martes, 11 de junio de 2013

ESTADOS UNIDOS OBAMA Y XI ABREN UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

Visita. El presidente chino Xi Jinping escucha a su colega estadounidense Barack Obama durante su encuentro en Estados Unidos.























EL LÍDER CHINO COMPARÓ EL ENCUENTRO CON LA VISITA DE RICHARD NIXON A SU PAÍS EN 1972

La cumbre de presidentes entre el estadounidense Barack Obama y el chino Xi Jinping sentó las bases este fin de semana de un nuevo marco de relación entre las dos grandes potencias mundiales cuyos gobiernos tienen en sus manos el futuro de la geopolítica internacional de este siglo.

Más allá de los acuerdos puntuales, que los hubo, destacaron las formas en las que transcurrió el encuentro bilateral, lejos del ruido burocrático de Washington y Pekín, sin corbatas y parafernalias de visitas de Estado, en un ámbito casi privado diseñado así para que ambas partes hablaran con “franqueza”. Obama y Xi pasaron el viernes y el sábado recogidos en una suntuosa propiedad de Rancho Mirage, en pleno desierto del sur de California, donde la temperatura del mes de junio rebasa los 40 grados, un calor que contrastó con la voluntad de enfriar tensiones y tender puentes mostrada por los mandatarios.

Esta cumbre, que bien podría calificarse del entendimiento, escenificó una vuelta a la bipolaridad en un mundo multilateral donde dos países sobresalen por encima del resto, como ya ocurriera durante la Guerra Fría, si bien es ahora China y no la URSS quien ejerce de principal contrapeso a EEUU. Xi se encargó de significar la trascendencia de la cita, que comparó con la visita de Richard Nixon a su país en 1972 y que supuso la normalización de las relaciones entre China y EEUU.

El asesor de Seguridad Nacional de Obama, Tom Donilon, coincidió en la singularidad del evento, cuyo único precedente en términos históricos fue el encuentro que mantuvieron en 2002 George W. Bush y Jiang Zemin, si bien en aquella ocasión el presidente chino estaba al final de su mandato y la conversación fue de apenas 2 horas. Obama y Xi pasaron dos días juntos y 8 horas de reunión, y ambos tienen aún varios años por delante en sus respectivos cargos.

En el trasfondo de esta cumbre, dijo Donilon, estaba poner los medios para que la relación entre los dos gobiernos “no se deteriore innecesariamente” por “rivalidades estratégicas” y establecer una vía fluida de comunicación entre los respectivos mandos militares. Una idea que revive el concepto del teléfono rojo con Moscú.

“Una visión que tiene alguna gente en EE.UU. y China es que un poder en alza y un poder establecido están destinados al conflicto de alguna forma. Que se trata de una dinámica inexorable. Nosotros rechazamos esto y el gobierno chino también.

AGUAS DESCONOCIDAS EN EL INICIO DEL DIÁLOGO

 Estados Unidos y China navegaban en “aguas desconocidas” cuando abordaron el polémico tema de la ciberseguridad, dijo el presidente Barack Obama luego de la ronda inicial de pláticas con el presidente chino Xi Jinping en California.

Tanto Obama como Xi evitaron acusarse directamente de ciberespionaje. Pero ambos reconocieron la necesidad urgente de hallar un enfoque común para el problema.

No tenemos la clase de protocolos como en los temas militares y armamentos, donde las naciones tienen mucha experiencia en tratar de negociar lo que es aceptable y lo que no”, dijo Obama en conferencia de prensa con Xi la noche del viernes en una hacienda del desierto de California.

La sesión de preguntas y respuestas con reporteros fue enmarcada por más de dos horas de pláticas privadas y una cena de trabajo. Obama y Xi volverán a reunirse el sábado para otra ronda de conversaciones en la primera cumbre entre los mandatarios desde que Xi asumió su cargo en marzo.


Funcionarios de Estados Unidos describieron la relajada cumbre en California como una oportunidad para que Obama y Xi sostengan pláticas francas y fluidas sobre los miles de temas que definen la relación entre ambos países.

Fte: Listin Diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...