martes, 18 de junio de 2013

¿ESPERANZA?: RUSIA CONTRA LAS POLÍTICAS DEL MULTICULTURALISMO Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Imagen de la Duma, la cámara legislativa rusa


























Presentamos aquí tres artículos muy interesantes, dos de opinión. Los subrayados son de nuestra editorial. 

RUSIA, SIN COMPLEJOS, PROHIBIRÁ A PAREJAS HOMOSEXUALES EXTRANJERAS Y A SOLTEROS LA ADOPCIÓN DE NIÑOS RUSOS

Las parejas gays españolas no podrán adoptar niños rusos, y tampoco podrá hacerlo nadie que no esté casado. Los legisladores rusos han dado luz verde hoy a unas enmiendas que prohíben la adopción de niños rusos por parte parejas homosexuales extranjeras. Y por si algún homosexual intenta burlar la norma, también se quiere prohibir la adopción a personas solteras que vivan en países donde, como sucede en España, el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal.

El proyecto de ley sobre la familia, así como sus correspondientes enmiendas, fue aprobada en primera lectura el pasado domingo por la Duma, la cámara baja del Parlamento ruso. La tercera y última votación del proyecto de ley tendrá lugar el próximo viernes y el presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha adelantado que está dispuesto estampar su firma en la futura ley de manera inmediata.
E
l texto legal es claro, veta a los “matrimonios del mismo sexo de países donde esté permitido ese tipo de unión, así como los a ciudadanos de esos países que no estén casados”. Actualmente hay 14 países, incluyendo España, que admiten uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo.

Cruzada conservadora

Inmerso desde hace un año en una cruzada por los valores tradicionales, el partido gubernamental Rusia Unida ha reaccionado enérgicamente a la reciente aprobación del matrimonio y de la adopción entre personas del mismo sexo en Francia. La semana pasada, la Duma dio su aprobación final a un proyecto de ley que prohíbe “la promoción de relaciones sexuales no convencionales”, una decisión que ha sido criticada por los grupos de defensa de los Derechos Humanos y por los grupos de defensa de los derechos de los homosexuales.
A pesar de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha instado alguna vez a ser tolerantes con “las personas de orientación sexual tradicional y no tradicional”, también ha dejado claro que el matrimonio entre personas del mismo sexo es contrario a la idea que tiene el Gobierno sobre “los valores tradicionales rusos”.


Para que el texto debatido hoy se convierta en el ley debe ser aprobado también por la cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación, y promulgados por el presidente ruso. Pero el avance de la nueva legislación, que dificultará todavía más las adopciones después de haber vetado en el proceso a las familias de EEUU, parece imparable: la prohibición de la “propaganda homosexual” no recibió ni un solo voto en contra hace unos días. Rusia no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y las marchas del orgullo gay están prohibidas.


AYMERIC CHAUPRADE ANTE LA DUMA RUSA: “RUSIA SE HA CONVERTIDO EN LA ESPERANZA DEL MUNDO CONTRA EL NUEVO TOTALITARISMO”

El pasado 13 de junio, el politólogo francés Aymeric Chauprade ha hablado ante la Duma (Parlamento ruso) para apoyar los esfuerzos de Rusia de resistir a la extensión mundial, fomentada por Occidente, de los “derechos” de las minorías sexuales.

Ésta es la llamada que realizó:

