jueves, 13 de septiembre de 2012

ATENCIÓN INTENDENTE RODRIGUEZ ERNETA DE V. GESELL- PELEAS DE PERROS ¿QUÉ HAY DETRÁS?


“Morito”, en Provida, caderas quebradas, pérdida de un ojo y múltiples heridas LUEGO DE "LA PELEA"

Existen en nuestro país peleas clandestinas de perros, variante mucho más cruenta de peleas de animales que la ya conocida riñas de gallo. En ambas variantes los propósitos son los mismos: apostar. Esto existe, es verdad… “aunque Ud. no lo crea”. Las riñas de gallo tiene sus seguidores junto con ritos y costumbres ancestrales y folklóricas. Existen dos variantes: se le pueden poner especies de guantecitos en los espolones, cuando la riña es más “de ciudad”. El propósito es que la riña sea más una exhibición para que la gente apueste. Pero en el campo, la cosa cambia: en vez de guantecitos protectores se les pone púas, en estos casos, obviamente, las peleas son a muerte. Esta aberración es realizada por individuos sin conciencia, inescrupulosos y degenerados solo por el afán de apostar porque gana el que queda parado, que generalmente acaba muriendo al tiempo, aunque más no sea por una septicemia. Pero la violencia en la sociedad (gracias a la TV y cine de los Lobbys) crece y consecuentemente la sed de sangre. Los que años atrás sentían “adrenalina” (o vaya a saber qué) por ver a los gallitos matarse, cada vez más, necesitan algo “más fuerte”. Tanto las riñas de gallos como las peleas de perros son sádicas, en el caso de los perros estos "concursos" en el que dos ejemplares de razas específicas, acondicionados, y entrenados para luchar uno contra otro, son colocados en un espacio central (generalmente pequeño y de arena cerrado por paredes de chapas) para que los espectadores apuesten y se entretengan. Las peleas duran como promedio casi una hora y a menudo más de dos horas. Los combates terminan cuando uno de los perros no está dispuesto ni es capaz de continuar luchando. Las heridas infligidas y recibidas por los perros que toman parte en los combates son con frecuencia severas, y pueden llegar a ser fatales.  Los pit bull terriers utilizados en la mayoría de estas peleas se han criado específicamente y han sido entrenados para luchar y son inexorables en sus tentativas para vencer a sus adversarios. Con mandíbulas muy poderosas, ellos son capaces de infligir heridas severas y profundas, perforaciones y roturas de huesos. 
Los perros utilizados en estos acontecimientos a menudo mueren por la pérdida de sangre, deshidratación, agotamiento, o de horas de infección o aún días después de la pelea. Otros animales a menudo se sacrifican. 


Algunos dueños entrenan a sus perros de peleas utilizando animales más pequeños tales como gatos, conejos, o perros pequeños (sabemos de la desaparición diaria de estos animales en Gesell) Estos animales "tentadores" a menudo se consiguen robando mascotas o son obtenidos por avisos en la prensa: "necesito mascota, o adopto cachorro". Los perros utilizados para luchar se crían para ser peligrosamente agresivos hacia otros animales. La presencia de estos perros en una comunidad aumenta el riesgo de ataques no sólo sobre otros animales sino también en las personas. Los niños son los que están en riesgo especial, porque su pequeño tamaño puede ocasionar que un perro luchador perciba a un niño como otro animal. Los “Bull-Terrier”, “Bulldog”, “Dogo-argentino”. Boxer, Mastín, ”American Pit-bull” son algunas de las razas preferidas por los “managers” de estas cruentas peleas clandestinas. En nuestro país hubieron detenciones en Salta y en Córdoba, esta última provincia es lugar en donde este tipo de enfrentamientos más proliferan, pero sin lugar a duda en la Pcia de Buenos Aires y en nuestra ciudad de Villa Gesell este “entretenimiento” monstruoso también se lleva a cabo- como lo hemos venido reflejando en nuestras ediciones- y en donde habría connivencia con la policía, políticos y ciudadanos “ilustres”. Mucho distan las políticas de protección animal en nuestro país comparadas con las de EE.UU: por ejemplo, en enero de este año un hombre fue condenado a 15 años de cárcel, si escuchó bien 15 AÑOS DE CARCEL por utilizar perros para realizar peleas. (1) El sujeto se declaró culpable de conspirar para vender perros con la intención de usarlos para participar en peleas de perros, y tuvo varios cargos en su contra como distribución de drogas y posesión de armas. El director del equipo de investigación, Terry Mills,  explicaba a los medios: “Las peleas de perros son un crimen atroz que ha plagado América y se han convertido en un tema de seguridad pública”. “Las peleas de perros están relacionadas a menudo con otras actividades ilegales tales como drogas o armas”. “Esperamos continuar nuestro trabajo en la investigación de las peleas de perros organizadas y proteger a los animales de nuestro país de esta forma brutal de crueldad“. Pero también en Chile existe esta perversión: recientemente 8 individuos fueron condenados a 3 años de prisión por organizar peleas de Pitbulls. Los carabineros secuestraron además 19 animales “mal alimentados y con lesiones de consideración”. 
