductas". Como parte de la resolución, GSK acordó someterse a vigilancia de funcionarios del gobierno estadounidense durante cinco años. Y deberá pagar la multa de 3 mil millones de dólares. Pero tal como señala Michelle Fleury, corresponsal de negocios de la BBC en New York, para una compañía que el año pasado declaró ganancias de más de 40 mil millones de dólares, "esta multa que sin duda es una suma grande de dinero y un golpe para la reputación de GSK, pero financieramente no es tan mala". 

Ref: http://healthimpactnews.com/2012/pharmaceutical-company-forced-to-pay-3-billion-over-faking-research-bribing-doctors/; http://vidayestilo.terra.com; http://www.lavanguardia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...