“Señoras y Señores Diputados de la Federación Rusa,
Es un gran honor el poder expresarme ante ustedes, es el honor de un francés patriota que ve a Rusia como un aliado histórico.
Desde 1989, los EEUU tratan de acelerar su proyecto de dominación unipolar e imponerlo a todos los pueblos del planeta.
Con un aplastante prepupuesto de defensa, igual a la suma de todos los demás Estados del mundo, con una moneda de referencia que le da el control de la economía mundial, con redes de reclutamiento de las élites mundializadas, con un poder mediático y cultural global, la oligarquía financiera norteamericana le hace la guerra a los pueblos libres en el doble escenario de la información y la geopolítica.
Arrastando a la UE en su huella, los EEUU dibujan la cara de los “buenos” y de los “malos”, viola nuestras conversaciones y datos privados, bombardea, invade o destruye por la guerra civil y el embargo los Estados que se les resisten.
Pero a la guerra geopolítica que esta oligarquía occidental lleva a cabo contra Rusia y contra la independencia de los europeos se añade la guerra ideológica. Ayer, las revoluciones “coloreadas” en Georgia y en Ucrania, hoy las Femen, las Pussy Riot o el matrimonio homosexual en Francia, no son otra cosa que la expresión de un único y mismo fenómeno: la alianza del mundialismo occidental con el nihilismo anarquista, esta ideología destructiva que, bajo formas variadas en la Historia, no ha dejado de atacar a los fundamentos de la civilización, la dignidad de la persona, la familia y la nación soberana.
Aunque es ultra minoritario, este nihilismo anarquista controla ampliamente los medios de comunicación occidentales, aterroriza la clase dirigente europea y goza del apoyo financiero de los círculos de negocios mundialistas y pro norteamericanos.
Frente a esta nueva forma de terrorismo, para defender el mundo multipolar que queremos, único garante de una paz global y justa, el tiempo ha llegado de constatar que una nueva bipolaridad ideológica se sobrepone a la multipolaridad geopolítica.
La nueva bipolaridad pone cara a cara, en un enfrentamiento que se va a amplificar, de un lado un totalitarismo planetario que destruye simultáneamente la familia y la nación, reduciendo a la persona a un mero consumidor esclavo de pulsiones mercantiles y sexuales, y del otro lado, unos pueblos traicionados por sus élites, aletargados ante la pérdida de soberanía y la inmigración masiva, pero que el ataque a la familia empieza a despertar.
¡Pero cuidado! Frenado sobre el terreno geopolítico, gracias a la multipolaridad, el proyecto mundialista trata de tomar nuevo impulso con una nueva ideología revolucionaria.
En este nuevo combate, Señoras y Señores Diputados, aquellos que no quieren del escudo antimisiles norteamericano, de la dominación de la OTAN, de la guerra contra Siria e Irán, están en el mismo bando de aquellos que rechazan la pérdida de soberanía, el gran reemplazo de población, las Femen, la teoría del género, el matrimonio homosexual, y muchas más mercantilizaciones del cuerpo humano.
Señoras y Señores Diputados, es con el Presidente Putin y todas las fuerzas vivas de Rusia que vuestro país ha emprendido una recuperación sin precedente en el terreno militar, geopolítico, económico, energético y espiritual, que provoca la admiración de los patriotas franceses.
Los patriotas del mundo entero, apegados tanto a la independencia de los pueblos como a los fundamentos de nuestra civilización, vuelven en estos momentos su mirada hacia Moscú.
Llenos de esperanza ven a Rusia legislar contra la promoción pública de la homosexualidad, contra el riesgo de adopciones internacionales de niños rusos por parejas de un sólo sexo y contra la injerencia de OGNs nihilistas y manipuladas por las redes norteamericanas.
¡Señoras y Señores los Diputados, Rusia se ha convertido en la esperanza del mundo contra el nuevo totalitarismo! ¡Ha llegado el tiempo de formar, alrededor de Rusia con los patriotas de todos los países, la Internacional de todos aquellos que aman su identidad, su familia y que se oponen a que la persona sea reducida a una mercancía!
¡Viva la civilización, viva Rusia, viva Francia!



¡VIVA RUSIA!