Sabemos con certeza que en nuestra ciudad se utilizan perros (robados) muchos de ellos no entrenados y sin experiencia en estas riñas por lo cual el animal solo dura unos pocos minutos, pero el tiempo suficiente para comenzar a triturar huesos, músculos, vasos, tendones y nervios con metódica pero implacable determinación; tiempo suficiente para ver el terror escrito en los ojos del pobre animal; por lo general mucha gente conoce los lugares en donde se cometen estos actos aborrecibles, pero el miedo y el famoso “no te metás” hacen que todo siga igual, estas personas que “observan” estos sucesos, en los cuales se maneja de forma “pesada”, droga, psicofármacos, armas, etc, sin tomar cartas en el asunto, se convierten voluntaria o involuntariamente en cómplices “solidariamente responsables” de estos asesinos de animales.
Es importante que los vecinos sepan que NO es fácil convertir en asesino un perro de naturaleza noble, amante de los niños y fiel hasta dar la vida cien veces por su amo, como lo es el pitbull o cualquiera de ellos. No es fácil, por más que posea una mandíbula inconcebible, por más que tenga una potencia muscular incomparable, hacerlo un asesino. Para lograrlo hay que ser más animal que el propio perro, hay que ser un MISERABLE y carecer completamente de escrúpulos. Muchos métodos para lograr volver al animal de pelea consisten en atarlo al aire libre con una cadena, a pleno sol, sin comida ni agua, hambriento, deshidratado, exhausto, durante siete u ocho días. Si vive, si después de todo eso aún quiere vivir, será capaz de todo. Es decir, matará por vivir convirtiéndose en “campeón”. Una vez sometido a la prueba, con no más de un año, llega el momento de conocer cuánto de bueno hay en sus genes. “El pitbull auténtico” nunca huye. Si lo hace, es que no es puro, no tiene buena sangre. Y es mejor darle en adopción o venderlo. Otro método que ser realiza para aumentar la ya descomunal potencia de los maxilares, es obligarles a morder un neumático de coche, previamente atado a una viga o poste, o a la rama de un árbol, y  dejarles colgados durante doce o quince minutos. Aunque el método es sobradamente conocido en ese mundo, algunas variantes es tomar una rama y golpearlo mientras está colgado de la boca, los expertos dicen que “no se suelta; al revés. Sólo se retuerce con más rabia y muerde con más fuerza. El resultado de tales torturas sólo puede ser uno, los que Ud. ya sabe. Constituye un hecho científicamente probado que detrás de no pocos agresores sexuales, de hombres que han hecho de la violencia su principal argumento o su forma de vida, se oculta una infancia repleta de abusos, palizas, incomprensión y vejaciones. Nada muy diferente se esconde tras un perro asesino. Sólo un amo despiadado y cruel.  Muchos de estos animales son sacrificados con la anuencia de veterinarios cómplices, vendidos o dados en adopción a gente que tiene ganas de tener un perro con apariencia de fiero y que no sabe qué se le ha dedicado a matar hasta ese momento. Claro, un día se les escapa y se come a otro perro, para el ser humano, “la culpa” siempre la tiene el perro, los que amamos a los animales sabemos que es justamente al revés.
