viernes, 11 de enero de 2013

OLOR A MUERTE: UNOS CUANTOS MOTIVOS PARA DEJAR DE USAR PERFUME





El olor de los perfumes y colonias pueden ser fascinantes. Los efectos tóxicos de las fragancias también pueden ser fascinantes.

El negocio del perfume y la colonia recoge una abultada suma de 30 mil millones de dólares anuales. La industria del perfume sabe cómo hacer publicidad y dirigirse a sus consumidores. Es difícil de creer, pero mucha gente compra una fragancia simplemente debido a la asociación de una celebridad a la marca y desembolsa $150 por una pequeña botella para oler como la celebridad. Los nombres de estos perfumes y colonias son tan pretenciosos como sus superficiales ingredientes.
¿Caliente?(heat), No por mucho tiempo
El inverso de qué?                        
Mientras una mujer compra un perfume de alta gama para oler como una rosa, ¿Es consciente de que la mayoría del líquido que se rocía sobre su delicada piel es alcohol de 95% con una pizca de fétidos químicos? ¿Ella (o él) se pregunta por qué no hay ninguna lista de ingredientes en la botella? “Oh, es simplemente porque no quieren revelar su mezcla secreta”. En eso hay mucha razón, porque entonces los consumidores se enterarían sobre los ftalatos.
Los científicos han demostrado que los ftalatos pueden dañar el sistema reproductivo femenino, aunque el sistema reproductivo masculino es el que parece ser más sensible.(1) Exposiciones al ftalato pueden dañar los testículos, la próstata, el epidídimo, el pene y las vesículas seminales en animales de laboratorio. Así que mientras que una mujer desea tener a su hombre oliendo como un bosque arbolado en una mañana cubierta de rocío en Suiza, ella corre el riesgo de dañar a su más preciada madera.

Los ftalatos no son solo tóxicos o sospechosos ingredientes encontrados en fragancias y perfumes. De acuerdo a Richard H. Conrad, Ph.d., autor de “Perfume Expose,” las fragancias sintéticas utilizadas en cosméticos pueden contener cientos de productos químicos. No hay ninguna manera de saber lo que son, ya que en la etiqueta simplemente dicen, “Fragancia”. 95% de los productos químicos utilizados en fragancias son compuestos sintéticos derivados del petróleo. Incluyen derivados de benceno, aldehídos y muchos otros tóxicos conocidos y sensibilizadores – capaces de causar cáncer, defectos congénitos, trastornos del sistema nervioso central, reacciones alérgicas y más. Un análisis de la FDA (1968-1972) de 138 compuestos utilizados en cosméticos que más frecuentemente están involucrados en reacciones adversas, identificó cinco productos químicos (alfa-taxadieno, acetato de bencilo, alcohol bencílico, limoneno y linalool) que se encuentran entre los 20 más comúnmente utilizados en los productos de fragancia.

¿Qué son los ftalatos y para qué se usan?