Por Armando Robles 

Reviviré este verano en Sérguiev Posad, el centro espiritual de la Iglesia ortodoxa rusa, mis largas estancias en aquel país por motivos casi siempre informativos. Amo la Rusia más profunda, salpicada de pintorescas domas y donde los abedules emergen, inmensos, sobre los ribazos. Me encanta esa Rusia que siempre ha sabido resurgir de todas las tragedias, de todos los invasiones, de todas las modas, para seguir siendo el mismo pueblo al que vuelvo y donde encuentro sentido a muchas cosas que en el resto de Occidente ya han dejado de tenerlo.
Las entidades mundialistas presionan para que los rusos bailen al son de su música masónica y se sumen al alegre coro de unos políticos sin alma. Espero que Rusia diga ‘no’ y se abstenga de caer en la trampa de considerar un anacronismo el apego a su pasado y a sus raíces y mucho menos renunciar a su fe, que no es ni será nunca la fe de esta Europa babélica, zafia y desalmada en la que ya apenas me reconozco.
Lo que diferencia a una parte de Rusia de esta parte de Europa es que para esa parte de Rusia no hay alianza posible entre una fe y una duda. Con independencia del cúmulo de circunstancias que alimentan el preocupante conflicto que mantiene Europa consigo misma -una política de inmigración irresponsable y caótica, una globalización sin rumbo, un laicismo extremo, un intervencionismo agobiante que debilita los lazos familiares e infantiliza a sus benefactores y un consumismo que crea expectativas imposibles-, lo que subyace a ese enfrentamiento es el vacío moral de Europa, el abandono y la negación de lo que nos es propio.
La Historia nos enseña que las civilizaciones no mueren cuando decae su poderío económico, sino cuando pierden su alma. Europa y Estados Unidos se han rendido al más estúpido de los dogmas: el multiculturalismo, según el cual cualquier cultura es tan válida como cualquier otra, con el añadido tácito y masoquista de que cualquiera es mejor que la nuestra, de que el odio que nos profesamos a nosotros mismos es lo que nos induce a vernos reflejados en ese demagogo infame y abyecto de Illinois, oscuro títere del poder económico y masónico en la sombra.
La integración de Rusia en este marasmo europeo conllevaría la negación de sus raíces y sería, más que una mentira y un error, el suicidio de aquel grandísimo país. Se entiende entonces la ofensiva contra Rusia de los líderes menos aconsejables del planeta, españoles incluidos. Si mi añorado Sérguiev Posad hace lo contrario que el Vaticano y es capaz de mantener el alma rusa a salvo de las embestidas del ‘nuevo orden mundial’, es posible que no todo esté perdido.
Entre tanto, entre aldea y aldea, encuadradas por inmensas frondosidades blancas, se extiende la riqueza cultural, espiritual y antropológica de un pueblo con alma que acata con orgullo y esmero la tradición de la madre Rusia.

Fte: Alerta Digital

1 comentario:

  1. CREENCIA EN UNA CULTURA FANTASIOSA
    ¿A qué se debe que muchos gringos crean en tantos super héroes, tengan tantos x men, hagan tantos cartoons?
    ¿Por qué se hacen tantos juguetes bélicos? Hasta fantasean jugando con billetes de amentiras que se dedican a emitir en la imprenta sin límite que tienen.
    Fisgonean y a eso lo llaman espionaje.
    Invaden a otros en nombre de su seguridad y entonces qué pasa con la seguridad de los otros.
    Tienen muchas sectas y creen que el diablo se llama Moloch.
    ¿Por qué ven tantos enemigos que no existen si sus fronteras son prácticamente agua?
    ¿A qué se debe esa actitud irresponsable e inmadura para la cual hacen y respaldan con grandes instituciones?
    Creen en muchos sueños pero destruyen la realidad de otros.
    Pretenden dar ejemplo pero quien puede ser tan rico como los sionistas.
    Creen que la pobreza y la gente de escasos recursos se acaban con guerras en lugar de ponerlos a planificar para que no engendren tanto.
    Confabulan y creen que la gente es tonta.
    La paz, la seguridad, la libertad, el respeto y la riqueza deben ser un bien común y no para unos cuantos, si se aplica esto los violentos desaparecerán.
    Internamente son admirables pero no tanto así su política exterior.
    Y por último, ¿cúal es la creencia con el haarp?

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...