miércoles, 24 de abril de 2013

¿1983 O "1984"? ¿ALFONSÍN U ORWELL?: SOBRE LA REFORMA JUDICIAL Y EL 24A


El nombre de Alfonsín quedó ligado a la democracia; el de los Kirchner, ¿quedará ligado al Gran Hermano? ¿Hacia dónde debemos ir entonces?, ¿al espíritu de 1983 o al de "1984"?

El mayor logro de una república en democracia es la división de poderes. El Poder Judicial está para controlar al Ejecutivo, preservar la Ley de leyes (Constitución Nacional) y proteger al ciudadano y las minorías. No puede ser un partido político atado a mayorías... ¿Se va a poner a los electores para miembros del Consejo de la Magistratura (que puede poner, mantener y sacar Jueces) en una Lista Sábana?
La que manejaba el presupuesto ("la caja") del Poder Judicial era hasta ahora la Corte Suprema, con la nueva ley pasaría a hacerlo el Consejo de la Magistratura (y sabemos el poder que tiene la billetera). Además, para decidir, sus mayorías tenían que ser de 2/3 pero, con la modificación, pasarían a ser sólo necesarias la mitad mas uno, mayoría conseguible simplemente con una elección presidencial.
Las cuatelares fueron hechas para proteger los derechos de las personas del abuso del Estado y ese derecho también se recorta en tiempo y en forma.
Un particular no va a tener ni más celeridad ni menor costo para conseguir sentencia cuando se interpongan las Cámaras de Casación como nueva instancia de resolución. La creación de nuevos juzgados con infraestructura y el nombramiento de más jueces sí acelerarían las cosas, pero el Gobierno nunca lo hizo por su costo económico.
En el Poder Legislativo no se discuten las leyes, se sancionan a libro cerrado, tipo obediencia debida. ¿El Poder Judicial también se transformará entonces en una Escribanía del Ejecutivo? Eso no puede ser así. La Justicia TIENE que ser independiente de los otros dos poderes.
Como resultado de una pelea de poder entre matones, la ley de medios pretendió sacarle el control de un Banco de Sangre a las sanguijuelas de “a corpo” para dárselo a los vampiros de “la DráKula”. ¿En qué se benefició entonces el ciudadano que quiere informarse? En nada. Las leyes ahora propuestas cambiarán la corpo Judicial por una corpo oficialista, sea cual fuere, porque si mañana gobernara Macri yo tampoco estaría feliz de que controle la Justicia y haga lo que quiera. Y fíjense también cómo Scioli quiere destruir al Juez que investigó las muertes en La Plata.
Además ya no se trata sólo de Clarín y sus cautelares, lo que se busca es impunidad para los funcionarios corruptos, ahora y cuando dejen el poder. Prueba de esto es que el lunes siguiente al primer programa de Lanata la jefatura de fiscales donde está Gils Garbó (puesta por el Gobierno y votada por unos cuantos opositores dormidos), no hizo nada. Ningún fiscal o juez actuó de oficio para recolectar pruebas y el allanamiento en Puerto Madero se hizo recién el jueves, después que vaciaron el lugar.
La Ley de Medios, y ésta de la Justicia, son caballos de Troya que vienen adornados con un puñado de viejos e interesantes reclamos y cambios, pero por dentro encierran una verdadera intención (ya clara con los medios) de adueñar al Ejecutivo, y sus satélites, de la prensa y la Justicia para finalmente hacer realidad la novela de Orwell: el totalitarismo.



Diego Vargas
dvp.diegovargas@gmail.com

Fte: Periódico Tribuna



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...