LA HORA DE LA VERDAD
Una riña de perros está regida por unas normas tremendamente rígidas y de obligado cumplimiento. Acordada la fecha del combate, se designa un árbitro, que recibe del dueño de cada contendiente una señal a cuenta, labor por la cual cobra una suma importante de dinero. Luego se elige la ciudad en la que se celebrará la pelea (en nuestro caso, Gesell, Madariaga, Pinamar) –siempre el lugar en el que reside uno de los apostantes– y se prepara con las máximas precauciones el emplazamiento del ring: una nave industrial, una propiedad abandonada o seleccionada para dichos fines. El ring es una especie de cuadrilátero de unos 16 metros cuadrados, delimitado por paredes de madera y con el suelo de cemento o moqueta. Sólo una persona sabe dónde se celebrará el combate. Lo más habitual es fijar una cita en un lugar y que todos sigan en coche al organizador. De esa forma se evitan posibles filtraciones. El primer acto consiste en pesar a los perros, porque en estos combates “oficiales” no puede haber una diferencia de más de 300 gramos entre ellos. Si uno de los canes se excede del peso inicialmente fijado, su dueño pierde la pelea y el dinero entregado a cuenta. Si no hay contratiempos, se fijan las apuestas, (que  llegan a alcanzar sumas multimillonarias en peleas importantes) y perros, amos y árbitro se introducen en el ring. A la voz del juez, los animales son liberados y se abalanzan uno contra el otro. El primer impacto es brutal. Los canes ruedan por el suelo con las mandíbulas entrecruzadas mientras pequeños hilos de sangre que brotan de sus fauces tiñen de púrpura el suelo del cuadrilátero. Se escuchan los gritos de aliento de los dueños, pero estremece comprobar cómo los perros cómo éstos se atacan con una fiereza sorda. No ladran, no gruñen, jamás aúllan de dolor. Muerden, machacan, destruyen, trituran en silencio, sin permitirse el menor gasto de energía que no vaya dirigido a herir al adversario. A matarlo. El único sonido perceptible es el resuello de sus gargantas. Las peleas no son rápidas. Nunca lo son. Pasan los minutos, las presas se eternizan, el suelo se va trasformando en una resbaladiza superficie cubierta de sangre, sudor y babas; el hocico, las orejas, la lengua, los belfos y el cuello de los canes van adquiriendo la textura y el color de una hamburguesa, y la lucha no cesa. De cuando en cuando, uno de los dueños se aproxima a la boca de su bestia y le sopla con fuerza, en un vano intento de oxigenarla. Con dos animales bien entrenados, lo normal es que las peleas superen la hora de duración. Cuando el árbitro percibe algún síntoma de debilidad en uno de los perros, o interpreta que está rehuyendo la pelea, da la orden de parar. Los animales, como púgiles ensangrentados, son separados con ayuda de unas largas estacas de madera o “cuñas”, que les son introducidas en la boca para que suelten la presa, y conducidos hasta un rincón, donde se les refresca rápidamente con una esponja empapada en agua. Después se le vuelve a encarar y si aquél cuya disposición a pelear ha sido puesta en entredicho ataca, la pelea se reanuda. Este ritual se llama raya o ‘scruff’ –en el mundo de las peleas suelen pronunciarlo ‘scrach’. El combate finaliza cuando uno de los perros renuncia a atacar o con su muerte en el ring.
