jueves, 13 de septiembre de 2012

URUGUAY DA EL EJEMPLO: NO SE INCORPORARÁ OBLIGATORIAMENTE LA VACUNA CONTRA HPV HASTA MAYOR EVIDENCIA CIENTÍFICA


MSP plantea exigencias para vacunar contra HPV
Pacientes. Crean registro para seguimiento de vacunadas

El MSP impondrá una serie de requisitos para acceder a la vacuna contra el papiloma humano. El médico deberá informar si tiene "conflictos de interés" con los laboratorios que la producen y se creará un registro para el seguimiento de los casos.
En un documento del Ministerio de Salud Pública, al que accedió El País, establece que no se incorporará la vacunación contra el papiloma humano (HPV, causante del cáncer de cuello de útero) "como obligatoria en este período de gobierno" y agrega que el tema volverá a ser evaluado "con mayor evidencia científica" entre 2014 y 2015.
Hace pocas semanas, el MSP resolvió cambiar el status de la vacunación pasando de "habilitada" a "ofrecida" para niñas de entre 10 y 12 años. Esto implica que las niñas de quinto y sexto de escuela puedan vacunarse (antes del inicio de las relaciones sexuales) de forma gratuita. 
Sin embargo, para acceder a la inoculación se debe cumplir con una serie de exigencias del MSP, que incluyen la firma de un consentimiento informado por parte de la niña y su familia. A todas las niñas vacunadas de forma gratuita se les hará un seguimiento por medio de la creación de un registro "a nivel nacional de todos los casos". También se abrirá un registro de "eventos adversos" que ocasione la vacuna.
El médico -que asesore la vacunación contra el HPV- deberá aclarar en el formulario la existencia o no de conflictos de interés con los laboratorios proveedores de las vacunas. 
La vacunación, en todos los casos, se realizará en "los centros habilitados para tal fin (vacunatorios) y nunca en los centros de estudio o consultorios particulares". El consentimiento informado será aplicado con un formulario específico que se elaborará en la División Inmunizaciones del MSP en conjunto con la Comisión de Bioética y Calidad de la cartera. "Estamos profundamente convencidos que el proceso de comunicación asertiva, en el que se basa el consentimiento informado entre el médico y la niña-familia, es una instancia privilegiada de educación en derechos sexuales que tendrá un gran impacto, más allá de la decisión final de sí o no a la inmunización", señala el documento. 
Según el ministerio, "dado que la infección por HPV se adquiere a través de la actividad sexual y no es de tipo contagioso, no se pueden argüir para su aplicación criterios similares a otras vacunas, como sarampión o tos ferina. La ausencia de daños potenciales a terceros limita la opción de hacer obligatoria la vacuna contra el papiloma, ya que la convertiría en una política de tipo paternalista, inaceptable para algunos grupos de población". 
El MSP entiende que al ser una afección que tiene estrecha relación con conductas sexuales" pueden existir "creencias, religiones y filosofías que consideren que no es favorable realizar la vacunación", por lo que adoptar "una solución universal (obligatoriedad de la vacuna) es muy difícil". 
METAS. Un estudio de mapeo actual de la prevalencia del virus de papiloma humano en Uruguay difundido en la comisión del Senado por el subsecretario de Salud, Leonel Briozzo, indica que el 73% de las mujeres con cáncer de cuello eran portadoras de serotipos 16 y 18, frente a los cuales la vacuna brinda protección. Aproximadamente el 30% de los cánceres de cuello no se relacionan con los serotipos vacunales. De acuerdo al Plan Nacional de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, al final de este período de gobierno la mortalidad por esta patología debe descender en un 30% (al día de hoy las pacientes fallecidas al año por esta causa son 140).
El MSP se propone que el 70% de las mujeres entre 18 y 65 años cuente con al menos una citología cada de tres años, en la actualidad solo el 30% de las mujeres comprendidas dentro de ese rango se realizaron el tamizaje. 
Además, se plantea la construcción para el año 2014 de un centro de referencia nacional para el cáncer de cuello uterino. En ese marco, el objetivo es lograr que el 100% de los cánceres invasores diagnosticados sean tratados de acuerdo a guías de manejo clínico (elaboradas por el MSP). 
Las autoridades sanitarias también apuestan a la realización de campañas públicas, la inclusión de prevención del cáncer de cuello y a los programas de educación sexual en primaria y secundaria. En tanto, la prevención terciaria pretende acortar el tiempo desde el diagnóstico al tratamiento de las lesiones ocasionadas por el virus.
LAS MUJERES Y EL HPV
En Uruguay, en el 73% de los cánceres de cuello uterino se encuentran serotipos 16 y 18 del virus del papiloma humano (HPV). Las vacunas existentes en el mercado protegen frente a estos serotipos. 
De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Salud Pública, el 24% de las mujeres uruguayas fue diagnosticada con HPV. 
Se ha visto que, a diferencia de lo que pasa en el resto del mundo, el serotipo más frecuente es el 16 y mucho menos frecuente es el 18. En el 19% de los cánceres de cuello se encuentran otros serotipos que no están cubiertos por la vacuna. 
En el 9% de las lesiones cancerosas de cuello de útero no presentan asociación con el virus del papiloma humano. 
Apenas el 32% de las mujeres mayores de 18 años se realizaron el PAP en los últimos tres años.
Por año fallecen 140 mujeres por cáncer de cuello.

El País Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...