martes, 14 de mayo de 2013

EN SECRETO, LA CORTE Y EL GOBIERNO YA NEGOCIAN EL FUTURO DE LA REFORMA JUDICIAL




Hermes Binner declaró en forma sorpresiva que estaría dispuesto a una alianza con el PRO si está en juego la subsistencia de la República. Esta reacción sorpresiva está en línea con la propuesta de Patricia Bullrich y Alfonso Prat Gay para intentar una lista común para la elección del Consejo de la Magistratura en boleta separada de las de diputados y senadores nacionales. Pero el kirchnerismo vio venir la jugada y, en las modificaciones introducidas al proyecto de ley, prohibió esta posibilidad. Por su parte, el senador radical Gerardo Morales señaló que su partido apuesta fuerte a que la justicia electoral declare la inconstitucionalidad de la elección popular de los consejeros. En medios radicales se habla de que un juez federal del interior con competencia electoral suspendería la elección por entender que hay discriminación en la cláusula que exige personería en 18 distritos para presentar lista de consejeros. Más aún, hay expectativas de que la ley en su conjunto sea declarada inconstitucional en la segunda instancia, la Cámara Nacional Electoral, a través del voto de dos de sus tres miembros: Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via. Si el gobierno acude al per saltum, en caso de aceptarlo, la Corte podría inclinarse por declarar inconstitucionales dos artículos o toda la ley. 

Usar todo lo que hay

Mientras tanto, el gobierno afina la puntería para usar la nueva ley que restringe las cautelares, como un ariete contra Papel Prensa y el grupo Clarín, mediante la ley del mercado de capitales. En las conversaciones secretas con la corte, operadores del oficialismo se notificaron de que la ley del consejo difícilmente pase el examen de aquélla. Con respecto a la ley de cautelares sea viable para el alto tribunal, pero la idea allí sería que haya una ley correctiva que prohíba las cautelares fuera de jurisdicción. Además, el plazo de seis meses de vigencia se estiraría a un año y, una vez concedida la medida, la apelación del Estado no la haría caer, todos aspectos en los cuales el gobierno no quiere ceder. En cuanto a las otras cuatro leyes de la reforma judicial, serían avaladas sin problemas. El motivo de esta reacción judicial es que la línea adicta al cristinismo, Justicia Legítima, está perdiendo oxígeno a partir de los graves problemas que enfrenta la Procuradora General Alejandra Gils Carbó.

El cristinismo sabría que debería negociar ante una reacción de los jueces. De ahí la ofensiva desesperada sobre Papel Prensa y el Grupo Clarín como maniobra para demostrar que sigue teniendo la iniciativa política. Lo mismo ocurre con el blanqueo anunciado, una combinación de audacia con angustia. Por otra parte, este trimestre y el próximo, elecciones mediante, habría una fiesta de la emisión monetaria y de aumentos de todo tipo. La expectativa es que para el 11 de agosto, fecha de las PASO, la economía crezca al 6%, También tiene esperanzas el gobierno de que el consumo aumente notablemente, lo que le permitiría acumular en agosto y octubre una importante diferencia, aunque mucho menor que la obtenida en los mismos meses del 2011.

Por Guillermo Cherashny/Informador Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...