El ciudadano geselino debe saber que hay Leyes y Normativas referidas a los Derechos de los Animales. Por ejemplo, el artículo 43 de la Constitución nacional cita: “Toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo, contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares, que en forma actual o inminente lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, un tratado o una ley. En el caso, el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva. Podrá interponer esta acción contra cualquier forma de discriminación y en lo relativo a los derechos que protegen al ambiente, a la competencia, al usuario y al consumidor, así como a los derechos de incidencia colectiva en general, el afectado, el defensor del pueblo y las asociaciones que propendan a esos fines, registradas conforme a la ley, la que determinará los requisitos y formas de su organización. (...)”
La Ley Nacional 2786 (25 de junio 1891) fue precursora del proteccionismo animal, por ello nos pareció interesante incluirla. Establecía lo siguiente: ARTÍCULO 1.- “Declárase actos punibles los malos tratamientos ejercitados con los animales, y las personas que los ejerciten sufrirán una multa de dos a cinco pesos, o en su defecto arresto, computándose dos pesos por cada día.”.LEY 14346 - MALOS TRATOS Y ACTOS DE CRUELDAD A LOS ANIMALES: ARTÍCULO 1. Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales. ARTÍCULO 2. Serán considerados actos de mal trato: 1. No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos; 2. Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas; 3. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas; 4. Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado; 5. Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos; 6. Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas. Nota: La Ley 14346 rige para toda la Nación, es considerado un delito penal el maltrato y la crueldad hacia los animales, está tipificado por esta ley especial, que integra el Código Penal Argentino, no es una contravención o un delito “menor”. Fue pionera en su tipo para toda Latinoamérica, mucho antes de la Declaración de los Derechos de los Animales (1978) de la U.N.E.S.C.O., O.N.U., la cual Argentina también, firmó. Críticas: En la generalidad de los casos, raras veces se aplica esta ley o se impone multas. Los casos no son denunciados o no son tomados en cuenta por las autoridades, por un tema de prioridades (se toman denuncias por delitos hacia las personas y no hacia los animales, producto de una cultura materialista o mejor dicho subcultura). Las penas son muy leves y las multas son irrisorias. Se deberían aumentar las penas y cuantías de las multas o directamente imponer penas de prisión en efectivo, sin posibilidad de multas. No contempla el “abandono” como una forma de maltrato, existen proyectos de ley que sí lo consideran a fin de modificar ésta ley. (Proyecto de ADDA, de diciembre 2005, que agrega como conducta punible la “zoofilia”. Y amplía la protección a todos los animales incluidos los silvestres. El proyecto de la diputada Marta Maffei de noviembre 2007, (establece penas más duras y agrega nuevas conductas al listado de conductas punibles, por lo que ahora se considera "malos tratos", por ejemplo, "no brindar- a animales de compañía- una vivienda adecuada de acuerdo a las características propias de la especie".) y otro proyecto de ley de junio 2008, éste último proyecto como novedad crea una Comisión de Protección Animal y obliga al Estado a dotarlo de partidas presupuestarias suficientes para que actúe, considera también el abandono como acto de crueldad y maltrato, legitima a las sociedades protectoras debidamente registradas a denunciar ante un juez competente, cualquier tipo de maltrato y la constitución de un Registro Nacional de Animales Domésticos, para controlar la calidad de vida de las mascotas.) Asimismo, si se aprueba finalmente esta norma, podrán ser castigadas las personas que mantengan al animal "atado o enjaulado en forma permanente" entre otros.
