viernes, 14 de junio de 2013

ARGENTINA SUSCRIBE CONVENCIONES SOBRE LUCHA CONTRA EL RACISMO

 Asamblea General de la OEA, reunida en Antigua, Guatemala.




La Organización de Estados Americanos (OEA), organismo que administra los intereses económicos y militares de los Estados Unidos en América Latina aprobó dos convenciones interamericanas contra el racismo, la discriminación y la intolerancia. El ferviente canciller sionista Héctor Timerman destacó los avances y reconoció los desafíos que la región enfrenta, por ejemplo, con el problema de las drogas.
El Canciller bicéfalo Timerman con la bandera israelí en su despacho. Foto La Nación 31 de julio de 2010.

En la Asamblea General de la OEA, la Argentina se convirtió en uno de los primeros cuatro países en suscribir dos nuevas convenciones sobre lucha contra el racismo, la discriminación y toda forma de intolerancia. Luego de firmar las convenciones, en el último día de reuniones de la Asamblea, que se desarrolla en Antigua (Guatemala), el canciller Héctor Timerman indicó que "esto demuestra que la OEA sigue siendo un espacio relevante para construir consensos que permitan el desarrollo progresivo de nuevos instrumentos jurídicos de protección de derechos humanos en la región", por lo que pidió que todos los países adhieran a todos los instrumentos existentes a fin de lograr una verdadera universalización.

Foto Gentileza "Sale con fritas"

Seis países son los primeros en firmar convención de la OEA contra racismo 

Antigua y Barbuda, Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador y Uruguay fueron los primeros países en firmar la Convención Interamericana contra el Racismo y la Discriminación Racial, aprobada en la Asamblea General de la OEA reunida en Guatemala.

Se trata del primer instrumento jurídicamente vinculante, explicó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que condena la discriminación basada en "motivos de nacionalidad, edad, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, idioma, religión, identidad cultural, opiniones políticas o de cualquier otra naturaleza".
También por "origen social, posición socioeconómica, nivel de educación, condición migratoria, de refugiado, repatriado, apátrida o desplazado interno, discapacidad, característica genética, condición de salud mental o física, incluyendo infectocontagiosa, psíquica incapacitante o cualquier otra".

Insulza dijo que la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y las Formas Conexas de Intolerancia "tiene como méritos principales reafirmar, actualizar y perfeccionar alguna de las nociones consagradas en la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial de la ONU de 1965".

Según una nota informativa de la OEA, el "instrumento hemisférico elabora una definición jurídicamente vinculante de racismo, de discriminación múltiple o agravada y de intolerancia, y propone la protección de todo ser humano contra el racismo, la discriminación racial y formas conexas de intolerancia en cualquier ámbito de la vida pública o privada, entre otros aportes".

Respecto a la Convención Interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia, Insulza afirmó que tiene un "gran valor simbólico-jurídico" y que dicha convención "convierte a la OEA en una organización internacional a la vanguardia en la lucha contra toda forma de discriminación e intolerancia".

Ref: Latam/Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...