martes, 16 de abril de 2013

CRECE LA HIPÓTESIS DEL ATENTADO TERRORISTA POR LAS EXPLOSIONES EN BOSTON


Desde la división del FBI de esa ciudad admitieron que "una investigación criminal que potencialmente podría ser una investigación terrorista"; hubo tres muertos, entre ellos, un chico de ocho años (VER NOTA RELACIONADA AL FINALIZAR)
  
BOSTON.- Tras la conmoción, las preguntas. Boston amaneció hoy con el recuerdo de las escenas de pánico que se vivieron ayer en la maratón que terminó con tres muertos -entre ellas, un chico de ocho años- y más de cien heridos, mientras el gobierno y el FBI intentan responder los interrogantes que dejó la tragedia. Principalmente, se preguntan si se trató de un atentado terrorista, una hipótesis que crece.

Aunque el presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró ayer prudente en su conferencia al respecto, el agente especial Rick DesLauriers, responsable de la división del FBI (la Agencia Federal de Investigaciones estadounidense) en Boston, dijo a la prensa que se ha puesto en marcha "una investigación criminal que potencialmente podría ser una investigación terrorista".

El FBI solicita además videos, audios o fotografías tomadas por espectadores del maratón que puedan ayudar con la investigación.

Anoche, en conjunto con la policía local, requisaron un departamento en Ocean Avenue, en el área de Revere, a unos 15 minutos del sitio donde se produjeron las explosiones, del que se llevó posibles pruebas como parte de la investigación.

En tanto, un alto responsable de la Casa Blanca, que no quiso identificarse, afirmó que se trata de un "acto terrorista". "Cualquier acontecimiento con varios artefactos explosivos, como parece ser el caso aquí, es claramente un acto terrorista", aseguró. "Pero no sabemos quién lo ha cometido y una investigación exhaustiva determinará si fue preparado y cometido por un grupo terrorista, extranjero o no", añadió.

Ahsanullah Ahsan, vocero del grupo Talibán, que ha amenazado con atacar en Estados Unidos debido a su apoyo al gobierno paquistaní, negó hoy cualquier participación en las explosiones.

"Somos partidarios de atacar a Estados Unidos y a sus aliados pero no estamos implicados en este atentado", dijo, por su parte, a AFP Ehsanullah Ehsan, un portavoz del grupo Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP).

"No tenemos ninguna conexión con este atentado pero continuaremos atacándoles donde sea posible", añadió.

Por su parte, el gobierno paquistaní expresó su gran tristeza por el atentado, que calificó de "acto de barbarie".

En un mensaje transmitido ayer, el presidente Obama prometió que los responsables tendrán que "rendir cuentas". "Todavía no sabemos quién lo hizo ni porque y no podemos sacar conclusiones precipitadas -dijo el presidente-. Pero vamos a encontrar a los responsables y sentirán todo el peso de la justicia".

Las dos bombas estallaron con 13 segundos de intervalo, en una zona situada entre 50 y 100 metros de la línea de llegada del maratón, donde se habían concentrado miles de espectadores. Las explosiones dejaron al país en estado de shock, once años después de los atentados de 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y Pennsylvania.

El jefe de la policía de Boston, Edward Davis, confirmó anoche la muerte de tres personas, pero el saldo podría aumentar con el paso de las horas. Según el gobernador del estado de Massachusetts, Deval Patrick, hay "más de 100 heridos, algunos en estado grave".

Por su parte, el periódico local Boston Globe dijo que una de las tres víctimas es un niño de ocho años y que hay cerca de 140 heridos, entre ellos varios niños.

Las balas que dispararon las bombas provocó lesiones particularmente graves, especialmente amputaciones, indicaron la policía y los médicos.

Roupen Bastajian, un policía estatal de Smithfield, Rhode Island, había terminado apenas la carrera cuando escuchó las explosiones.

"Empecé a correr hacia la explosión y había gente por todo el piso", describió. "Empezamos a hacer torniquetes en las piernas. Mucha gente amputada... Al menos de 25 a 30 personas habían perdido una pierna o el tobillo o dos piernas", comentó.
  
"Hemos visto gente que se han quedado sin piernas", dijo por su parte Mark Hagopian, propietario del hotel Mark, situado cerca de de la línea de llegada, donde explotaron las dos bombas.

"Había una persona que ya no tenía piernas por debajo de la rodilla pero seguía viva", añadió, y confirmó haber oído dos explosiones, una de ellas "enorme, hemos notado la onda expansiva en la cara"

"La policía gritaba a la gente «¡Váyanse, váyanse, podría haber otras bombas!»", relató el propietario del hotel.

La Maratón de Boston se organiza en la capital de Massachusetts desde 1897 y tradicionalmente se disputa el tercer lunes de abril, el Día de los Patriotas. Ayer participaron más de 27.000 personas, entre las que había 24 argentinos inscriptos.

Agencias AP, EFE y AFP. La Nación

VER NOTA RELACIONADA:

LAS MEDIDAS LUEGO DEL POSIBLE AUTO ATENTADO EN BOSTON

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...