La Ley 13.879 (Provincia de Buenos Aires), que fue publicada en el Boletín Oficial bonaerense prohíbe la práctica de sacrificios de perros y gatos en todas las dependencias oficiales de todo el ámbito de la Provincia de Buenos Aires. Asimismo, condena "todos los actos que impliquen malos tratos o crueldad, en consonancia con la ley nacional 14.346". La ley que fue presentada por la ex Senadora Provincial, Hebe Maruco en noviembre de 2005 viene a cubrir un vacío legal que habilitaba hasta ahora, prácticas denunciadas por organizaciones de defensa de los animales. Hebe Maruco fue dos veces intendenta de Almirante Brown, entre los años 1995-2003. Bajo su gestión nació el Programa de Control Ético de la Fauna Urbana, que hoy tiene al Municipio de Alte. Brown, al sur de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, como referente internacional en la materia. En cuanto a esto el Honorable Concejo Deliberante del Partido de Almirante Brown ha sido ejemplar, es por ello que, en contraposición con la indiferencia que sufre nuestra ciudad Villa Gesell en políticas de protección a los animales sancionó la Ordenanza N° 7621 que, en su artículo 1° prohíbe los espectáculos circenses o similares donde figuren animales sea como protagonistas o partícipes (recordamos que este verano nuestra ciudad ha sido el punto elegido por el Circo Houdini junto con sus animales que fue apoyado por el Señor Intendente cuando en muchos municipios directamente han sido prohibidos). El Partido también cuenta con un proyecto de ordenanza, N° 7295/98 mediante los cuales los Bloques Políticos que integran el Concejo, considerando la cantidad de animales domésticos abandonados en las calles del distrito, la necesidad de implementar un sistema de control por parte de la comuna y el terrible riesgo que representa la existencia de perros abandonados en la vía pública al exponer a los transeúntes al temor de un constante ataque. El ciudadano geselino debe saber que la Provincia de Buenos Aires en su Ley Orgánica de las Municipalidades (Decreto Ley 6769 y Ley 8613) en lo que se refiere al bienestar y cuidado de los animales como responsabilidad de las comunas en su Art. 27, inc. 7, dice que corresponde a la función deliberativa municipal reglamentar “La protección y el cuidado de los animales.” Que la Cámara de Diputados de Provincia de Buenos Aires en su Declaración 926/94-95 declara: Que vería con agrado que los Municipios de la Provincia de Buenos Aires implementen en el ámbito de sus jurisdicciones, a través de la sanción de las respectivas ordenanzas, un sistema de protección de animales domésticos con los siguientes aspectos:  a) Programas dirigidos al control del crecimiento poblacional de animales domésticos (con o sin dueño), que incluyan la prestación de servicios municipales de esterilización quirúrgica para la protección de los mismos. b) La participación de entidades intermedias cuyo objeto esté vinculado al cuidado y preservación de la salud de los animales y protección y resguardo de su vida. c) La realización de campañas de educación y de concientización que apunten a la protección integral de los animales domésticos. d) Un régimen de contravenciones y sanciones contra actos de crueldad y malos tratos a los animales domésticos. FUNDAMENTOS: La declaración tiene por objeto establecer la necesidad de que cada municipio cuente con un sistema propio de protección de animales domésticos (ya sea de los que tienen y de los que no tienen dueño) a fin de ejercer un adecuado control sobre los mismos y de prevenir el desarrollo de las diversas zoonosis.-La Ley Orgánica Municipal establece que corresponde al Concejo Deliberante, entre otra facultades, reglamentar "... la protección y cuidado de los animales...", entendiendo que dentro de las atribuciones que comprende se encuentran aquellas medidas, acciones y servicios necesarios para conservar y curar la salud de los animales.-Varios han sido los Municipios que han procurado alcanzar soluciones en relación a esta materia, siendo muy diversos los caminos seguidos para ello. Así lo han hecho, en la Provincia de Buenos Aires: el municipio de la Costa (Ord. 944/90) y el municipio de Azul (Ord. 1037/91); y  otras ciudades del país.