Los ftalatos constituyen una clase de sustancias químicas que se agregan a varios productos de consumo común. En 1994, en los Estados Unidos, casi el 87% de todos los ftalatos fueron empleados como agentes plastificadores en los productos de vinilo, con el fin de conferirles flexibilidad. Los plastificadores son sustancias parecidas a la melaza, que saturan una matriz tri-dimensional. Por ejemplo, al saturar una esponja dura con estas sustancias, ésta se vuelve flexible, pero al pasar el tiempo, la melaza sale de la matriz y la esponja se endurece de nuevo. Los ftalatos representan más del 40% del peso de los productos de vinilo flexible. Debido a que el vinilo es un plástico de uso generalizado, las personas están siendo expuestas a los ftalatos a través de muchas fuentes. Se utilizan para toda clase de productos domésticos (papel tapiz, materiales para el piso), aparatos médicos (catéteres, bolsas para sangre y suero), artículos para niños (biberones, juguetes, colchonetas para cambiar pañales y chupetes) y productos de embalaje (botellas desechables, envolturas para alimentos). Además de los productos de vinilo, la gente está expuesta a los ftalatos a través de los cosméticos y los productos aromáticos, como el perfume, el jabón, la loción y el champú. También se agregan a los pesticidas, a los adhesivos, a los selladores y a los productos para automóviles. 
Es una vieja tradición – en aquel entonces la cosa era “real” – verdaderos ingredientes naturales
Un estudio realizado por los 'Centers for Disease Control' centros para el control y prevención de las enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en el 2001, confirmó la presencia de ciertos ftalatos en la gente. Los ftalatos entran al cuerpo a través de los alimentos, el aire que respiramos, el contacto con la piel y las transfusiones sanguíneas. Según la 'Environmental Protection Agency' Agencia de Protección al Medio Ambiente de los Estados Unidos, (EPA, por sus siglas en inglés), la fuente mayor de contaminación con dietilhexil ftalato (DEHP), el agente plastificador más comúnmente empleado, es a través de los alimentos. El DEHP contamina los alimentos durante el almacenaje, a través de las envolturas. De manera similar, estamos contaminados con otros ftalatos de uso común como el ftalato diisononil (DINP). Los niños pueden absorber cantidades más altas de ftalatos debido a que muchos de los juguetes para la dentición se hacen con vinilo altamente flexible que contiene ftalatos. En investigaciones hechas en Holanda y Dinamarca, en las que se simuló el comportamiento de los niños al masticar, se encontró que los niveles más altos de DINP, provenientes de los juguetes, sobrepasaron los límites aceptables de ingestión diaria. Además, un estudio holandés confirmó la observación popular de que los niños chupan y mastican sus dedos y otras cosas que no están hechas para la boca, y este comportamiento, sin duda, aumenta la cantidad de ftalatos que consumen.  Las transfusiones sanguíneas representan otra fuente de ftalatos en las personas. Los ftalatos se dispersan desde el vinilo o los aparatos médicos de PVC a las soluciones que después se introducen en los pacientes. Los enfermos, especialmente los niños debido a que sus sistemas están en desarrollo todavía, pueden ser especialmente sensibles a esta clase de exposición. En setiembre del 2001 la 'Food and Drug Administration' Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió que algunos aparatos médicos de vinilo pueden exponer a ciertos pacientes a niveles peligrosos del ftalato DEHP. Posteriormente, la 'American Medical Association' asociación médica americana (AMA), expresó su preocupación en cuanto a los aparatos médicos que contienen DEHP. Un panel asesor de 'Health Canada' (el sistema de salud pública canadiense), recomendó que no se deben utilizar productos médicos que contienen DEHP en ciertos pacientes como los bebés y los niños varones que no han iniciado la pubertad. El programa nacional sobre toxicología ha expresado su preocupación por el hecho de que los altos niveles de DEHP pueden afectar negativamente el sistema reproductivo masculino durante el desarrollo, aunque no en la madurez. La cantidad de ftalatos en el cuerpo aumenta también al respirar aire o polvo contaminados con estas sustancias provenientes del los pisos de vinilo. Esto es también preocupante en el caso de los niños, ya que pasan mucho tiempo en la casa y respiran cerca del piso. Una investigación preliminar realizada en Noruega, indicó que los niños que viven en casas con piso de vinilo presentan obstrucción de los bronquios con mayor frecuencia que los niños que habitan en casas con piso de madera. Posiblemente los ftalatos que se dispersan en el aire sean el factor que vincula estas dos observaciones.El contacto con la piel puede ser una importante ruta de absorción de los ftalatos, a través de los productos higiénicos como el jabón. En el estudio de los CDC sobre los ftalatos, uno de los productos de la descomposición del dietil ftalato (DEP), estaba presente en los niveles más altos entre la población estudiada. El DEP es empleado en varios productos con aromas, como el jabón, lociones y perfumes. El DEP también está presente en productos de plástico, como los cepillos dentales, juguetes y envolturas de alimentos.
Punto relevante: Según peritos de la salud ambiental, una manera de evitar exponerse a los ftalatos es no calentar alimentos en recipientes de plástico dentro del microondas, a menos que se esté seguro de que el plástico no contiene PVC. (2)
Pregunte. Lea las etiquetas. Investigue  los productos que compra. Deje de apoyar a quienes están haciendo que se enferme innecesariamente! La base de todos los perfumes y colonias son esencialmente derivados del petroleo. No es necesario añadir el alcohol, las toxinas y sustancias de relleno, y sin embargo lo hacen y lo justifican con un infundado razonamiento.
En su lugar, elija entre las numerosas empresas independientes que fabrican perfumes con aceites naturales. Estas empresas pequeñas e independientes utilizan una mezcla de aceites esenciales de origen natural para crear una multitud de agradables esencias para hombres y mujeres. No apoye a las grandes corporaciones que envenenan nuestros cuerpos y nuestro planeta.

Referencias:


Fuente: Conspiraciones1040.blogspot.com

NOTAS RELACIONADAS 


INFORME ESPECIAL: TODO EN MANOS DE CORPORACIONES EXTRANJERAS- AQUÍ, QUIENES SON ELLOS

SI AMAS A LOS ANIMALES DIFUNDÍ ESTE MENSAJE Y NO CONSUMAS PRODUCTOS QUE EXPERIMENTAN CON ANIMALES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...