Si bien nuestra ciudad cumple con la ley en cuanto a la esterilización de los ejemplares creemos que es insuficiente y lamentablemente NO coincidimos para nada en cuanto a lo manifestado por la ONG PROVIDA según su carta abierta dirigida al intendente Erneta con fecha 11 de marzo del 2011 (*) en donde manifiesta públicamente “el reconocimiento” y “compromiso” del Intendente hacia, lo que nosotros llamamos, una noble institución. Disentimos, no por la tarea encomiable que realizan por supuesto, sino porque NO tenemos en Villa Gesell un lugar apropiado donde concentrar los animales marinos que diariamente varan en invierno y verano en nuestras playas y tienen que ser trasladados necesariamente a la Fundación Mundo Marino porque no tenemos presupuesto ni para profesionales especializados que puedan asistirlos ni  para un refugio adecuado. Personalmente hemos solicitado varias audiencias con el fin de acompañar proyectos acordes a estos fines sin que se nos haya atendido o evacuado nuestras inquietudes. Si leemos la “carta abierta de PROVIDA, veremos que es imposible contener (como ellos aseguran en la misma) animalitos marinos con una jauría estable de 250 perros, sin las instalaciones adecuadas y precisas. En esta misiva se sostiene que le dan auxilio las 24 horas a los rescates de playa, cosa que creemos irreal, pues no poseen ni siquiera los vehículos y aditamentos para su traslado. Por otra parte, hemos realizado durante mucho tiempo y sobre todo en los últimos años traslados a nuestra costa a MUNDO MARINO, sin que esta “agradecida institución” u otro organismo intervengan.
UNO DE LOS TANTOS LOBITOS QUE HEMOS RECUPERADO

MAS EJEMPLARES RESCATADOS






ALGUNOS DE LOS TANTOS PINGÜINOS QUE LUEGO DE RECUPERARLOS FUERON LLEVADOS A MUNDO MARINO
 Gracias a Sergio Saez, por prestarnos jaulas, pudimos salvar cormoranes, gaviotas, pingüinos, etc.
No “sentimos” el “compromiso” del Sr. Intendente por la sencilla razón que toda acción debe ir acompañada de un adecuado sistema de información y formación dirigido a toda la población: escuelas, ONG´s, Instituciones de bien público y ciudadanos en general. Debiendo contemplar la necesidad de elaborar un Registro de animales domésticos municipal con un régimen de contravenciones y sanciones, control y supervisión por parte de la Municipalidad de los animales domésticos, esto es comprobar el buen estado de salud física y emocional del animal, lugar y alimento adecuado, multas por malos tratos acompañadas de secuestro del animal y dado en adopción a personas que si cumplan con los requisitos tanto económicos como psíquicos  para poder estar al cuidado del mismo pues no es una COSA, sino un ser vivo con los mismos derechos que nosotros. NO vemos que se estén implementando políticas de defensa del medio ambiente, muy por el contrario, estamos alarmados por como se lo destruye sistemática e indiscriminadamente. NO se ven medidas de fuerza ante la problemática de las nefastas peleas de perros que se realizan en Villa Gesell y por las cuales están desapareciendo muchos ejemplares domésticos,- muchos de raza- para tales fines y que luego aparecen, como ya hemos denunciado, maltrechos y hasta moribundos en PROVIDA. Consideramos que la crueldad hacia los animales y la indiferencia de la población es una perturbadora señal de ALARMA, un reflejo de la condición moral de una sociedad, porque quien es violento hacia un animal es necesariamente violento hacia otras personas. Es un signo visible de la no empatía y el NO compromiso hacia otros seres vivos cuando en una comunidad existe el abuso abierto e indiscriminado hacia los animales. Existe  literatura psicológica, sociológica y criminológica extranjera que ha analizado la idea de que el maltrato a los animales está íntimamente vinculado a la violencia interpersonal. Según estos estudios que se vienen realizando desde hace más de treinta años, la gran mayoría de los abusadores comparten una historia de castigo parental brutal y rechazo, crueldad hacia los animales y violencia contra personas. Perros quemados con acido, atados a la vía del tren, degollados, ahogados, violados, embolsados vivos, colgados y un sinfín de aberraciones, casos y denuncias imposibles de creer que pasan  en nuestra sociedad y circulan diariamente por vías de comunicación tales como la red social facebook. Consideramos que estos análisis deberían tenerse seriamente en cuenta por las diferentes Instituciones de “DD.HH”, “Violencia de género” y “Organismos anti Discriminación” que, en gran parte, vinculan el abuso animal y la criminología adulta, demostrando que las primeras instancias de crueldad hacia los animales tienen lugar temprano en la vida de un abusador o criminal. En casos de crueldad animal intencional, los actos que predominan son balear, pegar, patear, acuchillar, tirar, quemar, ahogar, colgar, envenenar, abusar sexualmente y/o mutilar a los animales. Queda claro para muchos países desarrollados que las mascotas juegan un importante rol en la vida de las personas. Lamentablemente, esta conexión que existe entre el abuso de los animales y la violencia humana, es un tema desconocido para “muchos y muchas”.
Es por esto que NO consideramos que la política del Sr. Intendente sea de protección hacia los animales. Tampoco la de protección hacia las personas que convivimos en un mundo rodeado de naturaleza, pero claramente abandonado a la desidia. Es por eso que no creemos que un subsidio de $1500 hace más de dos años y otro de $ 3000.- hace poco resuelva ni mucho menos alivie la desesperada situación en la que se encuentra nuestra ciudad en cuanto a nuestros hermanos menores, los animales.
Vergonzosa donación de $ 3000.-(Lo que Erneta “se paga” de sueldo por menos de un día de “gestión”)
 Es nuestro compromiso con ellos lo que nos obliga a continuar con la lucha contra la corrupción de muchos y la responsabilidad de pocos. Seguimos recabando datos sobre las peleas de perros que se realizan en Villa Gesell en la que demostraremos con “más de un dato y una fuente” quienes miserablemente actúan peor que animales, con perdón de ellos, claro. La única manera de cambiar algo en una sociedad es participando y comprometiéndose, piense señor lector, que a diferencia de otras épocas ya no hay muchos “lugares en el mundo” donde poder vivir tranquilo, las personas somos los que HACEMOS LA DIFERENCIA. Escríbanos y cuéntenos sobre cualquier dato, reservaremos su identidad. El intendente y la Policía “saben” muy bien donde se hacen las peleas y quiénes son sus protagonistas y responsables.
NOTA: Muchas veces somos testigos o conocemos de algún hecho sobre maltrato animal y no sabemos cómo actuar. Es preciso tener en cuenta que: El maltrato animal es un delito penado por el Código Penal y puede ser denunciado por cualquier persona mayor de 18 años. (Ley 14.346-Protección de los animales) El trámite para realizar una denuncia es gratuito, es un derecho cívico y una obligación moral. Las denuncias son personales, debe efectuarlas la persona que presenció el acto o que tiene información sobre el lugar producido. La denuncia puede realizarse por escrito o en forma oral, en este caso el Oficial o Funcionario Público que la reciba deberá entregarle al denunciante una copia de la denuncia formulada. Si el evento ocurrió en La Provincia de Buenos Aires: Comisaría ó UFI (Unidad Fiscal de Instrucción) correspondiente al lugar en donde ocurrió el hecho, la denuncia deber ser PENAL. Es importante describir los hechos, el lugar y tiempo en el que ocurren o han ocurrido y, si se lo conoce, el nombre, apodo, señas, y/o domicilio del responsable de dicho hecho y cualquier otro dato que se considere importante, como así también tomar fotografías o filmar, estos elementos pueden facilitar la investigación. Dirección de Fauna Silvestre - Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Correo Electrónico: faunadenuncias@ambiente.gov.ar. En Provincia de Buenos, Departamento de Flora y Fauna - Dirección Provincial de Recursos Naturales Correo Electrónico: adconrec@maa.gba.gov.ar.Dirección Postal: Calle 12 y 51, Torre 1, CP: 1900, La Plata.

Referencias:
(1 )http://www.schnauzi.com
http://www.animanaturalis.org
http://www.universoanimal.com/peleas.htm
 http://www.gob.gba.gov.ar

NOTAS RELACIONADAS

BESTIAL: PELEAS DE PERROS EN VILLA GESELL
http://infoconnoticias.blogspot.com.ar/2012/08/bestial-peleas-de-perros-en-villa-gesell.html


NOBLE INSTITUCIÓN CON POCA AYUDA: “PROVIDA” DE VILLA GESELL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...